Mostrando resultados del 1 al 13 de 13

Tema: Los riesgos de las adopciones ilegales

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Los riesgos de las adopciones ilegales

    Brujita
    Escrito el: 27 - Marzo - 2006 a las 18:09

    Hay un video en [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

    Los riesgos que conllevan las adopciones "informales"
    Existen casos de madres que optan por tener a su guagua y entregarla en adopción, pero que también se hace de manera informal. Esta práctica puede traer graves consecuencias, sobre todo, cuando esas madres intentan recuperar a sus hijos.

    Hace poco más de dos meses, Ana Olmedo, de la localidad de La Estrella, en la Sexta Región, tomó la decisión más complicad de su vida. No quiso hacerse cargo de su hijo. El difícil momento económico por el que pasaba su vida la hizo pensar en entregarlo para que alguien más le diera el amor que él merecía.
    La confidente de su deseo oculto fue una vecina quien le contó a otra, y de boca en boca la noticia llegó a Santiago. Un matrimonio que no podía tener hijos biológicos estaba dispuesto a cuidarlo el resto de su vida.
    Según la mujer, "no sé qué me pasó en la mente para hacer esa estupidez".
    Juan de Dios Quintero se puso en contacto con Olmedo, se vieron, y después de firmar un documento en una notaría e inscribirlo en el Registro Civil, la guagua pasó a tener nuevos padres.
    El pequeño partió a Santiago, pero antes la mujer recibió 60 mil pesos.
    "Él se hacía cargo de la guagua, en educarlo, alimentarlo, darle un bienestar, salud. En el documento yo no sabía que estaba firmando eso", aseguró Olmedo.
    Todo se complicó. A Ana el remordimiento no la dejó tranquila y decidió denunciar lo sucedido a la Fiscalía de Litueche. Luego de revisar los antecedentes, se determinó que Quinteros debía ser investigado por entrega fraudulenta de un recién nacido.
    El sujeto afirmó que "lo único que nosotros hicimos fue tratar de adoptar a un niño. Tratamos de hacer todo dentro de lo legal y si no fue así fue sólo por ignorancia".
    El 23 de marzo el tribunal fijó 60 días para investigar el caso. Sin embargo, el cuidado del menor quedó a cargo de Quinteros y su señora, Gabriela Suazo, quien aseguró que lo defenderá a como dé lugar.
    Rosa Bugueño no puede tener hijos biológicos. Cuenta que el 2001 este sueño se le hizo realidad. Como miembro del departamento social de la Municipalidad de Salamanca supo de un niño que prácticamente estaba abandonado en un hospital de la zona. Habló con su madre y, de mutuo acuerdo, firmaron un documento donde supuestamente quedaba establecido que el pequeño quedaba a su cuidado.
    Durante cuatro años, el pequeño creció a su lado hasta que el 2004 una llamada la cambió la vida a esta familia. La madre biológica le comunicó que iniciaría un juicio para recuperar lo que es suyo.
    Para Rosa, "el bien superior del niño es que se vaya con una madre que no conoce, es una mujer que nunca se ha acercado, ni si quiera sabe qué edad tiene el niño".
    El Tribunal de Letras de Illapel resolvió que el menor volviera con su madre biológica. Rosa Bugueño se acercó a la Corporación de Asistencia Judicial para pedir ayuda. Tuvieron tiempo para apelar, pero acusan que la abogada que llevaba el caso presentó los documentos fuera de plazo sin posibilidad jurídica de revocar la decisión. Sólo esperan que se cumpla el dictamen.
    Los padres del niño dicen que no sólo ellos sufrirán con la decisión del tribunal. Aseguran que nadie le ha preguntado la opinión al pequeño que dentro de poco cumplirá cinco años.
    "Aquí lo más importante es que quien resuelve es el tribunal y las resoluciones deben acatarse", explicó Ana Casas, del departamento de adopciones del Servicio Nacional de Menores (Sename).

    <!-- Signature -->
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    Sabina
    Escrito el: 27 - Marzo - 2006 a las 21:03
    Ufffffffff...........
    lo horroroso es que en estos casos el costo no es sólo para los padres, sino para el niñ@


    karen
    Escrito el: 27 - Marzo - 2006 a las 21:19
    Yo vi los reportajes me dieron mucha pena y como dice Deborah lo peor es para el niño.
    Hay que informarce antes de cualquier decisión


    Florencia
    Escrito el: 28 - Marzo - 2006 a las 08:07
    Yo no vi los reportajes, pero me parece que todo aquello que dañe a un niñ@ es simplemente algo que hay que evitar. No quiero ni imaginarme el dolor que sentirá el chiquito ese que tendrá que dejar a los padres con los que se crió toda su vida... no entenderá nada. Aparte de darme pena estas cosas me dan rabia, porque uno como adulto no puede permitir que el deseo o la ansiedad de ser mamá la lleve a hacer cosas que después lastimarán al niño y que además son ilegales!!!!!


    BRUJITA
    Escrito el: 28 - Marzo - 2006 a las 08:19

    Exactamente Florencia! ese es uno de los puntos de fondo!


    SOLE
    Escrito el: 28 - Marzo - 2006 a las 08:32

    Lamentablemente casos como esos hay muchos, otros en los que jamás se regula la adopciones de los niños y siempre permanecen en tutoría legal, lo que además a futuro les causa un menoscabo psicológico, por no tener el apellido de quienes sienten son sus padres.
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:03:48
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    BRUJITA
    Escrito el: 11 - Julio - 2006 a las 09:45

    Copio un post de Josesita:

    Los Riesgos de la Adopción Directa<?:NAMESPACE PREFIX = O /><?XML:NAMESPACE PREFIX = O /><O:P></O:P>
    Verdaderamente el nombre de la adopción directa es adopción abierta y consiste en que la madre biológica entrega en forma directa a su hijo a los futuros padres adoptivos. Es abierta porque ambas partes tienen conocimiento cabal de quien es el otro, pueden saber su dirección, nombre, etc., todo lo que uno quiere contar y lo que el otro puede averiguar. En países como USA es una de las formas de adopción aceptada, sin embargo en Chile no es aceptada por la legislación. En nuestro sistema el tipo de adopción que existe es adopción cerrada, es decir, en que no conocemos a la madre biológica y ella no tiene mayores antecedentes de los padres adoptivos, esto por un afán de seguridad del menor y de la familia adoptante, ya que se pueden dar situaciones muy desagradables, incluso de acoso. Habitualmente cuando los niños están en un hogar de menores o una institución similar, ésta, por regla general, no hará entrega de los menores hasta que se haya declarado la susceptibilidad de adopción y por parte de los padres adoptivos exista la declaración de idoneidad.
    La susceptibilidad de adopción es un trámite que se realiza en el Tribunal de Familia en que se declara que el niño puede ser adoptado, tras haber renunciado la madre a sus derechos. La madre tiene 30 días desde el momento que manifestó su voluntad de darlo en adopción para retractarse, luego de esto ya nada puede hacer y se declara la susceptibilidad de adopción.
    La importancia de esto radica en que si se entrega un menor antes de estar listo este proceso o si la entrega se hace en forma directa, se corre el riesgo de que la madre se arrepienta y en el último caso, una de las situaciones que se puede presentar es que denuncie a los padres adoptivos por sustracción de menores, lo que es un delito sancionado con pena de cárcel…y aquí empieza el problema de tener que demostrar en tribunales que en realidad la madre nos entregó al niño bajo su propia voluntad. En casos más graves puede incluso configurarse otro delito que es la suplantación de parto, esto es que la madre adoptiva se haga pasar por la madre biológica, como que ella tuvo al niño, lo que también es un delito.
    Aquí el más dañado es el niño, ya que se ha acostumbrado a su hogar adoptivo y muchas veces hasta que se zanja la discusión en tribunales queda en un hogar transitorio.
    Lamentablemente en nuestro país en algunos casos se realiza la adopción abierta por desconocimiento o por la desesperación de no poder adoptar y del largo tiempo que se demora el proceso, cayéndose en irregularidades, ya que se aprovechan de un resquicio legal. La ley permite que quienes hayan tenido bajo su cuidado a un menor por largo tiempo puedan solicitar su adopción. Esto tiene su fundamento en situaciones de hecho que ocurren principalmente entre familiares, en que algún pariente se queda a cargo del niño, como tíos o abuelos, y finalmente optan por la adopción. La idea de la ley es regular una situación ya existente en que se privilegia que el niño quede en la familia biológica, pero muchas veces hay gente que se aprovecha de esta norma para adoptar en forma directa y saltarse los largos procesos que existen al hacer el trámite a través del SENAME o de las otras instituciones autorizadas para intervenir en los procesos de adopción. Incluso las Convenciones Internacionales regulan este tema como una situación de excepción, ya que lo que le interesa a la ley es la protección de los menores, y es por esto que todas las leyes relacionadas hablan y buscan el interés superior del niño, no el nuestro como padres que queremos ser.
    Quienes realizan la adopción de esta forma finalmente igual se deben someter a los procesos de declaración de idoneidad y esperar la susceptibilidad del menor, pero perjudican a quienes sí han hecho todo de acuerdo a como lo establece la ley, y lo que es peor abusan de una norma que está establecida con otros fines.
    Recuerden que lo que se busca son padres para un niño y juntos formar una familia, no niños para unos padres.
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales


    Escrito el: 11 - Octubre - 2006 a las 18:46

    Esto estaba en otra carpeta, y lo copio aquí

    Caso de interés público:

    Joven madre recupera a su hija, adoptada de forma irregular

    Deprimida e instigada por su familia y su ex pareja a abortar, la mujer decidió dar a la lactante en adopción. Su psiquiatra la convenció de entregarle la pequeña a una conocida suya. Arrepentida tras hacerlo, contactó a Fundación Pro Bono, que derivó el caso a la abogada Marisol Valladares. La rápida y acertada intervención de la profesional hizo que la pequeña sólo estuviera tres semanas alejada de su progenitora.
    Dos víctimas

    La abogada Marisol Valladares reconoce que el caso le tocó profundamente, tanto por su condición de madre como por la fragilidad y desprotección en la que vio sumida a Lorena.
    Admitió que al principio asumió una actitud agresiva frente al caso, pensando que estaba frente a una red de adopciones ilegales. Eso cambió al escuchar la versión de la familia receptora. En especial la de la otra hija –también adoptada-, que anhelaba tener una hermanita.
    A su juicio este caso tuvo dos víctimas, dos mujeres cuya fragilidad (por la situación que atravesaba, una, y por el anhelo de tener una bebé, la otra) fue aprovechada por los intermediarios, cada una de las cuales sufrió la pérdida de un hijo.


    Veinte días transcurrieron entre que Lorena (22 años) entregara a su hija recién nacida a la salida de una Clínica en Vitacura y que ésta le fuera devuelta en las inmediaciones de la feria de artesanos del Apumanque. Casi tres semanas que, por suerte para ella, tuvieron un final feliz.
    Su historia se inicia a principios de 2005, cuando descubre que está embarazada de su pareja y padre de su otra hija, un joven con antecedentes, en rehabilitación por drogas y del cual se acababa de separar a causa de maltratos físicos.
    Sus padres no recibieron bien la noticia y la instaron a abortar, amenazándola con echarla de la casa. Pese a la insistencia de éstos y de su ex pareja, ella decidió seguir adelante con el embarazo, pero empezó a rondarle la idea de dar a la niña en adopción.
    Gracias a la condición de uniformado de su padre, Lorena pudo acceder a la ayuda psiquiátrica de una doctora que trabajaba en un hospital de las Fuerzas Armadas, quien al escuchar su historia le indicó que ella conocía a alguien que podía estar interesada en adoptar a su bebé.
    La contactó entonces con una asistente social que ofició de intermediaria. Allí le ofreció un trato: la madre adoptiva correría con todos los gastos del parto y le entregaría una mensualidad de $80.000 para que ella hiciera frente a sus gastos y "se cuidara". Parte de ese dinero Lorena tuvo que entregárselo a sus padres, a modo de "pensión".


    Punto de quiebre

    La joven admite que su decisión comenzó a flaquear al momento de ver a la niña y tenerla en sus brazos. No obstante, a la salida de la Clínica la entregó a la madre adoptiva, quien la estaba esperando junto a la asistente social.
    "El día del alta salí con mi bebé en brazos y tuve que entregarla. Yo veía como se iba la señora con mi bebé. Y yo quedé afuera de la clínica, sin mi hija, y totalmente en blanco porque mi psiquiatra (la misma que inició los contactos) me había dado pastillas", recuerda. Agrega que unos días después fue al registro civil y la inscribió con el nombre que le indicaron y el apellido de la pareja de la madre adoptiva y que luego fue a una notaría y firmó una tuición.
    Advierte que cuando dejó los medicamentos que le recetó la doctora comenzó a desahogarse y darse cuenta de lo que había pasado. Al verla sufrir, sus padres le dijeron que la apoyarían si decidía recuperar a su bebé. Inició su peregrinación en busca de ayuda, hasta llegar a Fundación Chile Unido, que la contactó con Fundación Pro Bono.
    El caso lo asumió Marisol Valladares, de Colombara Olmedo Abogados, apoyada por la procuradora Catalina Novoa. En su experiencia laboral en el Servicio Nacional de Menores, la profesional enfrentó casos de similar índole, por lo que pensó que se trataba de una red organizada de adopción ilegal.
    Por eso sus primeras medidas fueron solicitar una orden de entrega inmediata, para lo cual pidieron una audiencia al juez y una orden de búsqueda y arraigo. Consideró probable que la madre adoptiva utilizara un camino bastante habitual antes de la reforma de la ley de adopciones: sacar a la niña del país, esperar un tiempo y luego tramitar una adopción "de hecho".
    Afortunadamente para Lorena, la otra familia no quiso dar batalla en la corte y poco después de ser notificada entregó a la niña algunas cuadras más allá de donde la había recibido.


    Ayuda invaluable

    Además de la asistencia legal, Lorena valoró enormemente el trato que recibió de parte de su abogada. "Ella estaba siempre llamándome, aunque no nos dieran la hora en el tribunal. Siempre preocupada de mí, de irme contando todo lo que pasaba", recordó.
    Admitió que de no haber contado con la ayuda prestada por la profesional, su bebé no estaría ahora con ella. "No podría haber hecho nada de esto si no hubiera tenido esta ayuda. Nunca podría haber pagado un abogado; entonces, no habría recuperado nunca a mi hija", enfatizó.
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:03:35
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales


    Escrito el: 11 - Octubre - 2006 a las 18:47

    A propósito del aviso publicado en la prensa que nos comentaban en otra carpeta. etc., subo esta carpeta.

    Recordemos que en Chile el único sistema de adopción legal es vía Sename o sus instituciones acreditadas.

    Como decían más arriba

    Recuerden que lo que se busca son padres para un niño y juntos formar una familia, no niños para unos padres.
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:03:18
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales


    Escrito el: 17 - Octubre - 2006 a las 10:16

    A propósito de las otras consecuencias que generan las "adopciones" fuera del marco legal, un artículo muy interesante de Eva Giberti, que habla de las cosnecuencias en el niño/a

    La falsa inscripción del niño, la necesidad obtura al deseo
    Eva Giberti
    Los riesgos que-en materia construcción de su subjetividad - corre la criatura así inscripta , si los adoptantes mantienen esa política de apetencia y necesidad del niño-objeto-para-su -satisfacción , bordean la aparición de personalidades "como si" , con una psicopatología centrada en lo ficcional de sus comportamientos.
    Son criaturas a las que se les obtura su derecho de desear como sujetos, porque para poder desear como quien cada uno sea, es preciso ser. Estos adoptivos están lesionados en su ser original debido a la perentoriedad de esa apetencia parental que le fué impuesta. Esta circunstancia no necesariamente habrá de coagularse en una desdicha estructural que volcanice la existencia del adoptivo ,incendiándolo sin remedio; pero informa acerca de quienes lo criaron, de las personas con las que convive.
    La relación entre ese hijo y sus padres ,las configuraciones vinculares que componen su mundo relacional se conviertan a veces en una fachada que encubre un vínculo vacuo , inconsistente, con apariencia de comunicación parental- familiar. Aquello que comenzó con el imperio de la necesidad y las "ganas de" puede finalizar en la robotización de quien cuenta con méritos y capacidades que lo diferencian de una máquina inteligente.( Maldavsky D., 1997 y Giberti E. 1997).
    Esta manera de vincularse no es específica de las adopciones ; se la rastrea en otros modelos vinculares que describen el desencuentro entre padres e hijos.Lo que sucede en el modelo que describimos es que la ilegalidad de la inscripción y la elección que conduce a estafar al canon provisto por la cultura , añaden a la interacción familiar un componente de astucia que los padres difícilmente logran reconocer como peligroso : ellos satisficieron su necesidad de tener un hijo y lo demás no cuenta. En "lo demás" se entorna la puerta que los adoptivos no podrán transponer cuando intenten reconocerse como descendientes de un origen que les pertenece . Entonces estos hijos advierten que la astucia parental careció de reflexión para preveer el futuro filial. En esta circunstancia no hubo ética del deseo en juego, sino la búsqueda hedónica de una satisfacción que fuera capaz de paliar el intenso dolor de la concepción imposible.
    Las necesidades cubren el espectro de la comida, el abrigo, el sueño, el descanso, todo aquello que se entiende como calidad de vida dentro de los ámbitos de nuestra cultura. Son equivalentes al apetito y tienden a ser satisfechas cuando se alcanza el objeto, la cosa que colma esa necesidad: en ese lugar es posicionado el hijo adoptivo por estos padres .Esa satisfacción conduce al placer por tomar una decisión sin atravesar por un conflicto ético cuando se plantean dudas o paradojas.
    Los adoptantes que adoptan de manera ilegal son paradigmáticos de esta posición : ellos pretenden- y logran- satisfacer su necesidad de hijo sin pensar en los efectos que dicha ilegalidad tendrá en un futuro sobre el destino de ese niño, cuando su deseo lo impulse a saber cuál fué su origen, ya que las adopciones ilegales borran todo rastro para un rescate posible del mismo ( al hablar de rescatel no quwremos decir que ello implica que los adoptivos busquen concretamente a su madre del origen, sino que sueñen, imaginen hacerlo, salvando por lo menos, el nombre y el lugar de nacimiento de esa mujer).El deseo en sentido platónico y hegeliano se asocia con la autoconciencia o conciencia de sí, autoconciencia de saberse sujeto :es el punto en el cual la carencia de datos y de posibilidades para obtenerlos limitará la autonciencia estructurante de sujeto .
    Es posible distinguir entre apetito o necesidad de hijo destinado a satisfacer el vacío personal que puede sentir un adulto estéril, del deseo de hijo como aspecto conciente de la autoconciencia parental que apunta a acompañar a una criatura en su desarrollo , aceptando las diferencias que pudieran aparecer entre ellos , dado que ese niño comenzará por indagar acerca de origen del cual el adoptante estuvo ausente .
    Diferenciamos este deseo concebido en términos de autoconciencia , del deseo regido por la pulsión , el deseo de lo inalcanzable y lo incolmable ,como lo concibe el opsicoanálisis , que no se ciñe a desear un hijo, sino que abarca en su complejidad la vida toda del sujeto y no solo su relación parental.
    El deseo , en cualquiera de sus vertientes, tiende a transgredir aquello que ha sido impuesto por la norma; pero en su versión asociada con la autoconciencia es capaz de reflexionar .reflexión que permite soportar la transgresión en el límite y gestar la propia norma, instituírla para sí, en la dialéctica de la autonomía , sin que ello signifique afirmar que "el deseo es todo". La autoconciencia es la que marca esa frontera sin desoir la voz del deseo como transgresor.
    Si la norma conduce a la adopcion legal,en cambio la necesidad de hijo lleva a transgredirla inscribiendo a un niño concebido por otros en la libreta matrimonial de los adoptantes. En cambio, cuando la necesidad de hijo se impone , pero la autoconciencia conduce a no transgredir , encontramos a quienes inscriben legalmente, aunque mediante los escribanos . O sea, el deseo que ha sido capaz de inducir reflexión en el nivel de la autoconciencia , indicó que más allá de la necesidad, "mejor recurrir a la ley" en este caso representada por los escribanos. Pero se trata de una ley intermediaria ya que es frecuente que estos trámites encubran deficits procesales.
    La necesidad, el apetito de hijo fué sustituída por una representación legal, el escribano, que aparece cuando el deseo de hijo adoptivo advierte la transgresión que implicaría una sustitución de identidad (delito para la ley) si se inscribiese como concebido por los adoptantes .
    El tráfico con niños ,paradigma de sustitución del deseo de hijo adoptivo por la necesidad de hijo
    La costumbre tiende a satisfacer la necesidad de quienes no pueden concebir "consiguiendo" una criatura mediante diversas modalidades; una de ellas es traficar. Mediante este sistema se "obtienen " niños con mayor celeridad que la podría esperarse de los trámites jurídicos.
    Se procede según dicha necesidad cuando no es posible tolerar las limitaciones de los tiempos tribunalicios ya que éstos provocan displacer y a veces sufrimientos .Ante la imperiosidad de su exigencia , que actúa como presión psíquica displacentera, adhieren a procedimientos delictivos que aniquilan el tiempo de la espera legal. Es poco probable que los adoptantes que siguieron este trayecto sientan o admitan que han delinquido; no reconocen haber violado la ley porque se escudan tras la hipótesis que postula la ventaja que esa adopción le traería al niño, además de la inmensa felicidad que significaría para ellos.
    La concepción ética que sustentan aisla los mandatos de la ley de la figura de un recién nacido ; no asocian a esa criatura con un ciudadano o ciudadana , al mismo tiempo que se conceden a sí mismos la autorización para hacerse cargo de un bebe que no concibieron porque consideran que su desdicha es lo suficientemente importante como para que se les excuse cualquier maniobra. Estiman que esa desdicha los convierte en excepcionales lo cual les otorgaría derechos que de los que otros carecen. (Freud
    Los modos de traficar son múltiples y oscilan entre quienes pagan miles de dólares a los agentes distribuidores de niños, hasta quienes se limitan a "pagar el parto" según afirman en la consulta. En el medio de ambos , qienes ejercen función de almas nobles e intervienen para que " una buena familia" se ponga en contacto con la muchacha que quiere desprenderse de su criatura, trámite que realiza para mayor gloria de dios- según su creencia- y sin recibir dinero. Son diferentes formas de la ilegalidad en las que se incluye el robo de niños.
    Aunque no es posible poensar en un ser humano en condición de mercancía, ése es el efecto simbólico cuando se canjea a los niños por dinero, convertidos entonces en valor de cambio. Por su parte, quienes cobran por esta actividad argumentan :"Gano dinero y además hago feliz a una pareja y alivio a la chica que lo tuvo " , en un singular abordaje de la eticidad. Una vez que la criatura ha sido canjeada por dinero, ¿cómo transitará desde su condición de plusvalía social a su calidad de sujeto de deseo? Una vez que se ha pagado por él, el niño se incluye en un imaginario que lo cosifica de donde su función como hijo estará regulada por la necesariedad, por ser necesario para sus padres, y les devolverá, en espejo, esa calidad en la que fué inmerso.
    Al intermediar con dinero los padres le pagan a un tercero excluído , aquél o aquella que " consiguen" al niño y no a un tercero incluído, el Estado mediante sus leyes que sólo cobrará lo que algún sellado o fotocopia indique.
    Mediante estos procedimientos se bloquea la posibilidad de que el adoptivo pueda conocer su origen, ya que la mujer que lo entregó se sumerge en el olvido.El hecho no es ajeno al interés de los adoptantes que precisan contar con dicha la ausencia inapelable : ellos son quienes rechazan toda información acerca de ese origen . Inauguran la ilusión del hijo concebido por ellos, aunque decidan informarle que es adoptivo : la ilusión se transforma en fantasía de falsedad puesto que el dato concreto figura como inscripción en el registro civil.
    La ilusión de los adoptantes busca sustituír la realidad, para ellos insoportable fracasado el intento de concebir ,pero el deseo de concebir se mantiene y es el que genera dicha ilusión como exigencia destinada a satisfacer el proyecto previsto por ellos. La inscripción ilegal del niño completa un circuito que comenzó imaginando un hijo,que continuó con la evidencia de su imposibilidad y al decidirse a adoptarlo sin mediación legal , generaron la ilusión sustitutiva de hijo propio.
    A partir de allí sostendrán que "es lo mismo" haberlo adoptado legal que ilegalmente, e insistirán en que no se producirán consecuencias, o sea, producirán una creencia . Sin embargo día tras día se enfrentarán con lo que no es, experiencia por la que también atravesará el niño.
    La ilusión aparece acompañada por una vivencia omnipotente :"Yo lo conseguí, yo pude tenerlo más rapido que otros / as" y se aposenta en mecanismos de negación de la realidad.
    El niño que resulta de este procedimiento fué arrasado de su historia para ingresar en el estatuto de una cosa que se canjea para obtener la satisfac ción de la necesidad de los adoptantes. Reproduce el orden del esclavo ,pero con la diferencia - y ventaja- para los pueblos de la Antigüedad, que ellos sí creían que los esclavos eran cosas comprables y vendibles.
    En este ejemplo está comprometida la ética del deseo a punto tal que no podemos enunciarla, pero sí aparece otra índole de ética, de corte fundamentalista , que discierne entre lo que está bien y lo que está mal a partir de la discriminación de otros. La discriminación recae sobre la mujer que gestó al niño, ya que es a ella a la que los adoptantes se niegan a registrar como la progenitora del hijo ; es decir, generan un mecanismo de exclusión social.O sea, estas prácticas se inscriben en la categoría de las violencias sociales contra el niño.
    Los adoptantes- tendríamos que deliberar si se los puede denominar de ese modo- ponen en juego la ética hedonista del : " hago porque quiero" y encuentran argumentos que estiman válidos para defender su decisión.El trabajo profesional con ellos se enrarece cuando las interpretaciones de lo que les sucede , comienzan a diseñar la negación -y a veces la desmentida- respecto de su imposibilidad para concebir y la sustitución de esa imposibilidad por una ilusión de hijo biológico.
    La respuesta inmediata es de rutina y se la encuentra también en quienes adoptaron legalmente: "Para nosotros es lo mismo que si lo hubiesemos tenido(concebido) " , es decir, la defensa psíquica busca su reaseguro verbal ; cuando se trata de adopciones ilegales la respuesta intenta " esclarecer " a la terapeuta para que no crea que esa ilegalidad protagonizada por ellos podría tener relación con los trastornos del hijo. En oportunidades uno de los dos padres reconoce lo que denominan "el error que cometimos" y pueden recrear las escenas que poblaron los vínculos tempranos con el hijo, cuando la ilusión de hijo biológico era persistente y constituyente de ese vínculo.
    Comprenden que la ilegalidad del procedimiento encubría la pretensión de borrar a la progenitora del niño , suponiendo que de ese modo en él no existiría deseo de conocerla .O sea, decidieron a propiarse del deseo que el chico pudiera tener acerca de esa mujer "Si no se sabe nada de ella, ella no existe,luego no habrá busqueda".Pero habrá deseo por parte del niño como lo evidencia su insistencia por conocerla.
    Ellos gestaron la imposibilidad,imaginando que esa imposibilidad anularía el deseo del chico, sin suponer que lo inalcanzable es motor del desear . Transformaron en imposible lo que para otros niños- adoptados legalmente- es posible(saber quién era la progenitora). Y de ese modo consagraron el deseo al tornarlo definitivamente imposible de ser realizado. Ellos gestaron un imposible que no era el imposible que le hubiese "correspondido" al niño si él hubiese podido saber de dónde proviene. El intento de apropiarse del deseo del otro, por parte de los adoptantes , construye una figura aciaga para el niño, quien desde el vaciamiento de su origen concibe a su madre del deseo que nace calibrada por su anhelo de saber .
    Es posible que el niño no alcance a conocer lo que pudiera desear, pero ese desear lo conducirá-o le permitirá vivir- según ese deseo que lo estructura(aunque no lo conozca) , sin depender exclusivamente de las normas -o expectativas- que los adoptantes imaginaron las mejores para su estructuración como sujeto.Esta dinámica del desear no se circunscribe a los adoptivos , pero en ellos el desplazamiento del origen y su adecuación a la familia que la ley les elige , crea enigmas y zonas de ambigüedad que tiñen su modo de desear(ver capítulo ) . No es posible afirmar si esa circunstancia influye en su producción ética , pero a la luz de los procedimientos a los que se recurre en la adopción , sí podemos analizar variables particulares de la ética del deseo. Ello se debe a que los adoptivos son aquellos que quiebran o se desentienden de las normas a las que podrían adherir por origen para incluírse en las pautas que los adoptantes le inculcan. Sin embargo , la progresiva lealtad a los orígenes que advertimos en los adolescentes adoptados (ver capítulo ) permite conjeturar la probable aparición de nuevas formas de eticizar los vínculos entre adoptantes y adoptivos, iluminando un horizonte poblado por los rastros del origen.

    OJO: que se refiere a la realidad argentina
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:03:05
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    SOLE
    Escrito el: 01 - Marzo - 2007 a las 12:56

    Los riesgos de las adopciones ilegales
    La crianza no puede estar teñida de ocultamientos y falseamientos de datos sobre la identidad del niño

    Graciela Lipski (*)

    Desinformación, largas esperas y fechas inciertas para concretar la adopción promueven en los futuros adoptantes fantasías y deseos de acceder a un niño utilizando circuitos ilegales.

    La justificación en personas éticas y honestas se apoya en que al niño se le dirá su condición de adoptivo, se le explicará las razones que llevaron a tales circunstancias, con lo cual dicha ilegalidad se blanqueará y no será tal. Error importante de desarticular.

    Un niño por el cual se paga y se lo inscribe como hijo biológico no es un niño adoptado sino un niño "apropiado" (sustitución de identidad).

    Dicho acto no se anula por declararle al niño el modo en que ha llegado a la familia, la ilegalidad tiene que ver con la acción que se realiza y puede aportar alivio no cargar con este secreto, pero su relato no modifica el carácter de los hechos ni sus efectos posteriores.

    Desde el niño se produce una doble traición, su progenitora no sólo lo concibió sin poder luego criarlo, hecho que suele ser doloroso para el niño, sino que además fue utilizado como un producto de intercambio (mercancía-dinero) que lo despoja de su condición esencial de "ser humano". Así, se lo cotiza en un mercado de oferta y demanda según edad, color, etnia, con lo cual no podemos apelar a un relato amoroso sobre su entrega: deseo de que otros lo cuidaran, preocupación por su futuro, sino que queda reducido a una transacción. Y en ésta generalmente no participa la progenitora, sino una serie de intermediarios, profesionales y funcionarios.

    Por otra parte, sus padres adoptivos inician un vínculo teñido "de lo que no se debe hacer", modelo de transgresión por el cual la realización y concreción de lo que deseo es lícita bajo cualquier precio, renuncia ética que no deja de tener implicancias en el modelo identificatorio que se le propone al hijo acerca de lo prohibido-permitido-posible y el límite que es necesario aceptar frente a la norma y la ley, aun en casos de arbitrariedad.

    En muchas circunstancias los padres enmascaran estos hechos con relatos confusos que promueven en los hijos fantasías de haber sido robados, con la ambivalencia que surge hacia los adoptantes y la desconfianza que se irradia a otros sectores del vínculo y la convivencia.

    La falta de datos acerca del origen, la carencia de un expediente, deja un vacío angustioso que el adoptivo no tiene modo de completar y coloca a los padres y al vínculo en un estatus de inseguridad y fragilidad no amparado por la ley.

    La premura por armar una familia desconoce de esta manera los riesgos que implica iniciarla de este modo. Tolerar la espera genera un sufrimiento y malestar comparativamente menor y más breve que una crianza teñida de temores, ocultamiento y falseamiento de datos sobre la identidad.

    El adolescente suele verse abrumado por preguntas dolorosas sobre sus padres, su ilegitimidad y la fantasía de que en un reencuentro con su progenitora podría escuchar un relato que difiera y se sostenga en haber sido robado/arrancado sin deseo por parte de ella de haberlo entregado.

    La identidad para sostenerse requiere de un pasado que anudado en un presente genera posibilidades de proyectos futuros: quién fui, quién soy, qué deseo ser. La falta del primer eslabón deja al tejido psíquico con agujeros que son imposibles de suturar por cuanto en la ilegalidad no hay modo de obtener datos, conocer y fantasear sobre el origen. Así, el enigma acerca de por qué sucedió el desprendimiento, cuáles fueron los deseos y motivaciones para la entrega cae en un vacío angustioso y sin respuestas.

    Más allá que la información que cada niño recibe es procesada primero por sus padres y luego por él de modo singular, en estas situaciones, lo informado cae bajo duda y sospecha de veracidad.

    Hay adopciones realizadas hace aproximadamente 20 años que podrían ser comprendidas en otro contexto, los padres eran asesorados por algunos profesionales para quienes ése era el mejor modo pues así no había información ni peligro que el niño pudiera buscar y volver a su familia biológica, versiones que se acompañaban de la muerte de la progenitora suponiendo que así se anulaba toda pregunta, enigma y deseo sobre la historia.

    Los hechos demostraron que la falta de información no producía el efecto deseado, y el silencio se transformó en ruido, perturbaciones frecuentes en el vínculo y disfunciones familiares. También la experiencia fue dando evidencias acerca de la inexistencia de un supuesto peligro para el adoptivo en querer saber sobre su historia, aun si hubiera deseo de conocer a su progenitora, cuando su adopción está sostenida en un marco legal y ético.

    En la actualidad, los padres poseen mayor información pero aún no hay una comprensión profunda sobre los efectos de la ilegalidad en la constitución subjetiva de un ser humano: "Se lo voy a contar", no da cuenta de comprender la magnitud que implica "conseguir" a un niño usurpando su identidad. En las familias en las que estos hechos son constitutivos se hace necesario abrir el diálogo y más allá del reconocimiento por parte de los padres del "error" cometido por desinformación y el arrepentimiento por lo actuado queda la ilegalidad como un tema a ser profundamente abordado en el vínculo para mitigar lo más posible sus consecuencias negativas.

    Por tal razón sugiero a los futuros adoptantes desestimar el refrán popular acerca de que el fin justifica los medios y reflexionar, orientarse para no actuar impulsivamente pues la inscripción como hijo biológico y/o el intercambio de dinero por un niño, lo despoja de su derecho al respeto por su identidad y lo convierte en un objeto de abuso por parte de los adultos involucrados.

    Cabe a los funcionarios que la ley de adopción se implemente adecuadamente, que el trato con los futuros adoptantes sea respetuoso y considerado de la ansiedad que genera esperar un hijo, que se les brinde la información clara y los tiempos de espera se ajusten a las necesidades de adoptantes y niños necesitados de familias sin demoras innecesarias ni desvíos por circuitos ilegales.

    (*) Psicóloga, especialista en adopción y directora de la Fundación Adoptare
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales


    Escrito el: 26 - Julio - 2007 a las 12:33

    uuufff.... auqnue uno puede entender a la señora que quiere "proteger a la niña" está cometiendo un DELITO también. LOS NIÑOS NO SON OBJETOS QUE SE TRANSAN.

    Por algo existe una ley de adopión que implica analizar idoneidad de los padres ANTES de la entrega del niño...... así como deter,inar cuál es la familia más adecuada para cada niño

    aaaaaaaaayyyyyyy

    un abrazo

    BRUJITA
    Escrito el: 26 - Julio - 2007 a las 14:25
    Que espanto.. lo pero es que la gente cree que con estos actos está haciendo bien las cosas...


    Carola
    Escrito el: 26 - Julio - 2007 a las 15:15
    Que fuerte este tema, pero entiendo que cuando a una mujer se le cierran todas las puertas para ser mamá frente a esta posibilidad no se actua con la razón.

    Conozco el caso de una persona que por problemas de infertilidad nunca logró embarazarse, optaron por la adopción, empezaron los trámites y paralelo le detectaron a tiempo un cáncer de útero que gracias a Dios no pasó a mayores y frente a este antecedente le negaron la posibilidad de poder adoptar.

    Los mas terrible es el sufrimiento del niño a que le quiten a "su mamá" y volver a acostumbrarse a otra persona, eso creo que es terrible.


    pilule
    Escrito el: 22 - Septiembre - 2007 a las 12:24
    Mi padre siempre dice que lo que mal empieza mal termina y es cierto. Como podremos ser honestos y transparentes con nuestros hijos si ya se parte en forma obscura.


    Sabina
    Escrito el: 22 - Septiembre - 2007 a las 14:08
    Carola, con la actual ley eso riesgo ya no ourre, pues la susceptibilidad se decreta antes de entregar al niño a sus padres.
    Respecto del caso que mencionas, suena razonable, puesto que lo que prevalece es el interés del niño, el derecho del niño a tener padres.... no el de una pareja que quiere ser padres.... Por eso se pide certificado de salud para poder adoptar. La idea es que ls niños -e los posible- tengan padres por mucho rato....
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:08:29
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    Brujita
    Escrito el: 02 - Octubre - 2007 a las 20:17

    -----------
    Jóvenes ofrecían en venta por internet a su bebe en gestación

    Martes 2 de Octubre de 2007
    18:54
    Soledad Neira-El Mercurio Online
    PUERTO MONTT.- “Vendo bebe recién nacida. Mi correo es XXX mi teléfono XXX”, decía un aviso publicado desde el 14 de septiembre pasado en el sitio “quebarato.cl”

    Tras el sorprendente anuncio estaba la historia de una niña de 16 años, "en conflicto con la maternidad y quien, con seis meses de embarazo, no sabía que hacer con su bebe", explica el director regional del Servicio Nacional de Menores (Sename) en Los Lagos, Carlos Navarro.

    “La niña está en absoluto riesgo. No hay conciencia de la situación”, explica Navarro.

    El personero dijo que recurrieron el lunes al Tribunal de Familia de Puerto Montt pidiendo una medida de protección para la niña y para su hijo en gestación.

    El sename se enteró del caso por un equipo periodístico de TVN que a su vez recibió la denuncia de un particular.

    La niña y su pololo, también de 16 años, tienen residencia en la población Pichi Pelluco de Puerto Montt.

    En fuentes cercanas a la investigación se confirmó que además de la pareja de pololos habría un tercer menor, de la misma edad, que los apoyó en la idea de entregar el bebé a alguna familia que tuviera los recursos para criarlo.

    Navarro dijo que su servicio puso a disposición del Tribunal de Familia los programas de protección pero debe esperar a que éste resuelva. Y descartó que los dos involucrados hasta el momento en el tema no han sido menores de la red del Sename.

    En la Fiscalía del Ministerio Público no hay denuncias respecto del caso.

    Navarro dijo que este tipo de casos no son comunes, probablemente se mezcle el tema del acceso a Internet, pero “lo que no es nuevo, evidentemente, es el de las niñas embarazadas en conflicto con la maternidad”.
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    BRUJITA
    Escrito el: 05 - Octubre - 2007 a las 10:19

    Juicio por cohecho por suplantación de parto... y la bebé 8 meses en un hogar sin que nadie vaya a verla...

    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    toyita
    Escrito el: 05 - Octubre - 2007 a las 10:59
    Lo más triste de todo es ese bb... que ahora esta en un hogar....espero sea esperando por algunos papitos que le entregen todo su amor.
    No justifico para nada lo que ella quiso hacer, aun más si dice que ella tambien fue adoptada...


    pilule
    Escrito el: 08 - Octubre - 2007 a las 11:38

    Los bebes, los niños, las personas no son bienes o cosas son sujetos de derecho que como tales gozan de deberes derechos privilegios.
    No podemos permitir que ocurra esto, el deseo de uno no puede ser la desgracia de otros y menos permitir que quienes estamos en esta situación de no poder ser padres empiecen el mal camino porque desde ya dañamos al que será nuestro hijo, la verdad en todo sentido trae aparejada el actuar correctamente y el reconocer donde hemos fallado.
    Así que dentro de lo posible, me parece super que el foro le dé tanta importancia y haga ver a quienes en momentos pueden pensar erroneamente que ese no es el camino de felicidad de un hijo.
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales


    Escrito el: 28 - Diciembre - 2007 a las 10:29



    Anna vive en Suecia
    Habla madre de niña dada irregularmente en adopción hace más de 20 años


    Este jueves Rosa Contreras interpondrá una demanda contra el Estado por perjuicio moral, ya que le dijeron que su hija había nacido muerta y 20 años más tarde supo que estaba viva y que había sido adoptada por una familia en Suecia.
    SANTIAGO, diciembre 20.- Corría el año 1981 y Rosa Contreras estaba embarazada de su quinta hija. Sin embargo, un desplazamiento de placenta hizo que diera a luz a los ocho meses y que quedara inconsciente al momento del parto. Cuando despertó la enfermera le informó que su bebé había nacido muerta, su esposo la tranquilizó y le dijo que él se encargaría de todos los trámites.

    Al salir del Hospital Sótero del Río, le pidió a su marido que la llevara al cementerio para visitar a su hija, pero nunca encontró el cuerpo ni la tumba. Pasaron lo años y Rosa se separó de su cónyuge debido a que éste la maltrataba. Nunca más habló con él, pero a fines del 2000 un programa de la televisión sueca la fue a ver y le dijo que su hija Anna, que vivía en el país escandinavo, la estaba buscando.

    En ese instante se confirmaron las sospechas de Rosa: su hija nunca murió. Ella cree que su ex esposo junto con otras personas, en forma ilegal, dieron en adopción a su pequeña, ya que no está registrada en la libreta de matrimonio, nunca apareció el certificado de defunción y en el Registro Civil está inscrita como hija de madre soltera. Fue así como el 2001 se reencontraron, pero sólo se ven cada dos años. Por eso, y aprovechando que Anna está en Chile, ella y su madre demandarán este jueves al Estado por daño moral y pedirán una indemnización de 4 millones de dólares.
    -¿Cómo le dieron la noticia que su hija había muerto?

    - Estando en el hospital pregunté por mi bebé y la enfermera me dijo que nació, pero que murió.
    -¿Usted estuvo inconsciente?
    - Claro, llegué con un desplazamiento de placenta, una hemorragia.
    -¿Qué sintió cuándo se lo dijeron?
    - Pena, tristeza, de todo. Imagínate la noticia que se te muere un hijo es tremenda. Nunca me había pasado, pero que te digan que se murió el hijo que estabas esperando es un dolor inmenso que sentí en ese momento, una desesperación.
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:02:31
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.366
    Gracias
    64
    104 agradecimientos en 28 posts.

    Predeterminado Re: Los riesgos de las adopciones ilegales

    Este tema me ha dado vuelta con este caso que seguro han visto en la prensa por estos días... (en [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ])

    <TABLE cellSpacing=0 cellPadding=0 width=370 border=0><TBODY><TR><TD>Padre de niño haitiano criado por "doña Tina" reclama su tuición</TD></TR><TR><TD></TD></TR><TR><TD>Tras conocer el caso por televisión, Jean Demezier asegura haber sido engañado, lo que implicaría derivar el caso a la justicia chilena.

    Desde los 3 días de vida José Martín vive con Agustina Gómez, la famosa Doña Tina, la empresaria gastronómica. Sus padres lo entregaron para que ella lo cuidara. Desde entonces esta mujer de 68 años ha sido su madre, quiso serlo también ante la ley. Buscó un abogado y se reunió con el Sename.

    "Ellos dicen que un niño bien cuidado y bien querido tiene que seguir con su mamá, como se llaman las mamás que no somos las mamás, pero que los queremos mucho más que las verdaderas madres", relata doña Tina.

    Todo iba bien hasta que contó en televisión sus intenciones. Un año 8 meses después de entregar a Martín apareció el padre biológico del niño: Jean Demezier, un haitiano residente en Chile, quien asegura haber sido engañado.

    "Mientras tú trabajes conmigo tu hijo también puede estar conmigo por un mes. Pero tienes que firmar un papel -que es una adopción disfrazada- donde vamos a poner una cláusula cuando tú quieras a tu hijo, tú puedes hacerlo, porque así es en Chile", dijo Jean, respecto al engaño que habría sufrido.

    Demezier trabaja como garzón y su esposa vive en Estados Unidos. El matrimonio tiene otros 3 hijos en Haití que viven en un hogar.

    Las intenciones de Doña Tina son transformarse tutora del pequeño, pero si su padre pide la tuición el caso debería pasar a la justicia. A petición de su abogado ni ella ni su familia han querido hablar con la prensa.


    </TD></TR></TBODY></TABLE>
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

Thread Information

Users Browsing this Thread

There are currently 1 users browsing this thread. (0 members and 1 guests)

Temas Similares

  1. Riesgos en embarazo por ovodonación
    By Atenea in forum Donación-adopción de gametos
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/12/10, 07:41:56
  2. Exclusión de adopciones desde algunos países
    By Sabina in forum Adopción
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 23/08/09, 11:58:25

Normas de Publicación

  • no puedes publicar nuevos hilos
  • no puedes responder mensajes
  • no puedes adjuntar mensajes
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
  • BB code is habilitado
  • Las caritas están habilitado
  • Código [IMG] está habilitado
  • [VIDEO] code is habilitado
  • Código HTML está deshabilitado