Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 1 al 25 de 48

Tema: Adopción de niños mayores

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Adopción de niños mayores

    Escrito el: 02 - Enero - 2008 a las 19:31
    Adopción de niños mayores: factores de éxito

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

    (estaba posteado en alguna parte pero no lo encontré...)

    El libro "Adopting older children" de Kadushin (1970) recoge un estudio de noventa y una familias que adoptaron niños entre cinco y doce años en cuyos antecedentes familiares había situaciones de negligencia y/o abuso. Según su investigación, aunque los niños tuvieran muchos problemas de conducta, si los padres los percibían como aceptables, la relación tenía mucha fuerza y era altamente probable que perdurasen.

    Más de treinta años después, Linda Katz defendió que el éxito en la adopción de niños con problemas psicológicos depende más de las características de los padres que de la patología de los niños

    Este artículo recoge las características propias de aquellos padres que tienen éxito en la adopción de niños mayores o con problemas de conducta. Si esas familias son apoyadas con una adecuada preparación y servicios de apoyo permanente tendrán una alta tasa de éxito a pesar de la severidad de los síntomas del niño en el momento de la adopción o el acogimiento.

    Esto no significa que los problemas desaparezcan, sino que los niños se incorporan a la familia, sus padres sientan fuertes lazos con ellos y pueden proveer las funciones de nutrición parental, estimulación, modelamiento, estructuración, etc., que se requieren para un crecimiento y maduración óptimos.Katz (1992) plantea las siguientes características como propias
    de los padres adoptivos “exitosos”:

    1. Tolerancia a la propia ambivalencia y/o a sentimientos negativos fuertes.
    No se enjuician a sí mismos tan duramente por los sentimientos negativos que experimentan hacia sus hijos, sino que aceptan su inevitabilidad, dada la patología del niño.

    2. Se niegan a ser rechazados por el niño y retardan las gratificaciones de las necesidades parentales.
    Ven la resistencia a apegarse del niño como la expresión de un temor desesperado al contacto o a establecer una relación de confianza. Esta visión les facilita proceder adecuadamente según las necesidades del niño.

    3. Tienen la habilidad de encontrar felicidad en pequeños incrementos de mejora.
    No se centran únicamente en las metas finales. Han abandonado la esperanza de ser padres ideales y las expectativas de producir un niño perfecto. Se esfuerzan en ayudar a que el niño tenga éxito en las pequeñas tareas diarias.

    4. Flexibilidad en el rol parental.
    En el estudio realizado por Cohen 1981 (citado en Katz 1992), un factor que distinguía a los padres adoptivos de niños mayores que tenían éxito era la habilidad para percibir los signos de agotamiento extremo de su pareja –generalmente de la madre– y asumir el rol de cuidadores del niño, mientras ella se recuperaba. En las familias en las que esto no ocurría, se atribuía a la madres la incapacidad para continuar cuidando al niño con problemas. Un patrón establecido de flexibilidad de roles incrementa la probabilidad de éxito, permitiendo que uno de los padres sea aliviado de absorber toda la carga emocional.

    5. Visión sistémica de la familia.
    Las familias que acostumbran a mirar el sistema total para encontrar respuestas tendrán una base más rica para resolver problemas en la postadopción. Con un punto de vista sistémico, la familia puede trabajar en cambios en la conducta de los padres, roles de los parientes, prioridades familiares y otros aspectos, como la forma de manejar las reacciones de los miembros de la familia hacia los niños perturbadores.
    6. Apropiación del rol.
    Algunas familias son capaces de hacer la transición desde una instancia parental tentativa, a una de "propiedad" de lleno del niño adoptado en un corto tiempo, incorporando adecuadamente las diferencias del niño y su historia.

    7. Actitud proactiva.

    Una postura proactiva ayuda a los padres a no sentirse victimizados por el niño, cosa que sucede frecuentemente con aquellos que adoptan una postura más pasiva. Además, una actitud activa le entrega al niño un mensaje esencial: "Yo soy tu padre ahora y así es como te voy a proteger y cuidar" (Katz,1992).

    8. Humor y autocuidado.
    Tardes ocasionales y fines de semana lejos del niño son necesarios para mantener la fuerza de los padres y su salud física y mental. 9. Sistema familiar abierto versus cerrado. A pesar de las habilidades básicas de la familia con un niño perturbador, será fundamental la receptividad de su sistema familiar para solicitar y aceptar ayuda. La voluntad de los padres para revelar debilidades y descorazonamiento es la clave para encontrar ayuda y plantearse nuevas soluciones
    Última edición por Sabina fecha: 10/02/11 a las 20:37:31

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 06 - Octubre - 2004 a las 09:59
    <!-- Start Member Post -->

    Adoptar niños mayores de 3 años tiene ciertas particularidades.
    Copio un artículo introductorio y algunos links a documentos sobre el tema
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Cariños
    _______________________
    <T></T><TABLE cellSpacing=0 cellPadding=3 width="100%"><T><TBODY><TR><TD height=24>La adopción de niños mayores </TD></TR><TR><TD vAlign=top>La mayoría de quienes desean adoptar un niño, piensan en un bebé. Otros, por su parte, se animan a pensar en otra situación, que tiene sus complicaciones pero también sus ventajas: la adopción de niños mayores. </TD></TR><TR><TD height=5></TD></TR><TR><TD vAlign=top align=left height=10>Autor: [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ] </TD></TR><TR><TD>
    Por empezar conviene aclarar que hablar de niños mayores nos sitúa en niños a partir de los 3 años de edad, niños que ya pasaron la primer infancia.<?XML:NAMESPACE PREFIX = O /><O:P> </O:P>
    Encarar una adopción de por sí no es fácil, ya sabemos que implica superar la frustración del hijo biológico, elaborar el duelo de la esterilidad, y conectarse con el deseo más profundo de trascender a través del deseo de hijo.<O:P> </O:P><O:P></O:P>

    La mayoría de las parejas/personas que acuden a la consulta traen consigo el deseo de adoptar un bebé… quizás para darle su propio sello a esta nueva familia, para reproducir así el modelo de hijo biológico.

    Otras parejas/personas se animan a pensar en adoptar niños mayores…. y aquí nos encontramos nuevamente con pe...ridades que distinguen, una vez más, a las familias adoptantes.<O:P> </O:P><O:P></O:P>
    En primer lugar aceptar estas diferencias no es discriminatorio sino que apunta a conocer esas diferencias para poder afirmarse en lo posible y desde ahí valorarlo.<O:P> </O:P>
    A partir de esta decisión conviene conocer algunos aspectos que le son propios:<O:P> </O:P>
    - el niño viene con un bagaje de experiencias, la mayoría de ellas traumáticas, que lo ubicarán en este nuevo entorno con temor y desconfianza. Temor a volver a perder sus vínculos y desconfianza por lo que recibe. ¿Por qué ha de sentir otra cosa si es eso lo que vivió hasta el momento? Son frecuentes los trastornos de conducta: agresividad ó pasividad y la necesidad de poner a prueba los vínculos para comprobar lo que tanto teme que aparezca. Desconoce a sus padres adoptivos pero sabe cómo actúan los adultos.<O:P> </O:P>
    - Desde los padres aparece el desconcierto ante las respuestas del niño/a ya que suponen que al darle amor y un hogar estable todo se soluciona; se generan tensiones y ambivalencias que llevan a pensar en renunciar a la adopción. En ocasiones en el afán de integrarlo no toman en cuenta sus pe...ridades, sus gustos, su historia, lo que lleva al niño/a a sentirse nuevamente no valorado ni aceptado; sin buscarlo, así confirman sus fantasías.<O:P> </O:P>
    Llegado a este punto uno se preguntará para qué este tipo de adopciones si presentan tantas complicaciones. Sin embargo, tiene sus ventajas:<O:P> </O:P>
    - hay parejas ó personas que por sus ocupaciones laborales/profesionales no pueden dedicarle el tiempo que requiere a la crianza de un bebé<O:P> </O:P>
    - la edad de los padres hace que quieran armar una familia en menor tiempo y para ello adoptan hermanos<O:P> </O:P>
    - el recibir un niño/a mayor tienen cierta certeza sobre la salud física de la criatura<O:P> </O:P><O:P></O:P>
    Todas las parejas/personas que deciden este tipo de adopción necesitan una preparación previa para poder encararla de manera realista .<O:P> </O:P>
    Tienen que tener algún conocimiento sobre la salud física de la criatura como así también sobre su vida social hasta el momento (si tiene hermanos, qué tipo de relación tiene con ellos, si conoce a sus padres biológicos, si ha cambiado de instituciones que lo han amparado, etc.)<O:P> </O:P>
    Desde la perspectiva del niño/a tiene que conocer algo en relación a sus padres adoptantes.<O:P></O:P>
    Los encuentros entre ambos participantes (padres/niño/a) serán graduales para propiciar un mutuo conocimiento y deberán contar con asesoramiento profesional para ayudarlos a transitar esta experiencia que implica un desafío a la tolerancia, el amor y la comprensión de cada uno de los involucrados.
    </TD></TR></T></TBODY></TABLE>
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:47:04

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 10 - Octubre - 2004 a las 21:01

    <!-- Start Member Post -->Algo más sobre el tema:

    La visión de Sename

    (Extraído de [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ])
    Particularidades del proceso de adopción de niños y niñas mayores de 4 años

    Los niños y niñas que están en condiciones de ser adoptados se encuentran en una situación de abandono, sin embargo presentan características personales y psicológicas especiales que aseguran un buen proceso de adopción.
    Si bien no existe un perfil definido, son niños y niñas con rendimiento intelectual normal, lo que no descarta ciertos retrasos en algunas áreas o trastornos específicos, principalmente debido a su prolongado período en instituciones.
    En general, son plenamente capaces de enfrentar cambios y adaptarse a situaciones nuevas, tienen recursos para enfrentar condiciones difíciles y salir adelante, poseen la capacidad para establecer vínculos estables de confianza y están dispuestos a tener una familia adoptiva y a participar activamente en su proceso de adopción.
    Por todo anterior, la paternidad adoptiva de los niños y niñas mayores de 4 años, es un proceso acordado, voluntario y consciente de ambas figuras (niños-padres), que se construye en la interacción, la que generará los vínculos propios de una familia.
    El proceso se caracteriza por una gran responsabilidad de los actores involucrados, pues se debe velar porque las decisiones que se tomen sean cautelosas y favorezcan el buen desarrollo de éste.
    Los principales requisitos para la adopción de niños y niñas mayores se relacionan con la capacidad de comprometerse afectivamente con él/ella, lo que supone aceptación y amor incondicional y disponibilidad para acogerlo y atenderlo permanentemente. Se requieren padres altamente dispuestos a suplir todas sus carencias y necesidades, que lo acepten con su historia y características personales, permitiéndoles crecer y desarrollarse en un ambiente seguro y cálido, que le brinde apoyo y estabilidad emocional para desarrollarse integralmente.
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:47:38

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    BRUJITA
    Escrito el: 10 - Octubre - 2004 a las 21:16

    Me sentí muy identificada por el primer texto que pusiste.
    Pues nuestra idea es adoptar una pereja de hermanito/as, y para mí la certeza de la salud es tema sensible, pues tuve una hermana deficiente mental.
    Gracias por la info
    Última edición por Sabina fecha: 17/08/09 a las 14:21:13

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Stephanie:
    Escrito el: 12 - Octubre - 2004 a las 09:31
    Siguiendo el tema, tengo estas preguntas. Supongamos que mi esposo y yo queremos adoptar dos ninos a las vez, de 2 y 3 anos mas o menos. Se hacen todos los tramites por medio de Sename, verdad? Son los mismos tramites que se hacen para una guaguita, o diferentes? Y duran menos tiempo, o igual? Alguien tiene alguna idea?
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:42:22

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Brujita:
    Escrito el: 12 - Octubre - 2004 a las 09:42

    Stephanie, son los mismos trámites, y duran exactamente lo mismo.

    Hay otra institución que tramita adopciones de niños mayores, y está en la VI región. Muchos niños de ese hogra partieron a Italia. Es el Instituto Chileno de Colonias y Campamentos y Hogares de Menores - Argomedo Nº 2230, Quinta de Tilcoco. Sexta Región
    Última edición por Sabina fecha: 15/08/09 a las 20:46:20

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 06 - Marzo - 2005 a las 15:10

    Va extracto de un artículo sobre el tema, que encontré bien interesante (al menos para mí... )

    Está disponible de forma completa en [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ] os_adoptados.pdf

    Condiciones para enfrentar con éxito la adopción de niños mayores

    Katz (1992) plantea las siguientes características como propias de los padres adoptivos exitosos:

    1.- Tolerancia a la propia ambivalencia y/o a sentimientos negativos fuertes: Los padres adoptivos exitosos no se enjuician a sí mismos tan duramente por los sentimientos negativos, que experimentan hacia sus hijos, sino que aceptan su inevitabilidad, dada la patología del niño.

    2.- Negarse a ser rechazado por el niño y retardar las gratificaciones de las necesidades parentales : Los padres adoptivos exitosos ven que la conducta inadecuada del niño es la expresión de un temor desesperado a la falta de contacto. Esta visión les facilita proceder adecuadamente según las necesidades del niño.

    3.- Habilidad para encontrar felicidad en pequeños incrementos de mejoría. Las familias exitosas no están focalizadas a metas finales. Ellos han abandonado la esperanza de ser padres ideales y las expectativas de producir un niño perfecto. Se esfuerzan en ayudar a que el niño tenga éxito en pequeñas tareas diarias.

    4.- Flexibilidad en el rol parental: En estudio reportado por Cohen 1981 (citado en Katz 1992), un factor que distinguía a los padres adoptivos exitosos de niños mayores fue la habilidad para percibir los signos de agotamiento extremo en sus esposas y asumir el rol de cuidadores del niño, mientras ella se recuperaba. En las familias en las que esto no ocurría, se atribuía a la madres la incapacidad para continuar cuidando al niño con problemas. Un patrón establecido de flexibilidad de roles incrementa la probabilidad de éxito, permitiendo que uno de los padres sea aliviado en absorber toda la carga emocional.

    5.- Visión sistémica de su familia. Las familias que acostumbran a mirar el sistema total para encontrar respuesta, tendrán una base más rica para resolver problemas después de la colocación. Con un punto de vista sistémico la familia puede trabajar en cambios en la conducta de los padres, roles de los parientes, prioridades familiares y otros como una forma de manejar las reacciones de los miembros de la familia hacia los niños perturbadores.

    6.- Apropiación del rol: Algunas familias son capaces de hacer la transición desde una instancia parental tentativa, a una de "propiedad" de lleno del niño adoptivo en un corto tiempo, incorporando adecuadamente las diferencias del niño y su historia.

    7.- Cualidades intrusivas y de control: Una postura proactiva ayuda a los padres a no sentirse victimizados por el niño, cosa que sucede frecuentemente con aquellos que adoptan una postura mas pasiva. Además de eso, una actitud activa le entrega al niño un mensaje esencial: ”Yo soy tu padre ahora y así es como te voy a proteger y cuidar” (Katz, 1992).

    8.-Humor y autocuidado. Tardes ocasionales y fines de semana lejos del niño son necesarios para mantener la fuerza de los padres y la salud física y mental.

    9.- Sistema familiar abierto versus cerrado: A pesar de las habilidades básicas de la familia para tener éxito con un niño perturbador, este dependerá en parte de cuan receptivo su sistema familiar está, para solicitar y aceptar ayuda. La voluntad de los padres para revelar debilidades y descorazonamiento, es la clave para encontrar ayuda y plantearse nuevas soluciones.

    Factores que favorecen el proceso de vinculación en niños mayores

    Derecho a la paternidad.

    En la adopción pueden ocurrir problemas para desarrollar este derecho, debido a que la sociedad entrega mensajes de que los padres adoptivos, no son realmente los padres. En la sociedad se valoriza la parentalidad biológica. Para llegar a ser padres adoptivos exitosos, deben alterar el cuadro tradicional de la familia ideal para incluir niños no creados biológicamente por los padres.

    La habilidad para ser padres adoptivos de un niño mayor está relacionada a la permeabilidad de la familia. Esta cualidad es relevante para cualquier familia que incorpora nuevos miembros por cualquier medio. El sentido del derecho a ser padres puede ser fomentado durante la preparación para la adopción.

    Validación de la paternidad:

    Cuando una pareja siente que ser padres está bien para ellos, experimentan un sentido de validación. O sea, su parentalidad está ratificada o confirmada por las actitudes sociales y su experiencia con el niño.

    Los padres adoptivos de niños mayores, pueden requerir de formas específicas para la validación de su parentalidad, construida en un período temprano de colocación, para compensar la ausencia relativa de los soportes sociales que rodean el nacimiento. No hay un rol escrito y puede haber carencia de sustento familiar y proveniente de la comunidad. Hay técnicas para proveer una retribución emocional a los padres, en épocas tempranas de la colocación, que les aporta placer y gusto con su nuevo niño y un sentimiento de que se pertenecen, hasta que ellos sean capaces de desarrollar una relación de amor recíproco.

    Si el niño y los padres están pareados de modo que algunas características del niño satisfagan una parte importante de la imagen que tienen los padres de estos últimos, el vínculo está favoreciéndose; por ejemplo, un niño hablador está probablemente mejor ubicado con padres que valorizan la interacción verbal que con aquellos que valorizan las tareas manuales.

    Es posible construir sustento social en el proceso de adopción. El método de estudio de grupo en el hogar (group home study method) por ejemplo, provee a la pareja que participa, de un círculo sustentador. Los grupos de padres adoptivos o las sesiones grupales organizadas por la agencia, pueden permitir a los padres discutir la oposición a la adopción por las familias o amigos, o problemas con sus niños.

    Preparación para la parentalidad :

    La preparación de la familia adoptiva es de alguna manera análoga a la del padre biológico. El estudio en el hogar y el período de espera pueden proveer un embarazo psicológico, si bien totalmente experienciado, no demasiado extendido. Desgraciadamente hay aspectos de la práctica de la agencia que pueden interferir con los estados preparatorios para la adopción. La inseguridad y carencia de un plazo de tiempo preciso, por ejemplo, pueden impedir la preparación psicológica.

    En algunos de los programas más exitosos para colocar niños mayores, destaca la preparación para la parentalidad. Una agencia por ejemplo usa una serie de encuentros grupales, como parte del estudio del hogar. Durante esas sesiones, el grupo se focaliza en la clarificación de valores, análisis transaccional y entrenamiento de efectividad parental, tanto como sobre los niños disponibles para la adopción. Aunque esta agencia coloca niños con necesidades especiales, la tasa de disrupción es muy baja.

    Períodos de alta emoción:

    Cuando una persona está enferma, asustada, o vulnerable, o cuando está complacidamente activada, compartir emociones con ella favorece la conducta de apego y el crecimiento del vínculo (Bowlby 1969 citado en Ward 1981). El psiquiatra Fahlberg ofrece sugerencias concretas para capitalizar las emociones de padres y niños en el momento de la crisis.

    El trabajador social puede preguntar al padre y al niño uno frente al otro, si ellos desean esta adopción. La réplica afirmativa conocida por el trabajador, anima a la proximidad física tal como besar, y abrazarse entre los miembros de la nueva familia. Así también, si el niño presenta enfermedad física o ataques de ira, el rol parental puede ser permanecer con el niño y animarlo a la expresión de sus sentimientos hasta que la tensión corporal se relaje.

    Conductas de rituales y de pertenencia:

    Cuando nace un niño, generalmente se hace una ceremonia. El ritual usualmente consiste en señalar los parecidos con el padre, para indicar que es sin duda su niño. Muchos aspectos del proceso de pertenencia pueden ser incorporados a la adopción. Cada familia es distinta en sus conductas. Para algunas la pertenencia esta indicada por un cuadro en la muralla. Para otros, está marcada por los nombres de la familia.

    Referir al niño como "mi hijo" o "mi hija" es conducta de pertenencia. Algunas familias envían anuncios de adopción y algunas iglesias sostienen rituales especiales de adopción. Compartir la familia extendida también es parte del proceso de pertenencia .

    Compartir secretos también ayuda al vínculo aunque excluyendo a los que no comparten la relación (Hillix, Harari y Mohr citado en Ward 1981). Enseñar al recien llegado las palabras código, y compartir su historia de vida, son formas que pueden marcar pertenencia (Fahlberg 1979 citado en Ward 1981).

    Interacción positiva:

    El vínculo parece depender más de la interacción social que de las necesidades físicas de encuentro. Si las relaciones son mutuamente satisfactorias en la relación padre hijo, el vínculo tiende a ocurrir. Si un miembro en la relación no recibe satisfacción, tiende a haber vínculo inadecuado.

    Hay métodos que los padres adoptivos pueden utilizar para incrementar la interacciones positivas. La práctica mejora la actuación. Los padres pueden practicar divirtiéndose con su niño por tal vez 10 minutos al día y pueden practicar al decir que aman a su niño y le dan besos. Se cita el caso de una madre que realizaba "sesiones de 15 minutos de conversación" diaria. Lo mismo es verdadero para jugar con el niño, leer, salir, ver TV juntos. También es importante dar atención positiva a las conductas que agradan a los padres (Fahlberg 1979 citado en Ward 1981).
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:41:39

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Evita:
    Escrito el: 12 - Marzo - 2005 a las 23:21

    Este tema es super interesante. Mi hija la adoptamos con 2,5 años ya tiene 5,5 y todo ha sodo fabuloso. Se de estudios cientificos sobre el tema. Si les interesa puedo contarle un poquito mas.
    Pueden leer mi historia en: hekman.org/adopcion.
    Pero una cosa es seguro: Un niño mayor de 2-3 años es lo mas lindo que te puedas imaginar.
    Besos Eva
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:42:02

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Evita
    Escrito el: 13 - Marzo - 2005 a las 23:07


    Voy a sacar cuando tenga mas tiempo libros de adopcion del armario. En Holanda hay harta literatura sobre adopciones.

    Una de las cosas mas importantes en la adopción es el apego entre los nuevos padres y sus hijos. Si eso lo hacemos bien el niño sera una persona que "se apego con seguridad" y podra en el futuro tener relaciones normales con sus circulos (amigos, pololos y al fin marido).

    Este 'apego' lo hacen los bebes de manera natural los primeros años. Los niños adoptados lo hacen de manera artificial osea obligando la situación (solo tu y tu marido le das comida a tu bebe, solo tu y tu marido lo tomas, lo consuelas etc.) Cuando el niño ya aprendio a confiar en sus nuevos padres ya no es mas simpatico con el resto de la gente..No, se esconde atras de tus faldas yno quiere converzar con otras personas

    . Se atreve a enojarse y desobedecer. Se atreve a jugar en el patio sin ti y el niño SABE, que si va al colegio el papa o la mama lo va a ir a buscar. Osea...El niño adoptado recupero la confianza en el mundo.

    Ahora bien un problema en la adopcion es que los antiguos estudiosos decian que este 'apego' solo funciona con guaguas, nada mas. Pero para suerte de nosotras eso paso a la historia y se sabe que el apego puede incluso hacerse (estan en EEUU estudiandolo) hasta los 14! años.

    Pero, hay una edad que es muy peligrosa 1a 2 años. Eso significa que los niños de 0 a 1 año se apegaran sin problemas a sus nuevos padres. Lo de 2 años y mas sufriran mas porque son mas grandecitos pero tambien se apegaran con facilidad a sus nuevos padres. Pero los niños adoptados entre 1 y 2 años tienen verdaderas dificultades. Porque? no se, no me acuerdo. Pero si se que si adoptas a un bebe de entre 1-2 años deberas estar muy atenta y trabajar en el 'apego artificia'. Osea el niño DEBE recuperar la confianza en el amor.

    Otra cosa, cualquier niño que haya conocido el amor y haya sido desilucionado, no esta perdido.

    En Psicología se hizo un estudio con 2 monitos:

    uno tenía una mamadera, con su leche calentita (nadie se la daba) y una camita calentita, pero no tenía mama. El otro monito tenia una especie de 'mama'. Una imitacion mona con pelos y todo. Y alguien le daba personalmente la mamadera. Este monito se acurrucaba en los brazos de lo que el creia era una mama y dormia tambien calentito. Cuando ambos bebes-mono fueron grandes el monito que tenia la especie de mona-muñeca se integro sin dificultades al grupo. En cambio el que siempre estuvo solo sin amor nunca se integro y fue un mono rebelde, peleador y solitario.

    Este resultado reconfirmaba la idea que es mejor conocer cualquier 'especie' de amor y perderlo, que no conocer jamas el amor.

    Una vez que nuestros niños ya estan apegados a nosotros, ellos sintiendose seguros empezaran a investigar el mundo que les rodea sin miedo. Porque? porque al fin conocieron y aprendieron que no todos los amores se pierden. Y el niño CREE ademas que estos nuevos y DEFINITIVOS papas...jamas lo abandonaran.

    Otra cosa que 'Juffer'-psicologa Holandesa investigo fue si el amor. que es tan intangible, realmente ayuda en el desarrollo del niño. La respuesta fue SI! Una vez que los niños han sido adoptados, crecen y se desarrollan increiblemente mas que lo alguna vez se desarrollaron.

    Otra cosa, entre hijos biologicos y adoptados hay 1 diferencia desechable en cuanto a los problemas que los niños tienen en la escuela adolecencia etc. Y segun mis amigas con hijos b&a (biologicos y adoptados) no sienten ninguna diferencia en cuanto al amor que les tienen.

    Una vez lei sobre 2 hermanos ya adultos. Ellos contaban que cuando la mama retaba a uno de ellos el que era adoptado decia: "Claro a mi no me quieren porque me adoptaron!" Cuando esta mama retaba al otro hermano este decia: "Claro a mi no me quieren, porque a mi no me fueron a buscar a Asia en avion!" Ahora ya adultos se reian y compadecían a la pobre mama

    Bueno chicas me tengo que ir. Ha otra cosa: adoptar niños mayores es mas facil porque ellos ya saben que son adoptados, ademas son taaaaaaaaaaaan lindos!! Mi chiquitita...cuando la recibimos tenía 2y 1/2 añitos. Era taaaan linda y chiquitita, apenas caminaba y me estiraba sus brazitos y decia: Bao-Baoo? Bao-Ba? eso quería decir: me tomas en brazos? nosotros con mi maridi completamente derretidos nos peleabamos por tomarla en brazos. Hoy dia con 5y1/2 años, cada noche mira al papa y le dice: Bao-bao? y mi marido la lleva en brazos a la camita... que lindos son!

    Un abrazo
    Eva
    Última edición por Sabina fecha: 10/06/08 a las 10:43:31

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Evita
    Escrito el: 15 - Marzo - 2005 a las 01:20


    Chicas Les prometo que voy a buscar y poner mas.

    Hay otra cosa importante, Los niños adoptados o biologicos (sobre todo A) siempre quieren que "los vean". Nunca les digan a sus niños:
    - "Estas jugando con tu autito? -te gusta?" .....

    El niño piensa que no lo has visto. Entonces si quieres una tarde tranquila con tu hijo o que termine de preguntar lo mismo 100 veces hay que "nombrar". Osea le dices a tu niño:
    -"Que entretenido estas jugando con tu autito? A ti te encanta jugar con ellos.

    Por ejemplo yo veo 'Brujas'. Lilian pregunta cada 30 segundos en el tiempo de los reclames "mamá, Brujas no va ha seguir?' c/30 segundos! grrrrr . Hasta que me acuerdo de NOMBRAR! y le digo:
    -Lilian tu quieres saber si Brujas va a seguir? La respuesta de ella:
    -'ya, ya...bueno"

    Ella no quiere saber si Brujas va ha seguir o no ..quiere atención.

    Cuando nosotros hicimos los papeles para adoptar tuvimos 7 clases sobre problemas de los niños. Una de estas clases se llamaba "Me vez?". Porque (de nuevo) todos los niños pero los niños adoptados mas que los Biologicos quieren que los VEAMOS.

    Un beso me voy a acostar
    Última edición por Sabina fecha: 10/06/08 a las 10:44:21

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 15 - Marzo - 2005 a las 18:52

    Van un par de links con unos artículos que me parecieron interesantes

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ] f
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ] -11-04.htm
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:44:33

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Evita
    Escrito el: 15 - Marzo - 2005 a las 19:59


    Chicas estoy ensuciando el foro. Sorry brujita! Lo que quería era rectificar lo siguiente. Anoche escribi:
    -"Que entretenido estas jugando con tu autito? A ti te encanta jugar con ellos. Eso es una pregunta con ese ssigno de interrogacion
    lo correcto es hacer afirmaciones:
    -"Que entretenido estas jugando con tu autito! A ti te encanta jugar con ellos.
    Lo mismo mi respuesta a Lilian. Alli me falto la palabra realmente. Y eso que no habia ni tomado
    La respuesta correcta a Lilian seria: --Lilian tu quieres realmente saber si Brujas va a seguir?
    Un beso ...no ensucio mas el foro
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:44:14

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Déborah
    Escrito el: 15 - Marzo - 2005 a las 20:05

    ¡en absoluto! ¡gracias!


    BRUJITA
    Escrito el: 15 - Marzo - 2005 a las 20:10

    Que increible, es un detalle de lenguaje que hace un mundo de diferencia para el niño


    Evita
    Escrito el: 17 - Marzo - 2005 a las 00:33

    Exactamente:
    si le preguntas a tu hijo que esta haciendo? el cree que 'NO lo vez" , sino no preguntarías. Los niños (dicen los estudiosos) piensan muy concretamente. Por ejem. pa-ma y hijo andan paseando y el niño se cansa y empieza a lloriquear que se quiere ir a la casa. - "bueno" dice el papa. "Nos vamos al auto". El niño se pone a llorar desconsoladamente. Porque? porque el quiere irse a 'LA CASA' no al auto.
    Un beso
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:50:03

  14. #14
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    BRUJITA
    Escrito el: 08 - Abril - 2005 a las 19:18


    Niños mayores

    Lic. Graciela Lipski. *
    El título nos anticipa ya su complejidad. ¿Cómo se unen niño y mayor? ¿La categoría niño no es justamente por definición alejada de la de mayor?
    Tal vez el término encierra un significado profundo, y revele que cuando hablamos de adopción de niño mayor, nos referimos a una categoría de infancia que ha perdido prematuramente lo que debería acompañar a un niño, familia, vínculos de protección confiables y estables que le otorguen un sentimiento de amparo para crecer.
    Muchos de estos niños han vivido con la familia biológica, otros en hogares, instituciones y en algunas circunstancias han sido "devueltos" por personas que no han logrado afiliarlos.
    Estas experiencias por mejores sustitutos, hogares, figuras cuidadoras que un niño haya recibido no puede reemplazar al cuidado intimo, próximo, individualizado que todo niño necesita y sería deseable que lo encuentre en su entorno familiar.
    Tal vez desde el sufrimiento que atraviesa a estos niños, la magnitud e intensidad de las pérdidas, separaciones y duelos e incertidumbre sobre sus vínculos futuros podemos comprender el nombrarlos niños mayores.
    Al hablar en adopción de niño mayor no hay consenso sobre cuál es la edad que define el término.
    A mi criterio, no todo niño de dos, tres o más años que pierde sus vínculos primarios ingresa en esta nominación; considero que sería adecuado hablar de mayor cuando un niño ha padecido una sumatoria de traumatismos severos en sus primeros vínculos ligados a maltrato, desprotección, violencia y "decisión", por parte de la figura responsable (materna y/o paterna) de desprenderse de él.
    Sumado a la pérdida, el sentido que para el niño adquieren estas experiencias lo colocan en una situación de inseguridad , alerta y desconfianza hacia los adultos.
    Por ello creo que si bien ninguna situación humana es posible de generalización y debemos observar y analizar cada sujeto, su historia y circunstancias actuales para comprenderlo, hay ciertas constantes que con matices suelen observarse.
    Sería deseable para los futuros adoptantes que pudieran prepararse para que la posible frustración y el desconcierto no los sorprenda frente a ciertas conductas del niño ya que el desconocimiento puede generar una rápida desilusión que entorpezca el proceso. Prevenidos de posibles dificultades estas pueden ser comprendidas como reacciones temporarias, propias de un proceso masivo de cambio y pérdidas por las que él niño atraviesa y que suelen transformarse positivamente con un continente adecuado.
    Algunas de estas conductas que se observan frecuentemente como respuesta a la desorganización psíquica y somática que se produce son:
    - Inseguridad y temor frente a los nuevos padres y extraños.
    - Angustia intensa y miedo a la repetición de separaciones.
    - Rechazo pronunciado a uno de los padres
    - Conductas extremadamente dóciles y de sobreadaptación con el probable deseo de ser querido y aceptado.
    - Conductas hostiles y desafiantes. Negativismo. (Enojo hacia los adoptantes como posible reactivación y transferencia del odio que despertaron figuras adultas frustrantes y/o abandonantes).
    También se alteran funciones biológicas ya que el cuerpo es un lugar privilegiado de facilitación en el niño para expresar emociones intensas que lo sobrepasan.
    - Alteraciones del sueño, pesadillas, necesidad de compañía para dormir
    - Regresiones evolutivas (pedido de mamadera, chupeteo, voracidad, enuresis transitoria, falta de apetito) como posible intento de volver a etapas más primarias y "renacer" en este vínculo.
    Habitualmente estas conductas se vinculan a enigmas muy esenciales que en el mundo interno del niño se despliegan: ¿Por qué no me quisieron? ¿Podré ser amado? ¿Durará? ¿Volveré al hogar? ¿Serán estos papás para siempre? potenciadas por el impacto que la separación de las figuras con las que convivió le produjo y que variará sustancialmente según la calidad del vínculo que ha mantenido con ellas.
    Muchas de las experiencias que han transitado las personas que han adoptado niños mayores nos permiten pensar:
    - La preparación previa y acompañamiento terapéutico para los niños y los padres es de gran utilidad para favorecer el proceso.
    - Es necesario descentrarse y no autoreferir las conductas del niño( no es a mí a quien se dirigen, devuelve acá lo que recibió anteriormente).
    - El niño en forma espontánea construye teorías que den sentido y expliquen: ¿Por qué me sucedió? como necesidad de comprender lo acontecido para estar así alerta frente a otras situaciones similares y poder desde su fantasía evitarlas y/o controlarlas. Es necesario ayudarlo a que estos sentidos no sean de autoresponsabilidad, desvalorización y culpabilización por lo que le ha tocado vivir, sino referirlo a la incapacidad de esos adultos para ejercer la función paterna/materna y cuidar adecuadamente de un niño.
    - La historia y los traumatismos son posibles de elaboración con los recursos adecuados y requieren de un tiempo de procesamiento.
    - El vínculo con el niño es ha construirse desde la comprensión y aceptación de lo que ha vivido, ofertándole un espacio donde el adulto pueda tolerar los desajustes que esta situación provoca transitoriamente en el niño.
    - Cuando los niños encuentran un sostén seguro, cariñoso y estable poseen plasticidad y capacidad para reparar sus aspectos dañados.
    Para concluír quisiera señalar que si bien el proceso de integración de un niño mayor a una familia posiblemente transitará por momentos de dificultad, toda crianza en modos diferentes está expuesta a situaciones complejas y es difícil predecir con certeza qué se producirá en el encuentro entre seres humanos.
    El balance para muchos de aquellos que han elegido adoptar los llamados niños mayores suele ser de enorme gratificación el acompañar, sostener y promover en un niño que ha padecido, la vuelta a la alegría, la confianza en sí mismo y en el ser humano.


    *Directora de la Fundación Adoptare.
    (en [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ])
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:50:59

  15. #15
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Evita:
    Escrito el: 09 - Abril - 2005 a las 01:29

    Para concluír quisiera señalar que si bien el proceso de integración de un niño mayor a una familia posiblemente transitará por momentos de dificultad (.....) El balance para muchos de aquellos que han elegido adoptar los llamados niños mayores suele ser de enorme gratificación el acompañar, sostener y promover en un niño que ha padecido, la vuelta a la alegría, la confianza en sí mismo y en el ser humano
    La manera de conseguirlo es trabajar en el "Apego" o "confianza basica".
    He vivido paso a paso estas situaciones con amigas. Una en especial. que es mama adoptiva de 3 niños. Con uno de ellos fueron los primeros meses bien dificiles. El niño (casi) destruia su dormitorio cada noche. Lloraba tambien toda la noche. Hoy en dia, ya tiene mas 1 año en casa de sus papis es un niño super dulce. Ningun problema.
    Los primeros meses en las fotos estaba serio, apagado. En las fotos de ahora le brillan los ojitos y esta siempre riendo.

    Sabes Bruji? unos de los mejores amigos de Sebastiaan, un truinfador en todo exepto en el amor. Descubrio como una bofetada un dia que su problema era "apego-inseguro'. Hijo biologico con una mama que lo descuido totalmente y el papa trataba de cuidarlo.
    Esto el lo descubrio cuando en una de esas noches amenas con los amigos estabamos converzando sobre Lilian -el la adora- sobre adopcion y: ... 'apego'...
    Yo voy a ayudar en todo todo lo que sea posible. Porque me da horror pensar en todos esos peques solitos y tristes sin ninguna posibilidad solo porque nosotros no lo sabemos ayudar.
    Si yo no se algo tengo super buenas amigas, mamas adoptivas que trabajan con 'confianza basica'. Una de ellas trabaja con una eminencia en el tema, y es super buena onda lo que le preguntes lo responde, ella ama los niños tiene como 5 adoptados. Todos niños preciosos con deficiencias fisicas: Uno juega tenis y le falta un brazo... Asi de fuerte son los niños "recuperados en la confianza basica"

    Beso
    Eva
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:51:30

  16. #16
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    ACTIVIDADES PARA BEBÉS Y NIÑOS CON PROBLEMAS DE VINCULACIÓN

    Beth McCann y Dr. Dan Hughes
    Si bien estas actividades se han escrito para bebés , las mismas o una variación sobre ellas deben ser puestas en práctica para niños más mayores para resurgir su capacidad de vinculación.
    ¿Vuestro bebé no mira vuestra cara, aun estando de pie a la altura de su cabeza?
    ¿Mira vuestra boca o nariz, y no vuestros ojos, sobre todo cuándo le sostenéis?.
    ¿No se acurruca nunca profundamente en vuestros brazos? ¿No se siente cuidado cuando estáis alrededor? ¿Parece preocuparse cuando lo cogéis? ¿No grita o gorjea? ¿Lloriquea mucho? ¿Siempre es pasivo? ¿Tiene bajo tono muscular? ¿Se arrastra lentamente? ¿No le notáis alegre? ¿Tiene un pasado de múltiples cuidadores o de negligencia en su crianza?
    Si es así, vuestro bebé o niñ@ muy probablemente tiene signos de desorden del vínculo, si no es ayudado, existe un grave riesgo para su salud emocional y para la del resto de la familia.
    Se debe comenzar a actuar ahora, la recuperación total puede tardar años, pero si no se hace nada, aparecerá más daño. ¡Solo el amor con bebés con síntomas de trastorno de vinculación no es bastante!
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ] ¿Qué podéis hacer?

    1) Debéis proporcionar mucho contacto físico a vuestro bebé! Llevarlo a cualquier parte donde vayáis. (A no ser que sea peligroso). Lo más idóneo es entrar en contacto físico piel sobre piel. Llevar al bebé sobre su cadera o en sus brazos, cuanto más contacto y más tiempo mejor. Estos bebés no han sido sostenidos bastante. Sostenerlos todo el tiempo que os sea posible. Para las veces en que el bebé no está en vuestros brazos, tenerlos en el mismo cuarto en que vosotros estáis. Con los niñ@s más mayores también podéis buscar todas las excusas para abrazarlos y acompañarlos.
    2) ¡el padre y la madre sois los únicos cuidadores! Le alimentáis, le bañáis, le vestís, la mayor parte del tiempo jugáis con él. Si la familia quiere ayudar dejarles sacar el perro o limpiar la casa, lavar platos o hacer la lavandería, traer la comida o hacer el té.
    Ninguna niñera o “canguro” es sustitutivo. Antes de que vuestro bebé logre una firmeza emocional NADIE que el bebé no vea diariamente debería sostenerle o tocarle, y hasta las personas que el bebé ve diariamente deberían hacerlo en un mínimo de ocasiones.
    3) ¡sostener el biberón tanto tiempo como sea posible! vosotr@s, no el bebé, sois quienes tenéis que sostener la botella. Sostener la botella con una mano y acurrucar al bebé. Acercar vuestro pecho a su piel tanto como sea posible. ¡Siempre buscarle con vuestros ojos, la mirada del bebé en vuestros ojos y sobre todo cuando ellos se sientan reconfortados!! Seguir mirando sus ojos para cuando esté listo para miraros directamente. Tocarle con cuidado, cantarle.
    4) el baño con vuestro bebé, así se favorece el contacto de la piel en un ambiente de relajación agradable, con diversión en agua caliente.
    5)¡¡muchos cara con cara!! Juegos de bebé, caras graciosas y toneladas de risas y besos! Intentar sentar al bebé sobre vuestro regazo y si es demasiado difícil para el o ella al principio, ponerle sobre una cama para hacerlo. ¡Entonces mas diversión y juegos...!
    6) cuando hay mucha cólera o negatividad. L@s niñ@s os necesitan para sostenerse, aunque a ellos les asuste ser sostenid@s. Se sienten todavía lejos de vosotros y tienen que ser traídos más cerca para curarse. Sostenerle en vuestros brazos. Iniciar una conversación con dulzura, y pedirle que os mire a los ojos.
    Ellos muy probablemente no van a hacerlo y seguirán muy enfadados mucho, (en realidad ellos estaban desde hace tiempo muy enfadados, solamente permiten a la cólera salir en ocasiones. En su vida anterior sus padres no fueron capaces de cubrir sus necesidades; y su enfado y la negatividad salieron de todo esto. A menudo fueron golpeados o gritados. Es por eso que es tan importante que todo sea dado de una forma extremadamente amorosa.
    Intentar no hablarle severamente, ni perder la paciencia ni olvidar por qué estáis haciendo esto. Si respondéis con su cólera, inmediatamente perderá su sensación de apoyo. Vosotr@s sois su apoyo. A menudo ellos intentarán golpearos, morderos, gritarán y conseguirán cualquier otra manera de expresar su cólera. Su rabia intensa está dentro, hasta en los más pequeñ@s bebés. Continuar aceptando cueste lo que cueste, por lograr su cariño es el objetivo aquí. Ellos se han cerrado a la gente, ahora os necesitan para curarse. Darle un masaje, calmarle cantando, y con palabras suaves y decirle que l@ amáis. Manteneos así hasta que ellos se calmen y os mirarán a los ojos y se conectarán con vosotros. De vez en cuando ellos se dormirán gritando. Si es así, y si es posible, siga sosteniéndole antes de que se despierten, luego sigan otra vez. Si tenéis que dejarlos, que alguien vigile cuando se despierten para recogerle. ¡Cuando se crucen las miradas, mantenerlas con todo vuestro cariño. ¡Recordar, vosotros no habéis creado esta cólera en vuestr@ niñ@.
    7) SIEMPRE, es el mejor momento y el más fácil para trabajar con vuestro bebé o niñ@.
    8) aprender a dar masajes al bebé. Dos veces al día. ¡Todo el tiempo hablándole, cantarle y expresarle lo especial que es!! ¡La mayor parte de los bebés parecen realmente disfrutar!
    Disfrutar de un paseo y el baile con él o ella en sus brazos. Recuerda, el contacto cara con cara durante mucho tiempo, los movimientos apacibles y meciéndole. 10) dormir con el bebé. Si podéis, tener la habitación de los niños adoptados lo más cerca posible de su cama, cerca de vosotros. La segunda opción, si es bebé, tenerle en su cuna directamente a vuestro lado de la cama, lo más cerca posible. Él os necesita, que oiga vuestra respiración y sepa que estáis cerca. "Aún recuerdo (relata la autora de estas paginas madre adoptiva) cómo colocaba a mi hija en su cuna muy cerca de mi cama, y cómo siempre ella colocaba su cuerpo lo mas lejos posible de mí y volvía su rostro para no mirarme. La noche que no lo hizo, ¡que gran triunfo conseguí!" ¡Ellos tienen que acostumbrarse al sentimiento de ser amados!
    11) ¡¡cante, cante, cante!! Esto aligera la carga, y ayuda al bebé a sentir la felicidad que ellos no tuvieron. Las voces alegres son muy importantes para el bebé.
    12) ¡¡animar el contacto ocular alimentando, hablando o jugando!! Sobornarles con caramelos, juguetes especiales, cosquillas. ¡¡¡ellos pueden vivir con dientes careados, pero no pueden vivir sin vínculos!!.
    13) una casa desordenada no es importante. La sopa de sobre y sándwich para la cena y montones de lavandería. Saber que no tenéis que ser los padres súper y que el bebé no puede esperar a que todos sigamos nuestras vidas. ¡Dejar que uno trabaje y otro dedicaros al/la niñ@ ¡
    14) esperar ser criticada. Como una madre posesiva que estropea al bebé, aunque os lo digan los amigos, vecinos, parientes, médicos no expertos y otros profesionales. Agarraos a lo que sabéis de las necesidades de vuestr@ niñ@ o bebé y la lucha para conseguir su vínculo, su relación de afecto y seguridad. Recordar que vosotr@s les conocéis más que nadie.
    15) consultar y dejaros guiar por especialistas. No dudéis en hacernos una consulta ante cualquier duda.

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  17. #17
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Sabina
    Escrito el: 20 - Noviembre - 2006 a las 04:16

    El Encuentro
    Te lo has imaginado mil veces. Pero cuando llega, los nervios se apoderan del más templado. Ya está ahí. La emoción te embarga. Mira con expresión de susto. No sabe qué pasa. No te atreves ni a tocar las manitas. Muy despacio Sacas un juguete... una galleta. Intentas una caricia... Definitivamente, llora. Es el encuentro. El momento de decir: "¡Hola, hijo!. ¡Somos tus papás!".
    Esther Herranz Miranda - Psicóloga

    <TABLE id=Autonumber2 style="WIDTH: 100%; BORDER-COLLAPSE: collapse; mso-padding-alt: 3.75pt 3.75pt 3.75pt 3.75pt" cellSpacing=5 cellPadding=5 width=700 ="MsonormalTable"><T><T><TBODY><TR style="mso-yfti-irow: 0; mso-yfti-lastrow: yes"><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">Cuando en las reuniones con la psicóloga de la entidad que nos tramitó la adopción, hablábamos sobre el momento de encuentro con nuestra hija, yo contaba que en mis sueños se producía en un jardín lleno de flores y que la niña vendría corriendo a abrazarse a mí llamándome papá... Así lo imaginaba siempre. .A mi mujer, ni siquiera la ubicaba en el lugar. Éramos solo la niña y yo. Cuando de verdad ocurrió, las cosas fueron totalmente diferentes: La niña, de 15 meses de edad, todavía no andaba, así que no pudo correr a mis brazos; la entrega no fue en el jardín sino en un salón de actos lleno de sillas y, para colmo, el que se quedó sin saber que hacer fui yo, mientras mi mujer controlaba en todo momento la situación" Idealizar, soñar y fantasear sobre el momento de encuentro con el hijo es algo frecuente en la adopción internacional. Es una expresión del gran deseo de los padres de que todo vaya bien. Pero no siempre las cosas son fáciles y hay que estar preparados para afrontar las pequeñas o grandes dificultades que puedan surgir.
    INFORMACIÓN
    En los días anteriores al viaje, algunos futuros papás comienzan a preocuparse pensando en si van a ser capaces de enfrentarse con éxito a la situación, y viven con ansiedad la incertidumbre de no saber cómo va a reaccionar el niño, si se entenderán, si habrá química entre ellos...No hay ninguna duda de que después de tanto tiempo deseando que llegue, el encuentro con el hijo es un momento emocionalmente muy intenso para todos, cargado de alegría, pero también de ansiedad y temor.
    Es muy importante que hayáis podido poner una carita concreta a ese hijo que durante tanto tiempo habéis intentado imaginar. Poder contemplar, aunque sea en una foto de mala calidad, su mirada, sus manos, la forma xxxxxxxx
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="32%">en que se mantiene de pie, el color de su piel, los rasgos étnicos de su rostro o cualquier otro detalle, servirá para que podáis haceros una idea real no de cómo será, sino de cómo es ya vuestro hijo. Esa idea seguramente será muy distinta a como alguna vez habéis imaginado.
    Disponer de fotos recientes y de información sobre el niño os ayudará a elaborar expectativas más realista y cercanas a la realidad. Conocer datos relativos a la
    historia familiar y legal del niño, es decir, cuáles son los motivos de su abandono y propuesta de adopción, si ha sufrido algún tipo de maltrato físico o psicológico, cuales son los centros por los que ha pasado, cuanto tiempo lleva en el orfanato, a qué edad se produjo el abandono, si tiene hermanos, así como disponer de información relativa a su estado de salud y desarrollo físico y psicológico.
    Sería ideal conocer también gustos, preferencias y costumbres que os puedan ayudar en ese primer encuentro, por ejemplo cuales son sus juguetes y actividades favoritas.
    Desgraciadamente, conseguir toda esta información es una utopía, ya que habitualmente los centros encargados del cuidado de los niños en espera de adopción internacional no disponen de los recursos para poder facilitar estos datos. Lo habitual es que la información sea poca y además sin garantías de una total fiabilidad.
    EL NIÑO
    Después del viaje en avión, el alojamiento en el hotel, las dificultades con el idioma, los nervios de última hora... llega el momento del primer encuentro. En él vais a participar los papás, las personas que hacen la entrega y el propio niño. Se unen multitud de sentimientos, de emociones, de expectativas, de miedos... "¿Dónde xxxxxx
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">me he metido?, ¿Sabré hacerlo bien? ¿Y si no me acepta?" Tampoco hay que ser pesimista y pensar que todo va a salir mal, pero sí hay que ser realista para poder afrontar la situación con éxito.
    La reacción del niño en el momento de encuentro puede variar enormemente dependiendo de múltiples factores.
    Tres de los más importantes van a ser la edad del pequeño, su estado emocional y la preparación que haya tenido para la adopción.
    La edad del niño: en el momento de la adopción va a condicionar mucho el tipo de relación que se puede establecer, la forma de acercaros a él, los primeros momentos juntos y las expectativas ante su comportamiento. Hay que tener en cuenta que las pautas evolutivas que tenemos como referencia en nuestro entorno social y cultural, es decir, lo que estamos habituados a que hagan o sepan los niños a cada edad, no se puede aplicar directamente.
    La capacidad de comunicación verbal, el razonamiento o el interés por un tipo de juego y otro pueden variar mucho de unas culturas a otras y de unos niveles de desarrollo a otros
    </TD></TR></TBODY></TABLE>
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:17:14

  18. #18
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 20 - Noviembre - 2006 a las 04:18 <!-- Start Member Post --> <t> </t> <table id="Autonumber2" style="width: 100%; border-collapse: collapse;" cellpadding="5" cellspacing="5" width="700"><tbody><tr style=""><td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="31%"> Su desarrollo emocional: los vínculos establecidos con las personas que se han hecho cargo de él hasta ese momento probablemente no hayan tenido una estructura clara, ni una relación entre lo que el niño hace y las consecuencias que obtiene; quizá no haya tenido en su entorno a nadie accesible como fuente de seguridad y apoyo. Pero también puede suceder que el niño haya tenido la suerte de tener una cuidadora especial o haber estado en una familia de acogida con la que ha establecido vínculos.
    Si es así, si el niño ha establecido lazos afectivos con una figura de apego y la separación de ésta no va a ser tan fácil.
    Para el niño, esa persona es su fuente de seguridad y referencia y vosotros unos extraños a los que no conoce de nada. ¿Por qué va a irse con vosotros? En esta situación es habitual que los niños lloren, se agarren a sus cuidadores o intenten desprenderse de los abrazos que sus padres le ofrecen.
    Cuando un niño ha establecido una relación afectiva, la separación de su figura de apego suele tener unos efectos claros.
    Al principio puede aparecer una fase de protesta, en la que el niño luchará por recuperar su figura de apego, mostrando gran ansiedad y rechazo de los cuidados que les ofrecen otras personas.
    Una segunda fase, es la llamada fase de desesperación, en la que disminuyen las manifestaciones de aflicción y aunque continúa la ansiedad, comienzan a aceptar loscuidados que otros le ofrecen. Por xxxxxx
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="3%">
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="32%"> último, una tercera fase de reapego en la que parece adaptarse a la situación y puede comenzar a establecer nuevos vínculos.
    En niños más mayores que no han tenido la oportunidad de establecer relaciones afectivas, podéis encontrar dificultades para establecer vínculos nuevos, desconfianza, esfuerzos por actuar del modo más independiente posible. Niegan tanto que necesiten el afecto de los demás como que deseen dar a la vez el suyo a nuevas personas. Otra reacción totalmente contraria pero igualmente posible, es la de los niños que se abrazan ansiosamente a los recién llegados buscando calor, seguridad y protección.
    La preparación: En ocasiones los responsables de los servicios de adopción, las cuidadoras, o las familias de acogida en el país de origen, se encargan de que los niños reciban información y preparación para ser adoptados, en función de su edad.
    Se les cuenta que pronto van a venir unos señores que serán sus papás y que le querrán mucho. Pero en otras ocasiones esta información no existe o es muy deficiente y el niño no sabe con qué ni con quién va a encontrarse, y lo que es peor, no sabe como tiene que comportarse ni qué es lo que se espera de él.
    Cuando la adopción se produce en niños muy pequeños, el temor por los cambios que se están produciendo en su vida, y a los que no sabe darle explicación se traduce en reacciones psicosomáticas: fiebre, alteraciones en la piel... Es la forma no verbal en la que el niño nos muestra que le están afectando los cambios. Un niño más



    </td></tr></tbody></table>

  19. #19
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    <table id="Autonumber2" style="width: 100%; border-collapse: collapse;" cellpadding="5" cellspacing="5" width="700"><tbody><tr style=""><td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="31%">mayor es capaz de expresar de una manera más activa esos temores, aunque no siempre lo hacen. Por supuesto que estos tres factores no son únicos. También dependerá mucho de su estado físico, de su propia personalidad, de su experiencia con otros adultos. .No hay que olvidar que los niños pueden tener carencias tanto de alimentación como de estimulación física y psíquica, además de afectivas. Todo ello va a afectar a su desarrollo evolutivo y capacidades.
    No podéis viajar pensando que os vais a encontrar a un niño de dos, tres o seis años con un desarrollo similar a vuestro sobrino o vecino de la misma edad.
    En algunos países se programan una serie de visitas durante unos días para que el niño vaya conociendo y adaptándose a los que serán sus padres. En otros, la entrega se produce de manera inmediata, sin adaptación. Los padres nunca debéis olvidar que no es el niño el que se tiene que adaptar a vosotros, sino que la adaptación es mutua. Esto muchas veces se pasa por alto..Vosotros también tenéis que reajustar muchos de vuestros hábitos y costumbres ahora que sois tres. Para ninguno va a ser un proceso inmediato, sino que llevará un tiempo determinado.
    CONDUCTAS
    Los niños pueden mostrar falta de expresividad, bloqueo en sus reacciones ante los estímulos, falta de respuesta a caricias e intentos de interacción. A veces también aparecen conductas de autoestimulación, automatismos o movimientos estereo- xxxxxxxx
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="3%">
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="32%"> tipados es decir, repetitivos y sin sentido aparente, adquiridos para compensar la falta de estimulación externa. Otras veces son una manera de aislarse de un entorno que no pueden controlar o sobre el que no saben como actuar.
    Poco a poco estas conductas van a ir desapareciendo, pero pueden resurgir en momentos determinados en los que el niño se enfrente a situaciones nuevas que le provoquen tensión o frustración y ante las cuales todavía no sepa como comportarse.
    ¿Son normales estas reacciones? ¿Por qué se comporta de esa forma? ¿Qué debemos hacer?, son algunas de las preguntas que os podéis hacer en los primeros momentos.
    Para responder a ellas os puede ayudar intentar poneros en el lugar del niño para comprender lo que supone para él la adopción por una familia de otro país.
    Cuando el niño conoce a su nueva familia tiene una gran ambivalencia y confusión de sentimientos a causa de todos los cambios que está sufriendo. Esta confusión puede manifestarse de muy diversas maneras: llanto sin causa aparente, rechazo de las manifestaciones de afecto, frialdad, agresividad, excesiva actividad o inactividad...
    Algunas de las costumbres del niño os pueden sorprender, ya que tendrá unos hábitos adquiridos que le han servido en el entorno en el que ha vivido para conseguir aquello que necesitaba (atención, comida...) Solo repite aquello que le ha servido en el lugar dónde vivía. Ahora empieza vuestro turno para enseñarle otras formas de actuar. xxxxxx
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="3%">
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="31%"> QUÉ HACER
    En el caso de las parejas, es importante que recibáis al niño los dos juntos. Va a ser la primera impresión que el niño tendrá de vosotros y debe ser lo más sencilla, natural y relajada posible. Intentad estar tranquilos para poder transmitir serenidad a vuestro hi
    </td></tr></tbody></table>

  20. #20
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    <table id="Autonumber2" style="width: 100%; border-collapse: collapse;" cellpadding="5" cellspacing="5" width="700"><tbody><tr style=""><td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="31%">Si para vosotros este momento es difícil, imaginad por un momento que puede suponer para el niño. Seguramente estará asustado y no sabrá qué está pasando.
    Para el niño el lugar donde vive es el entorno que conoce, la única referencia que tiene, y de repente, un día le sacan de allí y se encuentra con dos extraños que no conoce de nada, que visten raro, que tienen un aspecto físico diferente a lo que está acostumbrado, hablan distinto, lloran y además quieren abrazarlo y a#@€!*rlo.
    ¿Qué significa todo esto? Para hacérselo más fácil es importante tener en cuenta algunas cosas: Si el niño llega en brazos de su cuidadora no arrebatárselo, dejad que sea ella la que os lo ofrezca. Que el niño no perciba tensión en ese cambio de brazos.
    Si ya anda, agacharos y poneros a su nivel, para poder mantener contacto visual y que no tenga que levantar la cabeza para miraros desde abajo.
    No invadáis su espacio. En cada cultura el espacio personal de cada persona es diferente y además no sabéis si el niño está acostumbrado al contacto corporal como muestra de afecto. Habladle dulce y tranquilamente.
    En algunos países os encontráis con la barrera del idioma, pero podéis franquearla utilizando un tono de voz sereno y tranquilizador. Utilizad la comunicación no verbal. A través de vuestros gestos, miradas y caricias trasmitís la alegría y el cariño, pero ¡cuidado!, también la ansiedad y la tensión.xxxxxxxx
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="3%">
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="32%">Averiguad cómo se pronuncia exactamente su nombre y llamadle así.
    Podéis aprender alguna expresión tranquilizadora en su idioma puede ayudaros en determinados momentos. Acariciad, si os lo permite, sus manos. Si os rechaza no mostréis vuestra frustración y disgusto.
    Dejad que os toque la cara, la nariz, las orejas. Simplemente quiere conoceros.
    Si queréis llevarle un regalo, no llevéis algo muy exagerado. Será mejor algo sencillo y pequeño, que el niño pueda agarrar y transportar y que sea adecuado para su edad.
    DESPACIO
    No os desalentéis si no hay flechazo inmediato.
    El cariño y el amor surgen y crecen con la convivencia. Los niños despiertan ternura y sentimientos de protección y vosotros llegáis con muchas ganas de querer y ser queridos, pero debéis dar al niño y a vosotros mismos un tiempo para empezar a construir juntos los cimientos de vuestro amor como padres y como hijo. No os apresuréis. Es mejor ir poco a poco y dejar que los sentimientos vayan ocupando su lugar.
    En ocasiones, el niño puede ignorar, o incluso rechazar a uno de los miembros de la pareja. A veces es simple química, como nos ocurre a todos. Otras tendrá relación con las experiencias previas que haya tenido con personas de uno y otro sexo.
    En el caso de que ocurra esto, no forcéis la situación, ni utilicéis el chantaje.. xxxxxxxxxxxxx
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="3%">
    </td> <td style="padding: 3.75pt;" align="justify" valign="top" width="31%">El niño requiere tiempo para adquirir la seguridad que necesita. Podrá tardar tres días, tres semanas, tresmeses... pero el momento llegará.
    Si el niño es pequeño, conviene averiguar si tiene un objeto de apego, es decir algún objeto o juguete especial que le de seguridad. Aunque no lo parezca, ese trocito de tela, un pañuelo, el osito de peluche gastado, para el niño significa mucho más. No todos los niños tienen por qué tener un objeto en el que hayan proyectado sus vínculos afectivos, pero si el vuestro lo tiene y puede llevárselo, le estáis facilitando la adaptación a los cambios.
    El primer encuentro es solo el principio de vuestra historia. Quizá vuestro encuentro emocional no coincida con vuestro encuentro físico, sino algún tiempo después, al intercambiar una mirada o cuando acepta u os ofrece una caricia. No siempre el encuentro es un momento bonito, pero tampoco es siempre malo. Siempre es especial
    </td></tr></tbody></table>

  21. #21
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 25 - Noviembre - 2006 a las 17:23
    Un par de artículos y sitio de interés


    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  22. #22
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 03 - Febrero - 2008 a las 08:18

    En ciertos países, la adopción de niños pequeños por extranjeros es muy limitada, ya que la mayoría de los menores de corta edad encuentran su familia en la adopción nacional, siendo sólo posible en dicho destino la adopción de niños mayores. En otros casos es la edad de los padres, cuando sobrepasan ambos los 45 años, lo que les impide el acceso a la adopción de un niño de más corta edad. Y en otros felices casos es el resultado de un acto generoso y valiente, de una decisión meditada y consciente en la que se han analizado todas las variables.
    En cualquiera de los tres supuestos, la decisión de adoptar un menor con más de 6 años es una opción que debe ser muy meditada. La familia debe estar provista de toda la información previa acerca de los posibles riesgos y dificultades que pueden surgir. Es bueno que conozca de primera mano la experiencia de otros padres con niños de estas edades. Y sobre todo, debe prepararse exhaustiva y personalizadamente hasta la llegada del menor.
    Cada experiencia es única, dado que se trata del encuentro y la interrelación entre los factores históricos y personales de la familia adoptante y del menor que reciben. El seguimiento de la adaptación de los menores de esta edad que ya llevan un tiempo con sus nuevos padres muestra por un lado el esfuerzo a realizar y por otro las grandes satisfacciones cuando las etapas van cumpliéndose correctamente.
    Partimos de la convicción de que ofrecerse como familia para un niño mayor es una fuerte apuesta, en la que se contemplan diversos factores positivos y negativos. La familia que decide adoptar un niño mayor tiene asegurado uno o dos años de sensaciones y experiencias ambivalentes.
    Estos menores tienen una historia de años, con recuerdos que permanecen en su memoria. En todos los casos son una historia y unos recuerdos de carencias, y en muchos de ellos hay vivencias traumáticas y de malos tratos.

    MIEDO
    Los niños son conscientes del cambio que supone para ellos la adopción. Y este cambio es casi siempre abrumador:
    Por una parte hay un gran entusiasmo y agradecimiento; en ocasiones llevan toda su vida esperando una familia.
    Por otra, existen grandes temores a lo nuevo, a no estar a la altura de lo que se espera de ellos, a ser rechazados, lo que de antemano les coloca a la defensiva y con una actitud de cierta desconfianza.
    Esta primera infancia de privación o de experiencias traumáticas, lleva a menudo a los menores a una situación paradójica: son a la vez niños muy inmaduros, que presentan durante largo tiempo conductas o actitudes regresivas (jugar a ser un bebé, hablar como un bebé, descontrol tardío de esfínteres....) y a la vez se les observa precoces en su acceso a distintos temas, la sexualidad por ejemplo. (Es muy habitual la menarquia precoz entre las niñas, sobretodo las procedentes de Hispanoamérica) Los padres deben de estar preparados para entender estos desequilibrios en la maduración de su hijo o de su hija y acompañarlo por estas etapas, a menudo desconcertantes, por las que deberá ir pasando para reparar toda su pequeña pero a veces tremenda historia.
    Es preciso señalar la diferencia entre los niños que han estado siempre o desde muy pequeños institucionalizados, sin tener apenas contacto con su familia biológica, y que por razones de índole legal o de sus circunstancias de salud no han sido adoptados a una edad temprana, y aquellos niños que acuden a las instituciones ya mayorcitos provenientes de una familia desestructurada y conflictiva tras la intervención de los organismos públicos para apartarlos del abandono o las malas condiciones familiares. El primer caso es más habitual en países del Este y el segundo en los países de Centro y Sudamérica.
    En los dos supuestos nos encontramos a un menor que habrá desarrollado vínculos de afecto fuertes y que va a tener que elaborar un duelo por la separación y pérdida de lo que ha sido su mundo hasta entonces. Pero hay diferencias.
    Suele ser más duro y difícil cuando los niños han convivido durante tiempo con su familia. Las relaciones, experiencias y vínculos afectivos van a dejar una huella más fuerte de superar.
    Cuando los niños han sido institucionalizados desde muy pequeños, la influencia de la historia familiar no tiene porqué ser significativa. Su historia a elaborar será la que ha transcurrido con otros niños o con sus cuidadores y en general estará exenta de malos tratos y experiencias traumáticas. Serán la privación, la carencia de estímulos y la poca atención afectiva individualizada los temas principales.
    En la mayoría de los países de origen las condiciones de los menores son de mucha pobreza pero dignas. Hay que desmitificar la imagen del orfanato terrible en el que los niños son maltratados.
    Esta situación, aunque desgraciadamente se da en algunos destinos, no es ni mucho menos lo habitual.

    PACIENCIA
    A la vez que la elaboración de la separación de su mundo anterior, el menor ha de incorporar vertiginosamente todo lo nuevo que aparece en su vida. Al principio, la alegría de todos por su llegada, los regalos, las atenciones de familiares y amigos, contribuyen a alimentar en el menor la idealización de su nueva familia, pero tras esta "luna de miel", a veces es difícil aceptar el segundo momento en el que comienzan las obligaciones y los límites. Los padres aparecen por fin con sus defectos y sus rasgos particulares de ser, que a veces chocarán con los del menor, quien tendrá que aprender a quererlos como son y no como él habría esperado que fuesen.
    Puede decirse que esta caída de la idealización inicia la marcha de la verdadera familia, una vez que el menor adopta también a sus padres. Será un período a veces largo e incómodo. El menor se rebela ante este hecho con quejas, no le gusta la casa, no le compran lo que él desea, no quiere hacer los deberes, se muestra agresivo rechazando la nueva situación con comentarios hirientes hacia sus padres... Los padres frente a esto deben reaccionar con paciencia, pues forma parte del proceso de adaptación y de la elaboración de los conflictos del menor.
    Estos comentarios y actos muestran la ambivalencia de sus sentimientos ante la nueva situación y por lo general buscan el límite de los padres con una provocación en la que hay que intentar no caer sino entender, respondiendo con afecto, pero manteniéndose firmes en los límites. De esta, manera irán sintiéndose seguros en su nuevo medio y sus sentimientos de culpa por lo hecho o dicho no les provocarán tanta confusión y ansiedad.
    La integración social y escolar del menor es una gran preocupación en los padres que adoptan un niño "mayor".
    Hay que darse al menos un curso escolar de tiempo antes de sacar conclusiones acerca de las capacidades y posibilidades intelectuales del menor. El rendimiento y la motivación hacia lo intelectual se apoyan siempre sobre la estabilidad emocional y la integración familiar y éstas deben ser las prioridades absolutas de los padres y de la escuela.
    Por lo tanto habrá que contar con un desfase inicial de rendimiento entre el menor y su clase, y considerarlo como parte de la normalidad del proceso.
    Los niños que comparten nuestro idioma tienen más fácil esa primera integración y comunicación, aunque está comprobado que los niños con diferente idioma de origen aprenden en muy pocos meses a desenvolverse adecuadamente en el idioma familiar.
    Los padres pueden presentar al niño la posibilidad de no olvidar su lenguaje de origen, aunque no es aconsejable si el menor manifiesta un rechazo manifiesto, ya que ello será índice del rechazo inicial a toda su vida anterior. Sería, pues, contraproducente en ese momento una imposición en este campo.

    SATISFACCIÓN
    Se trata, en resumen, de niños con una estructura de personalidad. Sus conflictos a elaborar pueden ser muchos y serios según su historia anterior y su estructura y recursos propios, y necesitarán la fuerza y el afecto de su nueva familia para seguir creciendo. Los padres no deben dudar en solicitar el apoyo y la orientación por parte de profesionales cuando la situación lo requiere, y sobre todo al principio de la llegada a casa del menor parece necesario el seguimiento de la familia en todos los casos.
    Pronto a estos niños les llegará la pubertad y la adolescencia y será una nueva prueba a pasar en la que se revisa y reestructura toda la personalidad del menor. A pesar de los momentos y fases difíciles, la gratificación que supone sacar adelante a un niño o niña que durante años ha tenido tantas carencias, la fuerza de enfrentarse a ellas, y el dar la oportunidad de una nueva vida frente a un futuro muy incierto, es lo suficientemente importante como para apostar por ello.
    Por nuestra parte, como profesionales encargados del seguimiento y la preparación de los padres, queremos señalar que todos los niños y niñas mayores de 6 años que van llegando o que llevan ya meses y años con su familia, evolucionan hasta el momento dentro de la normalidad, lo que supone también para nosotros una gran satisfacción personal.
    Aunque no todas las familias puedan ser idóneas para recibir en su familia un niño mayor, con seguridad hay muchos felices encuentros por realizar y nuevas familias por constituir.

    Para entenderlos mejor

    Es habitual que en el comienzo del proceso de adaptación se observen alguna de estas tres posibilidades en la forma en que suelen responder los menores a la separación y a la elaboración de sus duelos: Los niños que desde un principio muestran su añoranza, habitualmente hablando de los personajes de su vida anterior, queriéndoles llamar o reclamando ir a verles. Aunque esto genere la ansiedad de los padres, el temor al rechazo y a no ser aceptados por el hijo, hay que escuchar entre líneas lo que esta actitud está diciendo. Si dejamos hablar al niño pronto descubriremos que la fantasía casi siempre está ligada a un querer mostrar a los personajes de su vida anterior, su vida actual; a tener un contacto pero no renunciar en ningún momento a su nueva familia y a su nueva vida, es decir a una manera más de despedirse del pasado. Si la respuesta de los padres es ponerse a la defensiva frente a lo que plantea el niño y no dar el tiempo suficiente para escuchar lo que éste quiere realmente expresar, todo será más confuso, largo y difícil.
    Los niños que silencian todo lo relativo a su vida anterior y a sus vínculos anteriores por miedo al rechazo. Una vez que el menor se siente lo suficientemente seguro en su nueva familia, comienza a hablar y hay que estar preparado para ello. Esto a veces puede llevar bastante tiempo y la tendencia de los padres es pensar que el niño se ha olvidado, está muy a gusto y lo tiene todo superado. Sería negar parte de la realidad de su hijo, el cual cuando esté en condiciones de poder hablar agradecerá que se le posibilite el hacerlo. Es conveniente que los temas de adopción, la experiencia de otras familias, la llegada de otros niños se comenten con naturalidad en la casa, sin presionar nunca al niño para que hable, pero mostrando la propia disposición y el interés para escuchar todo aquello que él o ella quieran decir.
    Los niños que pasado un tiempo no hablan de nada relativo a su vida anterior y que desde un principio han mostrado un rechazo muy significativo a todo lo relativo a ella, nos muestran lo traumático de su historia pasada.
    En este caso hay que estar atentos y tomar las medidas oportunas para ayudarle a enfrentarse a estas marcas, de forma que no influyan de forma.

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Última edición por Brujita fecha: 07/05/08 a las 16:53:38

  23. #23
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Escrito el: 03 - Febrero - 2008 a las 08:36
    Artículos bien interesantes (enfocados en adopción internacional, pero igualmente útiles)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

    Un extracto:

    Etapas.

    Es frecuente que el niño sienta una gran necesidad de olvidar lo vivido (el abandono, las carencias, las pérdidas, la ruptura con
    su realidad…). Parece que ha estado con nosotros toda la vida, aunque es una situación artificial ya que no se muestra tal y como es.

    Si es un niño mayor puede manifestar un rechazo manifiesto a hablar de su pasado, usar su lengua y hacer referencias a su país de origen
    (aunque conserve ciertos hábitos y/o costumbres). Paulatinamente abandonará esta actitud; lo importante es no forzarle y hacerle entender
    que nosotros aceptamos su pasado y origen como si fuera el nuestro. Percibiremos que esta fase esta siendo superada cuando el niño
    adopta un comportamiento más natural o espontáneo.

    Luna de miel.

    Se suele atravesar después, una etapa en la que todos intentan agradarse o “enamorarse”. Es la etapa conocida como “luna de miel”. Todos los días se hacen cosas especiales y todo parece perfecto; sin embargo la familia todavía no se muestra con naturalidad.

    El niño puede manifestar regresiones o conductas parecidas a las de un bebé como forma de reclamar el afecto y atención de sus
    padres y de recuperar etapas anteriores no superadas. Es bueno hacerle sentir importante en su nueva vida y esforzarnos en que entienda
    que le vamos a querer siempre por quién es, no por lo que hace.

    Autonomía.

    Después la situación comienza a normalizarse; el niño empieza a sentir los vínculos establecidos como algo estable y sólido.
    Se relaja y siente la necesidad de poner a prueba la solidez de las relaciones familiares.Manifiesta sus deseos de autonomía e independencia
    como forma de expresar su individualidad.
    En esta etapa son frecuentes las rabietas, retos, mentiras y/o tensiones familiares. Los padres deben mantener una actitud flexible pero firme, comunicativa y cercana y buscar ayuda en los profesionales si es necesario.

    El niño debe entender quién manda en casa (si el niño es más fuerte que los padres no podrá sentirse protegido por ellos), siendo necesario que se adapte a los límites y a la disciplina familiar. Este aparente distanciamiento da lugar a un vínculo más estable, sólido y duradero.

    Integración.

    Por último, se produce una integración familiar total, en la que todos se aceptan y quieren en un entorno afectivo, estable y seguro. Cada miembro de la familia entiende los vínculos de forma incondicional e indefinida y se muestra tal y cómo es.
    Estas etapas se harán patentes de forma diferente en cada familia. Puede ser que algunas no sean percibidas con claridad mientras que otras pueden prolongarse en el tiempo; hay niños que atraviesan una “luna de miel”muy prolongada y que apenas tienen rabietas, mientras que otros manifiestan una fase se oposición más marcada. En cualquier caso es fundamental buscar apoyo en las primeras fases de la adaptación cuando nos sintamos desorientados, confusos o inseguros.

    Los especialistas en adopción podrán ayudarnos y orientarnos. Otra de las cuestiones que más preocupan a las familias en referencia al proceso de adaptación es la siguiente: ¿Cuánto tiempo empleará el niño en adaptarse completamente? Cada niño ha vivenciado experiencias muy diferentes y manifiestan un carácter y una personalidad única, por lo que es difícil responder a esta pregunta; cada uno mantiene un ritmo adaptativo particular. No es fácil encontrar dos procesos parecidos, pero se puede decir que esta etapa concluye cuando el niño se siente seguro en el seno de su familia y
    confía en le querrán de forma incondicional e indefinida; por tanto, el proceso se prolongará durante meses hasta que el vínculo esté totalmente establecido. Cuando la dinámica y rutina familiar esté consolidada y todos sus miembros se identifiquen como familia se podrá decir que el proceso adaptativo ha concluido.

    La adaptación es una fase más en la construcción de nuestra familia. Lo más importante es conocer las posibles dificultades con la que podamos encontrarnos en cada caso particular y hacerlas frente con serenidad, sensatez y amor. Antes de lo que pensamos sentiremos que nuestro hijo ha estado toda la vida con nosotros. No es fácil encontrar dos procesos parecidos, pero se puede decir que la adaptación concluye cuando el niño se siente seguro y confía en que su familia le quiera de modo incondicional.
    Última edición por Sabina fecha: 10/06/08 a las 10:20:03

  24. #24
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores

    Florencia
    Escrito el: 06 - Febrero - 2008 a las 22:36

    Gracias por tu información Sabina!. la leimos juntos con mi marido y todo lo que aparece en el artículo es cierto !!!!!! Yo ya lo sabía, pero a mi marido le hizo muy bien leerla conmigo... un abrazo grande,
    Flo
    Última edición por Sabina fecha: 07/04/09 a las 23:16:57

  25. #25
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.280
    Gracias
    75
    66 agradecimientos en 52 posts.

    Predeterminado Re: Adopción de niños mayores



    En
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Cariños!

Thread Information

Users Browsing this Thread

There are currently 1 users browsing this thread. (0 members and 1 guests)

Temas Similares

  1. Adopción de niños con necesidades especiales
    By Sabina in forum Adopción
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 05/12/10, 22:28:41
  2. Adopción de niños extranjeros/ razas/etnias
    By Brujita in forum Adopción
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 16/09/10, 21:52:11
  3. Preguntas difíciles de los niños
    By Sabina in forum Adopción
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 26/08/09, 11:53:39

Normas de Publicación

  • no puedes publicar nuevos hilos
  • no puedes responder mensajes
  • no puedes adjuntar mensajes
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
  • BB code is habilitado
  • Las caritas están habilitado
  • Código [IMG] está habilitado
  • [VIDEO] code is habilitado
  • Código HTML está deshabilitado