Mostrando resultados del 1 al 23 de 23

Tema: El apego, y etapas del desarrollo

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah
    Escrito el: 04 - Abril - 2005 a las 19:46

    Generalmente tendemos a idealizar los eventos y celebraciones importantes de nuestras vidas: el matrimonio, el nacimiento de los hijos, las vacaciones. A menudo nos olvidamos de considerar las posibles dificultades y frustraciones. Con la adopción de un niño ocurre lo mismo. No debemos olvidar que si bien la mayoría de las adopciones resulta exitosa, algunas no lo son.

    Debemos reflexionar sobre la adopción de un hijo, y con suerte podremos encontrar un balance racional entre ayudar a un niño a encontrar una nueva familia, y nuestra necesidad de criar un niño.

    Antes de dar un hogar a un niño hay muchas preguntas a hacerse. Tal vez, la primera sea ¿por qué el deseo no es suficiente?

    Una gran parte de los niños que esperan una nueva familia son niños con necesidades especiales. Muy a menudo los padres adoptivos desconocen que los niños adoptados traen consigo al nuevo hogar dificultades o problemas potenciales . A veces poque los padres adoptantes no preguntan, otras porque los que conviven con el niño no conocen la información, pero muchos padres adoptivos se enfrentan a situaciones dificultosas para las que no se encontraban preparados.

    Esta falta de preparación para criar un niño de riesgo o con necesidades especiales lleva a la familia irremediablemente a situaciones de stress y falta de recursos.

    La mayoría de las adopciones resultan exitosas, pero no debemos perder de vista que la falta de información y preparación es la principal causa de fracasos. Muchos de los niños en adopción pueden haber vivido situaciones traumáticas con sus familias biológicas, con las familias de acogida, en los orfanatos; pueden haber sido víctimas de abusos físicos, psíquicos y/o sexuales.

    Muy a menudo se les dice a los padres que "TODO LO QUE NECESITA ESTE NIÑO ES AMOR, Y TODO IRÁ BIEN". Pero esto no resulta siempre cierto.

    Los padres adoptivos tienen que ser cuidadosos y tener expectativas realistas con respecto al niño que será su hijo, y no quedarse con el "niño idealizado".

    Los padres, biológicos o adoptivos, deberían conocer más sobre el proceso de apego, y la importncia que tendrá a lo largo de toda la vida de un niño.

    El apego es uno de los procesos biológicos fundamentales en la mayoría de las especies del reino animal para la supervivencia de la especie, como la reproducción, el cuidado, la alimentación y las relaciones con el entorno.

    El proceso de apego inicia su desarrollo en los primeros meses de vida de un niño, y es la conducta de interacción con los cuidados que recibe por parte de los adultos (principalmente, pero no siempre, con la madre).Es el proceso que permite al niño aumentar su seguridad y protección y, al mismo tiempo, le dirige a buscar la satisfacción de sus necesidades a través del contacto con otros seres humanos: el tacto, la sonrisa, el contacto ocular, la locomoción y la alimentación.

    Todavía mucha gente cree que los bebes y los niños se pueden recuperar de casi todas las experiencias y que nada deja secuelas en ellos, esto ha contribuido a crear muchas falsas creencias. La forma en que el niño haya podido satisfacer sus necesidades durante el primer año de vida tendrán mucho que ver con su desarrollo físico y psicológico futuros.

    Los niños comienzan a desarrollar conductas de apego que pueden ser seguras o inseguras. Las conductas de apego inseguras habitualmente se describen como ambivalentes, evasivas, desorientadas o desorganizadas, dependiendo de patrones de conducta que se ven enormemente influenciados por lo que sucede en el entorno del niño.

    Los niños tienen la capacidad de apegarse en cualquier nivel, aún en uno traumático. Y estas situaciones traumáticas pueden dañar una base de apego seguro; las intervenciones terapéuticas pueden ayudar a reducir el daño.

    Estas conductas forman parte de un proceso continuo. Muchos niños con un apego inseguro pueden presentar conductas que pueden resultar destructivas tanto para ellos mismos como para los demás. Y estas conductas no siempre pueden ser detectadas a primera vista, no sin el conocimiento apropiado. Por esta razón es fundamental que los padres reciban información y preparación para el futuro.

    Una situación que no puede ser detectada con facilidad, por ejemplo, es la llamada "fantasía del lazo". Puede ocurrir que un niño que no tiene recuerdos de su familia biológica, continúe tendiendo el ansia de encontar a sus padres biológicos con el deseo, sueño o fantasía de que, si su su madre o padre biológicos conocen el lugar donde él se encuentra, volverán a buscarlo. Este anhelo desarrolla la creencia de que deben guardar su cariño para su "mamá real", la madre que les dió la vida. Y esta fantasía de los niños puede incrementar sus chances de hacer fracasar su vinculacíón con la familia adoptiva; sus sentimientos de abandono, y reafirmando su creencia de que sólo sus padres biológicos pueden realmente quererlo.

    Aún los niños que tienen recuerdos de experiencias de abusos o negligencias mientras estaban al cuidado de su familia biológica, luego, niegan estas experiencias y fantasean una relación muy estrecha con sus padres. Han internalizado que sus experiencias traumáticas(abusos, negligencia, abandono) se han debido a su culpa, porque algo no funcionaba bien en ellos. Fantasean que, si pueden regresar y actuar de una manera diferente, pueden recuperar el cariño de sus padres, que sienten que está allí esperándolos.

    Por ello resulta necesario estar informados y preparados como padres, para aumentar las posibilidades de éxito de la adopción. No debemos presuponer que las personas participantes en el proceso adoptivo siempre saben lo que están haciendo y aconsejando.

    Leer, dudar, tratar de encontrar respuestas, encontrar recursos de orientación y apoyo tanto en la etapa preadoptiva como postadoptiva.

    La adopción es una decisión muy importante, no sólo para los futuros padres sino también para el niño que llegará a formar parte de la familia.

    En: [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:24:04

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Evita:
    Escrito el: 04 - Abril - 2005 a las 22:27

    "Apego" traduccion Nr. 1
    Lo que dicen los estudiosos acerca del “apego”

    Las fases del Apego:
    Apego en una relacion permanente de cariño entre un niño y quien le cuida<?XML:NAMESPACE PREFIX = O /><O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    Este proceso tiene 4 fases:<O:P></O:P>
    · Fase 1: 0 hasta 3 meses
    El recien nacido manda muy rapido (despues de nacer) señales como: reir, llorar, expresiones con los ojos. Estas señales el recien nacido NO las envia a una determinada persona.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Fase 2: 3 a 6 meses<O:P></O:P>
    El niño reaciona positivamente a la atencion de una persona especifica pero esta preferencia no es aun muy clara. En principio cualquier persona podria, con poca dificultad, tomar el rol de cuidador del bebe.
    <O:P></O:P>

    · Fase 4: 6 hasta 8 meses
    Las primeras señales de apego se empiezan a ver. El niño da a conocer por medio de movimientos y señales que desea tener la atencion de una determinada persona. Perder esa persona le produciría un fuerte terror a las ‘separaciones’ . <O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Fase 4: Desde mas o menos 2 años
    En esta fase el niño sabe a cual persona(s) el siente apego y cuenta con ello. El niño puede ahora ajustar y posponer sus metas porque el esta conciente de la relación que el tiene con esta persona. Esta noción tiene de una manera abstracta invloed sobre el ‘apego’ <O:P></O:P>
    Confianza en si mismo:
    Primero el niño se apega a su madre. Un niño que siempre puede contar con su madre, que se siente con ella seguro, cuidado y consolado sabe que ella –su madre- esta intranquila si no sabe donde esta el. El sabe que su madre lo ama. Estos niños tienen seguridad en si mismos, es para terceros agradable la gente reaciona positivamente frente a ellos lo que le da al niño mas confianza en si <O:P></O:P>
    Temor a la separación:<O:P></O:P>
    Temor a separarse de la madre tiene su punto culminante entre los 14 y 20 meses. Temor a esta separacion y miedo a extraños son las caracteristicas en el primer año de vida.<O:P></O:P>
    La gran mayoría de los niños que tienen un ‘apego seguro’ tendran estos miedos. (Chicas: esto es positivo) <O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    Despues de 7 meses empiezan los niños a apegarse a otras personas que ellos ven seguido como<O:P></O:P>
    Hermanos /as . Entre el niño y los padres se desarrolla una relacion emocional que es desisiva<O:P></O:P>
    Para el como el niño –mas tarde- se comportara en sus relaciones emocionales. Los niños que se han apegado de manera “insegura” a sus cuidadores (padres etc) , cuando la situacion de ellos cambia es aun posible que pueden apegarse de manera “segura” a quienes ahora les cuiden
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:25:07

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Evita:
    Escrito el: 05 - Abril - 2005 a las 13:01

    Chicas aqui la segunda parte de l apego. Para que aprendamos a ver en los niños las señales.
    --------------------------------------------

    Tipos de apego<?:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com
    Las maneras en que los niños pueden apegarse a sus cuidadores son 4<?XML:NAMESPACE PREFIX = O /><O:P></O:P>
    · 1. apego seguro
    Cuando llevan a un niño a un lugar desconocido para el, el niño se pondra nervioso.<O:P></O:P>
    El reaccionara cuando su cuidadora (madre) vuelva de manera positiva y buscara la seguridad y proteccion de ella cuando esta llege. En un niño que tiene un “apego seguro” es el balance entre estar junto a la madre y salir a explorar en un perfecto balance. Si el niño es timido buscara la cercanía de su madre hasta que se encuentre comodo y solo entonces saldra a reconocer el terreno.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · 2: Evitar & Independencia (Apego inseguro)
    Estos niños van a reconocer terreno en el momento en que la cuidadora (madre)<O:P></O:P>
    deja al niño. Ellos van de manera intensiva e independiente a reconocer terreno. Cuando vuelve la madre la evitan. El niño evita a su cuidadora (madre) y es desiquilibrado emocionalmente.<O:P></O:P>
    La gente dice generalmente y equivocadamente de estos niños que son “a corta edad independientes”.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · 3: Ambibalencia y rechazo (Apego inseguro)<O:P></O:P>
    Estos niños son casi inconsolables. Por una parte se aferran llorando a sus cuidadores (padres)<O:P></O:P>
    cuando estos tienen que salir. Por otro lado estan decepcionados y enojados y demuestran un comportamiento de rechazo al cuidador (padres) cuando este vuelve.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · 4: Apego miedoso y desorientado<O:P></O:P>
    En estos niños vemos las tres formas escritas arriba. Las reacciones del niño son bastante imprevistas. En niños que han sido maltratados se ve tanto el comportamiento de ‘rechazo’ como el comportamiento ‘evitar’ .

    Cariños Eve<O:P></O:P>
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:25:47

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Evita:
    Escrito el: 05 - Abril - 2005 a las 23:20

    Chicas aqui la ultima parte del 'apego:



    De que manera se inician problemas de ‘apego’

    Problemas de ‘apego’ pueden comenzar por varias causas.<?:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com
    <?XML:NAMESPACE PREFIX = O /><O:P></O:P>
    · Importantes son las circunstancias bajo las cuales se desarrollo el embarazo y como fueron las semanas despues del nacimiento y los años siguientes.<O:P></O:P>
    - “¿Qué es lo que ha experimentado el niño? “<O:P></O:P>
    - “¿Qué formas de descuido y de maltrato han ocurrido?” <O:P></O:P>
    - “El niño ¿ha tenido una vida en la calle, orfanato o en casa de una familia?” <O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Un niño tiene necesidad de experimentar seguridad y la continuidad de un cuidador (madre) fijo.<O:P></O:P>
    ¿Fue satisfecha esta necesidad?<O:P></O:P>
    ¿Hay una buena seguridad basica? la cual es necesaria para el desarrollo de otras areas como: <O:P></O:P>
    area-social, area-afectiva, y area - intelectual.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Algunos niños nacen con cierta intranquilidad en el cuerpo. Lloran mucho o no quieren se regaloneados. Para estos niños sera mas energia nesesaria para crear un buen ‘apego seguro’.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Tambien hay madres que no estan en estado de regalonear o tocar a sus niños. Por esto el niño no va a experimentar la seguridad basica.<O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Niños mayores pueden ver a los nuevos padres (adoptivos) como un rival de sus propios padres . <O:P></O:P>
    Si estos sentimientos se mantienen sera dificil desarrollar un buen apego. <O:P></O:P>
    <O:P></O:P>
    · Niños que vienen vienen de otros paises ya han tenido muchas experiencias. Esto puede llevar a un lento o indesarrollable ‘apego’.entre otros: cambio de pais, clima, gente, colores y olores.
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:26:42

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Evita
    Escrito el: 05 - Abril - 2005 a las 23:38

    Chicas hasta aqui les he mandado:
    1. Fases del apego o mejor dicho 'apego vs edad'
    2. Tipos de apego
    3. Como se inicia el problema del apego inseguro
    Ahora voy a buscar que se hace para mejorar esto. En los talleres que segui para nuestra primera adopción es una obligación (moral) el trabajar en el apego con tu niño los primeros 3 meses. Eso significa:
    • Nada o muy pocas visitas
    • Nadie ab-so-lu-ta-mente nadie puede darle comida, consolar o acariciar tu hijo.
    De esa manera se logra en forma artificial un 'apego seguro' el que es la restauración de la 'confianza basica' en los niños adoptados. Digo "artificial porque este proceso debería crecer entre madre e hijo biologico de forma natural"
    La buena nueva es que esta confianza se logra hasta niños muy mayores. Que es nuestro tema.
    Un beso
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:27:25

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Brujita:
    Escrito el: 06 - Abril - 2005 a las 14:27

    Oooo.... me dejas tan sorprendida como con el tema del lenguaje.

    ________________________
    Déborah
    Escrito el: 06 - Abril - 2005 a las 14:36

    Sabes, lo que acabas de poner me hace muuuuuuucho sentido, especialmente tratándose de niños mayores.

    Una de las cosas que siento al respecto, por ejemplo, es que quisiéramos un niño/a de hasta 3 años, para poder estar con él/ella "pegado como estampilla" durante un año..... intentando incluso minimizar la ida al jardín, colegio o lo que sea, cosa que con niños más grandes no es posible....

    Está claroq ue es un tema que no tenemos resuelto para nada.....
    __________________

    Evita
    Escrito el: 06 - Abril - 2005 a las 18:21

    No cariño,

    Deborah no es asi de tan malo. Mira con lo del apego tambien hay que trabajar con las guaguitas.

    La manera de conseguir la confianza basica en los niños es estando con ellos un mes o algo asi. en ese mes se trabaja con el: le das comidas lo tocas, le haces masajes y no dejas que se acerque nadie a el. Si vienen visitas pueden darle un pequeño besito y nada mas. Si le traen regalos estos te los dan a TI y tu se los das a el.

    Despues hay que empezar a dejarlos ir lentamente.

    En america (contaba en otra carpeta) se estan haciendo estudios de que hasta los 14! años se pueden reparar los corazoncitos.

    Un gran problema es que la gente CREE que una guaguita no sabe nada ni siente nada.

    Justo hoy dia hablamos eso en el SENAME. Porque nosostros el primer mes que estemos con nuestro nuevo hijo (mas de 3 años) vamos a cerrar las puertas de la casa. Nadie lo va a tocar a regalonear etc. Entonces asi yo recupero el terreno perdido. (Ademas es super lindo).

    No quiero hacerte sufrir. Al contrario mi lucha es: "adoptemos niños mayores". Porfa no abandones la causa...

    Un beso grande Eva

    ____________________

    Brujita:
    Escrito el: 06 - Abril - 2005 a las 23:02

    Uy Evita, si todo resulta bien vamos a requerir harto de tu experiencia.

    Mi pregunta es... y si nos toca un crío que ya tiene que ir a jardín?, y no se puede por A, B o C???? Qué se hace??

    ________________________________
    Evita
    Escrito el: 07 - Abril - 2005 a las 17:34

    Estoy traduciendo mas. Ahora mas con que hay/ se puede hacer.

    Bruji tus niños pueden ir al jardin sin problemas pero antes tienes tu o tu marido que desocupar un par de semanas para trabajar con ellos en el apego. Si trabajas en casa es ideal. No se trata de estar 100% con el niño pero se trata ( 2 de los puntos mas importantes) de que el niño entienda que:

    1. Estos cuidadores (padres ahora) son definitivos. No van ha haber otros. Ellos ya no son paquetitos que van y vienen. Entienden el concepto familia y lo aceptan.

    2. Uds. los nuevos cuidadores (ahora padres) los aman aunque ellos se 'porten mal'. Ustedes los aman aunque ellos 'sean feos, chicos se porten seguido mal etc.' Osea entienden eso de 'amor incondicional', que es la base de 'confianza basica'.

    Si tu y Claudio se quedan con los chicos 1 o 2 semanas y despues los mantienen alejaditos de todo el mundo veras lo rapido que va. Veraz que cuando el niño vaya al jardin quedara con miedo pero con el tiempo te van a decir: 'ya mama andate" "chao"
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:28:58

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Evita:
    Escrito el: 07 - Abril - 2005 a las 17:39

    Otra cosilla, anoche lei que hasta los 12 años esta cientificamente probado que la confianza basica se puede recuperar.

    Y aunque no lo crean pero de los niños biologicos por lo menos en Holanda 60% no tuvo un buen apego.

    Nunca tuvieron ustedes ese pololo mariposa. Que nunca se quiso casar. Luego se casan y separan rapidito. Son gente mala? No. Pero tienen miedo a tener relaciones emocionales. Ellos tuvieron un 'apego inseguro'.

    El apego es lejos un problema de todo el mundo no solo de niños adoptivos. Los padres adoptivos estan mejor preparados y saben como trabajar con los niños para que ellos recuperen su confianza basica. Los padres biologicos creen que ellos no necesitan trabajar en el apego con sus niños: Falso! segun los estudiosos es algo de lo que todos nos tenemos que preocupar. (Claro que los niños adoptados estan mas heridos que los biologicos nacidos en un hogar lleno de amor).

    Estoy casi lista con una traduccion muy buena: "pocas palabras to the point"
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:29:47

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah:
    Escrito el: 10 - Abril - 2005 a las 19:21

    Algo más sobre el tema del apego:

    En el campo del desarrollo infantil, el apego se refiere a un vínculo específico caracterizado por las cualidades únicas del vínculo especial que se forma entre madre- infante o cuidador primario-infante. El vínculo de apego tiene varios elementos claves: 1) es una relación emocional perdurable con una persona en específico; (2) dicha relación produce seguridad, sosiego, consuelo, agrado y placer; (3) la pérdida, o amenaza de pérdida, de la persona evoca una intensa angustia. Lo que mejor caracteriza esta forma de relación especial es la relación madre-infante. Al estudiar la naturaleza de este tipo especial de relación, hemos descubierto cuán importante es la misma para el futuro desarrollo del niño. De hecho, muchos investigadores y clínicos entienden que el apego madre-infante ofrece el andamiaje funcional para todas las relaciones subsecuentes que el niño desarrollará. Una relación sólida y saludable con un cuidador primario, se asocia con la alta probabilidad de crear relaciones saludables con otros, mientras que un pobre apego con la madre o cuidador primario parece estar asociado con un sinnúmero de problemas emocionales y conductuales más tarde en la vida.

    En el campo de la salud mental, la palabra apego es usada más libremente y ha venido a reflejar en forma global, la capacidad para formar relaciones.

    Para propósitos de este escrito, por capacidad de apego nos referimos a la capacidad de formar y mantener una relación emocional, mientras que el apego en sí se refiere a la naturaleza y calidad de la relación como tal. Por ejemplo, un niño puede tener un apego “seguro” o “inseguro”.

    ¿Qué es formar vínculos?

    Dicho simplemente, el formar vínculos es el proceso de crear apego. Así como se usa el término vincular, pegar o adherir cuando pegamos un objeto a otro, vincularse es cuando utilizamos nuestro adhesivo o pega emocional para conectarnos a otro. Formar vínculo, por tanto, incluye una serie de conductas que ayudan a crear una conexión emocional (apego).

    ¿Son la formación de vínculos y el apego algo genético?

    La capacidad biológica de vincularse y crear apego es ciertamente determinada biológicamente. El impulso de sobrevivir es algo básico en todas las especies. Los infantes nacen indefensos y ienen que depender de un cuidador adulto para su sobrevivencia. Es en el contexto de esta dependencia primaria, y de la respuesta materna a la misma, que se desarrolla una relación. Este apego es crucial para la sobrevivencia del infante. Una madre emocional y físicamente saludable se sentirá atraida a su bebé – tendrá el deseo físico de olerlo, abrazarlo, mecerlo, arrullarlo y mirarlo detenidamente. El niño a su vez le responderá acurrucándose, balbuceando, sonriendo, chupando y agarrándose a ella. En la mayor parte de los casos, las conductas de la madre son placenteras, consoladoras y nutrientes para el bebé, y las conductas del infante causan placer y satisfacción a la madre. Es en este círculo de retroalimentación recíproca positiva, esta danza entre la madre y el infante, donde se desarrolla el apego.

    Por lo tanto, a pesar del potencial genético para formar vínculos y apegarse, es la naturaleza, cantidad, patrón e intensidad de las experiencias en la vida temprana lo que permite la expresión de ese potencial genético. Sin unos cuidados predecibles, sensibles, nutrientes y sensorialmente enriquecidos, el potencial del infante para poder vincularse y crear apego normales, no podrá materilizarse. Los sistemas del cerebro responsables de las relaciones emocionales saludables no se desarrollarán en forma óptima sin la experiencias adecuadas en los momentos adecuados de la vida.

    ¿Cuáles son las experiencias que forman vínculo?

    El acto de coger el bebé al hombro, mecerlo, cantarle, alimentarle, miralo detenidamente, besarlo y otras conductas nutrientes asociadas al cuido de infantes y niños pequeños, son experiencias de vinculación. Algunos factores cruciales en estas experiencias de vinculación incluyen el tiempo juntos (¡en la niñez la cantidad cuenta!), las interacciones cara a cara, el contacto visual, la cercanía física, el toque y otras experiencias sensoriales primarias como olores, sonidos y gusto. Los científicos creen que el factor más importante en la creación de apego, es el contacto físico positivo (ej. Abrazar, coger al hombro y mecer). No debe sorprender entonces que el hecho de coger al hombro, mirar detenidamente, sonreir, besar, cantar y reir todos causen actividades neuroquímicas específicas en el cerebro. Estas actividades neuroquímicas llevan a la organización normal de los sistemas cerebrales responsables del apego.

    La relación más importante en la vida de un niño es el apego a su cuidador primario, en el caso óptimo, la madre. Esto es así ya que esta primera relación determina el “molde” biológico y emocional para todas sus relaciones futuras. Un apego saludable a la madre, construido de experiencias de vínculo repetitivas durante la infancia, provee una base sólida para futuras relaciones saludables. Por el contrario, problemas en vinculación y apego pueden resultar en una base biológica y emocional frágil para futuras relaciones.

    ¿Cuándo ocurren estas ventanas de oportunidad?

    El momento en que se hace, lo es todo. Las experiencias de vinculación conducen a un apego y capacidades de apego saludables, cuando ocurren en los primeros años. Durante los primeros tres años de vida, el cerebro desarrolla un 90% de su tamaño adulto y coloca en su lugar la mayor parte de los sistemas y estructurras que serán responsables de todo el funcionamiento emocional, conductual, social y fisiológico para el resto de la vida. Existen unos periodos críticos en los cuales las experiencias de vinculación tienen que estar presentes para que los sistemas del cerebro responsables del apego, se desarrollen normalmente. Aparentemente estos periodos críticos ocurren en el primer año de vida y están asociados a la capacidad del infante y su cuidador de desarrollar una relación interactiva positiva.

    ¿Qué pasa si no se aprovecha esta ventana de oportunidad?

    El impacto de una vinculación defectuosa en la niñez temprana, puede variar. Cuando existe un abandono o negligencia emocional severa en esta etapa, los efectos pueden ser devastadores. Niños que no sean tocados, estimulados y nutridos, literalmente pueden perder su capacidad de formar relaciones significativas para el resto de sus vidas Afotunadamente, la mayoría de los niños no sufren de negligencia severa a este grado. Sin embargo, hay muchos millones de ellos que han tenido algún grado de limitación en sus experiencias de vinculación y apego durante su niñez temprana. Los problemas resultantes a consecuencia de ésto pueden ir desde un incomodidad interpersonal leve, a profundos problemas sociales y emocionales. En sentido general, la severidad de los problemas se asocia a cuán temprano en la vida, cuán prolongado y cuán severo fue el abandono o negligencia emocional.

    Esto no quiere decir que niños que hayan sufrido este tipo de experiencias no tengan esperanzas de poder desarrollar relaciones normales. Se sabe muy poco sobre lo que experiencias de reemplazo posteriores en la vida, puedan hacer para tomar el lugar o reparar unas capacidades de vinculación y apego poco desarrolladas o mal organizadas. Hay experiencias clínicas y numerosos estudios que sugieren que puede haber mejoría, pero que es un proceso largo, difícil y frustrante tanto para las familas como para los niños. Ayudar a reparar el daño hecho por sólo unos pocos meses de negligencia, puede tomar muchos años de arduo trabajo.

    ¿Hay formas de clasificar el apego?

    Al igual que rasgos tales como la altura y el peso, las capacidades de apego individuales forman un continuum. Sin embargo, en un intento de estudiar esta gradación, los investigadores han agrupado este continuum en cuatro categorías de apego: seguro, inseguro-resistente, inseguro-evasivo e inseguro-desorganizado/desorientado. Los niños con un apego seguro sienten una relación consistente, sensible y de apoyo con sus madres, aún en momentos de tensión o estrés significativo. Los que tienen un apego inseguro, sienten unas emociones inconsistentes, de castigo, no sensibles de parte de sus cuidadores, y se sienten amenazados en momentos de estrés.

    La Dra. Mary Ainsworth ha desarrollado un sencillo proceso, llamado el procedimiento de la Situación-Extraña, para examinar la naturaleza del apego en los niños. Dicho simplemente, la madre y el infante son observados en una secuencia de “situaciones”: madre-infante solos en un salón de juegos; extraño entra al salón; madre sale mientras que el extraño se queda y trata de consolar al niño; el padre/madre regresa y consuela al niño; el extraño sale; la madre deja al infante completamente solo; el extraño entra para calmar al niño; el padre/madre regresa y trata de consolar y distraer al infante. Las conductas del niño en cada una de estas situaciones es observada y evaluada. Las conductas de los niños en este paradigma:

    <TABLE borderColor=#808080 height=365 borderColorDark=#c0c0c0 cellPadding=4 width="95%" borderColorLight=#c0c0c0 border=1><T><TBODY><TR><TD vAlign=center align=middle width="32%" bgColor=#aeaeae height=39 ="arialfontonly"><BIG>Clasificación del Apego</BIG></TD><TD vAlign=center align=middle width="25%" bgColor=#aeaeae height=39 ="arialfontonly"><BIG>Porcentaje</BIG>
    <BIG>al 1 año</BIG>
    </TD><TD vAlign=center align=left width="55%" bgColor=#aeaeae height=39 ="arialfontonly"><BIG>Respuesta a la Situación Extraña</BIG>



    </TD></TR><TR><TD align=middle width="32%" bgColor=#c0c0c0 height=57 ="arialfontonly">Apego seguro</TD><TD align=middle width="25%" height=57>60 - 70%</TD><TD width="55%" height=57>Explora con la madre en el salón; alterado con la separación; la recibe con alegría cuando regresa; busca contacto físico y consuelo al reunirse</TD></TR><TR><TD align=middle width="32%" bgColor=#c0c0c0 height=57 ="arialfontonly">Inseguro: evasivo</TD><TD align=middle width="25%" height=57>15-20%</TD><TD width="55%" height=57>Ignora a la madre cuando está presente; muestra poca angustia por la separación; se retira de ella activamente al reunirse.</TD></TR><TR><TD align=middle width="32%" bgColor=#c0c0c0 height=76 ="arialfontonly">Inseguro: resistente</TD><TD align=middle width="25%" height=76>10-15%</TD><TD width="55%" height=76>Explora poco cuando la madre está en el salón, y se mantiene cerca de ella; muy angustiado con la separación; resiste el contacto físico con la madre al reunirse, y se muestra ambivalente o con coraje.</TD></TR><TR><TD align=middle width="32%" bgColor=#c0c0c0 height=76 ="arialfontonly">Inseguro: desorganizado desorientado</TD><TD align=middle width="25%" height=76>5-10%</TD><TD width="55%" height=76>Confusión sobre si acercarse o evadir a la madre; sumamente angustiado con la separación; al reunirse actúa confundido y aturdido-parecido a la respuesta de acercarse-evadir en los modelos animales</TD></TR></T></TBODY></TABLE>

    ¿Qué otros factores influencian la vinculación y el apego?

    Cualquier factor que interfiera con las experiencias de vinculación, puede interferir con el desarrollo de las capacidades de apego. Cuando la danza interactiva y reciproca entre cuidador-infante se interrumpe o dificulta, es difícil mantener las experiencias de vinculación. Las interrupciones pueden ocurrir debido a problemas primarios con el infante, el cuidador, el ambiente o el acoplamiento entre el infante y su cuidador.

    Infante: La “personalidad” o temperamento del niño influencia la vinculación. Si un infante es difícil de calmar, irritable o poco responsivo, comparado con uno tranquilo, que pueda calmarse solo, se le hará más difícil desarrollar un apego seguro. La habilidad del infante de participar en la interacción materno-infante puede verse en riesgo debido a alguna condición médica, tales como ser prematuro, defectos de nacimiento o enfermedad.

    Cuidador: Las conductas del cuidador pueden afectar negativamente la vinculación. Padres que critican, rechazan e interfieren, tienden a tener hijos que evitan la intimidad emocional. Padres abusivos tienden a tener hijos que, al sentirse incómodos con la intimidad, se retraen. Es posible que la madre del niño no sea sensible a su hijo debido a depresión, abuso de sustancias, porque se sienta abrumada por problemas personales, u otros factores que puedan interferir con su habilidad de ser consistente y nutriente con el niño.

    El ambiente: Un impedimento importante a la formación de un apego saludable, es el miedo. Si un infante se siente angustiado por un dolor, amenaza pervasiva o un ambiente caótico, se le hará difícil participar, aún en una relación de cuido amorosa. Infantes o niños que viven en ambientes de violencia doméstica, refugios, violencia comunal o en zonas de guerra, son vulnerables a desrrollar problemas de apego.

    Acoplamiento: El “acoplamiento” entre los temperamentos y capacidades del infante y la madre es crucial. Algunos cuidadores pueden sentirse muy bien con un infante tranquilo, pero sentirse abrumados por uno irritable. El proceso de prestar atención, leer las señales no verbales, y responder a las mismas en forma apropiada, es esencial para mantener expriencias de vinculación que resulten en apegos seguros. A veces el estilo de comunicación y respuestas con que la madre está familiarizada, por sus otros hijos, puede ser que no se ajusten a su nuevo bebé. La frustración mutua de estar fuera de sicronización puede afectar negativamente la vinculación.

    ¿Cómo el abuso y la negligencia afectan el apego?

    En las familias abusivas y negligentes se observan tres problemáticas principales. El efecto más común es que los niños maltratados son, esencialmente, rechazados. Niños que son rechazados por sus padres, experimentarán un sinnúmero de problemas (ver abajo), incluyendo la dificultad de desarrollar intimidad emocional. En las familias maltratantes, es común que este rechazo y abuso sean transgeneracionales. El padre negligente, fue un niño que sufrió negligencia. Crían como fueron criados. Otra problemática es que el niño asuma la función de los padres. Esto puede tomar varias formas. Una de las más comunes es cuando una jovencita inmadura se convierte en madre soltera. En este caso el hijo es tratado como un compañero de juegos y, demasiado temprano en su vida, como un amigo. Es muy común escuchar a estas madres jóvenes referirse a su hijo de cuatro años como "mi mejor amigo" o "mi hombrecito". En otros casos, los adultos son tan inmaduros y están tan desinformados en relación a los niños, que tratan a sus hijos como adultos – o hasta como a otro padre. Como resultado de ésto, es posible que sus hijos participen de pocas actividades con otros niños “inmaduros”. Este falso sentido de madurez a menudo interfiere con la posibilidad de desarrollar amistades de la misma edad. El tercer asunto en común es la naturaleza transgeneracional de los problemas de apego – se pasan de una generación a otra.

    Es importante resaltar que una relación de apego que haya sido segura, puede transformarse de pronto, luego de una experiencia de maltrato y negligencia. Es posible que la percepción que el niño tenía de un mundo consistente y nutriente, no se ajuste más a su realidad. Por ejemplo, la visión positiva que el niño pudiera tener de los adultos, podría cambiar luego de haber sido abusado o maltratado por una niñera.

    ¿Los problemas de apego, son siempre resultado del abuso o maltrato?

    No, de hecho, la mayoría de los problemas de apego es muy posible que se deban más a la ignorancia de los padres sobre el desarrollo, que al abuso. Muchos padres no han sido educados sobre la naturaleza cítica de las experiencias en los tres primeros años de vida de los niños.

    Con más educación pública y políticas de apoyo, ésto puede mejorar. Actualmente, la ignorancia es tan generalizada que se estima que 1 de cada 3 personas tienen un apego evasivo, ambivalente o resistente con su cuidador. A pesar de este apego inseguro, estos individuos son capaces de formar y mantener relaciones –sin embargo, no con la misma facilidad de otros.

    ¿Qué problemas específicos podría esperar ver en niños maltratados, con problemas de apego?

    Los problemas específicos que podrías observar pueden variar dependiendo de la naturaleza, intensidad, duración y el momento en que ocurrió la negligencia o el maltrato. Algunos niños evidenciarán problemas profundos y obvios, mientras que los problemas de otros podrían ser tan leves que sería posible no darse cuenta de que están relacionados a negligencia en su vida temprana. A veces estos niños parecerían no estar afectados por sus experiencias. Sin embargo, es importante que recuerdes el por qué estás trabajando con los niños y que éstos se han visto expuestos a cosas terribles. Existen ciertas señales que los clínicos experimentados consideran al trabajar con estos niños:

    Retraso en el desarrollo: Niños que han sufrido negligencia emocional en su niñez temprana, a menudo tienen retraso en su desarrollo en otros dominios. El vínculo entre un niño pequeño y sus cuidadores provee el mayor vehículo para su desarrollo físico, emocional y cognoscitivo. Es en este contexto primario que el niño aprende el lenguaje, las conductas sociales, y un sinnúmero de otras conductas claves necesarias para un desarrollo saludable. La falta de experiencias consistentes y enriquecedoras en la niñez temprana, puede tener como consecuencia retrasos en el desarrollo motor, del lenguaje, social y cognoscitivo del niño.

    Hábitos Alimenticios: Los hábitos alimenticios extraños son comunes, especialmente en niños con problemas severos de negligencia y apego. Estos podrían acaparar comida, esconderla en sus cuartos, comer como si no fuese a haber más comida, aún cuando hayan tenido alimento consistentemente disponible por años. Podrían no prosperar adecuadamente, rumiar los alimentos (vomitar), problemas al tragar y, más tarde en la vida manifestar hábitos alimenticios extraños que a menudo son mal diagnosticado como anorexia nervosa.

    Conductas calmantes: Para calmarse, estos niños emplean conductas muy primitivas, inmaduras y bizarras. Podrían morderse, golpearse la cabeza, mecerse, cantarse, arañarse o cortarse. Estos síntomas aumentan en momentos en que sienten angustiados o amenazados.

    Funcionamiento emocional: Estos niños presentan una gama de problemas emocionales, incluyendo síntomas de depresión y ansiedad. Una de estas conductas comunes es el apego “indiscriminado”. Todos los niños buscan sentirse seguros. Si tenemos en mente que el apego es importante para la sobrevivencia, los niños pueden buscar apego -- cualquier apego -- para su seguridad. Personas fuera de la disciplina clínica pueden pensar que estos niños abusados y maltratados son “amorosos” y que abrazan personas que les son prácticamente extraños. Los niños no desarrollan un vínculo emocional profundo con personas que apenas conocen; más bien estas conductas “afectuosas” son realmente comportamientos que buscan seguridad. Ésto preocupa al personal clínico pues estas conductas contribuyen a la confusión del niño respecto a la intimidad, y no son consistentes con las interacciones sociales normales.

    Modelaje inapropiado: Los niños copian la conducta de los adultos – aún cuando ésta sea abusiva. Aprenden que ésta es la forma “correcta” de interactuar con otros. Como podrás notar, ésto potencialmente les causa problemas en sus interacciones sociales con adultos y otros niños. Por ejemplo, niños que han sido abusados sexualmente, pueden estar en mayor riesgo de ser nuevamente abusados. Varones que han sido abusados sexualmente, pueden convetirse en ofensores sexuales.

    Agresión: Uno de los mayores problemas con estos niños es la agresión y la crueldad. Esto se relaciona a dos de los problemas principales en los niños que sufren negligencia: (1) falta de empatía y (2) pobre contol de impulsos. La habilidad de poder emocionalmente “entender” el impacto de nuestra conducta en otros, no funciona en estos niños. Ellos realmente no entienden o perciben lo que otros sienten cuando ellos hacen o dicen cosas hirientes. De hecho, a menudo estos niños sienten la urgencia de azotar y herir a otros – típicamente algo o alguien menos poderoso que ellos. Lastimarán animalitos, niños más pequeños, pares o a sus hermanitos. Uno de los elementos más preocupantes de estas agresiones es que, muy a menudo, están acompañadas por una fría y despegada falta de empatía. Al ser confrontados con su conducta cruel y agresiva, estos niños podrían mostrar arrepentimiento (una respuesta intelectual), pero no remordimiento (una respuesta emocional).
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:34:09

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    (continuación)

    ¿Cómo puedo ayudar?


    Los padres y cuidadores pueden hacer la diferencia en la vida de los niños maltratados. En esta sección les sugerimos algunas formas en que se puede ayudar.

    Nútrelos y cuídalos
    : Estos niños necesitan que los cojan al hombro, que los mezan y abracen. Con niños que tengan problemas de apego, sé físico, cariñoso y amoroso. Está consciente de que, para muchos de ellos, en el pasado el toque había estado asociado al dolor, tortura o abuso sexual. En estos casos, vigila cuidadosamente su repuesta – ponte en sintonía con su reacción a tus cuidos y actúa de acuerdo.

    Trata de entender su conducta antes de castigarlos o de aplicarles las consecuencias
    : Mientras más puedas aprender sobre los poblemas de apego, la vinculación, el desarrollo normal y anormal, más capacitado estarás para desarrollar intervenciones conductuales y sociales que sean realmente útiles. Tener información sobre estos problemas puede evitar que malinterpretes la conducta del niño. Cuando estos niños, por ejemplo, acaparan alimentos no debe verse como que está “robando”, sino como un resultado común y predecible de haber sido privado de alimentos en su niñez. Un enfoque punitivo a esta situación (como amuchas otras) no ayudará a madurar al niño. Ciertamente el castigo puede, de hecho, aumentar en el niño el sentido de inseguridad, angustia y necesidad de acaparar alimentos. Son muchas las conductas de estos niños que resultan confusas y perturbadoras a sus cuidadores. Si te encuentras luchando para crear o implementar un enfoque práctico y útil para una problemática de este tipo, puedes pedir ayuda profesional.

    Haz el papel de padre para estos niños, de acuerdo a su edad emocional:
    Frecuentemente los niños que han sufrido maltrato y negligencia se encuentran retrasados social y emocionalmente. Siempre que se sientan frustrados o asustados, harán regresión. Ésto quiere decir, que un niño de diez años puede, en un momento dado, actuar emocionalmente como uno de dos. A pesar de nuestro deseo e insistencia de que se comporten de acuerdo a su edad, no pueden hacerlo. Estos son los momentos en que debemos interactuar con ellos a su nivel emocional. Si están llorando, frustrados, abrumados (edad emocional de dos años), trátalo como si tuviese esa edad. Interactúa con él para tranquilizarlo, en formas no-verbales. Cógelo. Mécelo. Cántale suavemente. Éste no es el momento de utilizar razonamientos verbales complejos sobre las consecuencias de su conducta inapropiada.

    Sé consistente, predecible y repetitivo: Los niños maltratados, con problemas de apego, son muy sensitivos a los cambios en programa, las transiciones, sorpresas, situaciones sociales caóticas y, en general, a cualquier nueva situación. Se sentirán abrumados por situaciones complicadas y especiales, aunque sean agradables. Las fiestas de cumpleaños, el quedarse a dormir fuera de la casa, las festividades, los viajes familiares, el comienzo o terminación del año escolar, -- todos pueden resultarle desorganizadores. Debido a ésto, cualquier esfuerzo que pueda hacerse para ser consistente, predecible y repetitivo, será sumamente importante para que estos niños se sientan a salvo y seguros. Cuando se sienten así, entonces pueden beneficiarse de las experiencias emocionales y sociales nutrientes y enriquecedoras que le brindes. Si se sienten ansiosos y asustados, no podrán beneficiarse de la misma forma de tus cuidados nutrientes.

    Enséñales y modélales conductas sociales apropiadas:
    Muchos niños que han sufrido abuso y negligencia, simplemente no saben cómo interactuar con otras personas. Una de las mejores formas de enseñarles es modelarles con tu propia conducta – y luego relátales lo que estás haciendo y por qué. Conviértete en un narrador de jugada a jugada: “Voy al fregadero a lavarme las manos antes de comer porque…” o “ Ahora cojo el jabón y me enjabono las manos y…” Los niños ven, escuchan e imitan.

    Además de modelarles, también puedes enseñarles a jugar con otros niños. Sigue un enfoque semejante al de narrar las jugadas: “ Bueno, cuando le quitas eso a otra persona, lo más probable es que se sienta muy molesto, así que si tú quieres que se diviertan cuando juegues este juego…”. Al poder jugar mejor con otros niños, desarrollarán una mejor auto-estima y confianza. Con el tiempo, el tener éxito con otros niños le permitirá ser menos torpe y agresivo socialmente. A menudo los niños maltratados son “un desastre” debido a su retraso. Si el niño es molestado por su ropa o porque no está aseado, sería útil tener alguna ropa “cool” (a la moda) y mejorar su higiene.

    Una de las áreas en que estos niños tienen problemas, es en moderar su contacto físico. No saben cuando abrazar, cuán cerca pararse, cuándo mantener o romper el contacto visual, cuándo es apropiado buscarse la nariz, tocarse los genitales o llevar a cabo otras actividades de aseo.

    Irónicamente, los niños con problemas de apego, muy a menudo iniciarán un contacto físico (abrazos, cogerle la mano, subirse a la falda) con extraños. Muchos adultos pueden malinterpretar ésto como una conducta afectiva. No lo es. Esta actitud es mejor entendida como una conducta “suplicante”, que es socialmente inapropiada. La forma en que los adultos manejen este contacto físico inapropiado es muy importante. No debemos rehusar abrazar al niño y darle un sermón sobre su “conducta inapropiada”. Podemos, en vez, con delicadeza, dirigirlo a interactuar en forma diferente con adultos y otros niños. (Por qué mejor no te sientas aquí?). Es importante que estas lecciones sean claras, utilizando las menos palabras posibles. No tienen que ser directivas – confía en las señales no verbales. Es también importante explicarlas cosas en forma tal que el niño no se sienta mal o culpable.

    Escúchalos y habla con ellos:
    Una de las cosas más agradables que podemos hacer es simplemente detenernos, sentarnos, escuchar y jugar con estos niños. Cuando te mantienes callado e interactúas con ellos, te darás cuenta que comienzan a mostrarte y a contarte lo que realmente tienen por dentro. Sin embargo, aunque suene tan sencillo, ésta es una de las cosas más difíciles de hacer para un adulto – detenerse. Dejar de preocuparse del tiempo o la próxima tarea, y realmente relajarse en ese momento con el niño. Practícalo. Te sorprenderán los resultados. Estos niños percibirán que estás ahí sólo para ellos. Sentirán cuán importante son para ti.

    Es en momentos como éstos que mejor puedes llegar a estos niños y enseñarles. Es una gran ocasión para comenzar a enseñar a los niños sobre sus “distintos” sentimientos. No importa la actividad, es importante incluir los siguientes principios: (1) Está bien sentir todos los sentimientos—tristeza, alegría o coraje (más emociones para niños mayores); (2) Enseñar a los niños formas saludables de actuar cuando estén tristes, alegres o con coraje; (3) Comenzar a explorar cómo otras personas puedan sentirse y la forma en que expresan sus sentimientos - "¿Cómo tú crees que Bobby se siente cuando lo empujas? (4) Cuando percibas que el niño está claramente alegre, triste, o que tiene coraje, pregúntale qué están sintiendo. Ayúdales a ponerle palabras y a etiquetar estos sentimientos

    Ten expectativas realistas de estos niños: Los niños que han sufrido abuso y negligencia tienen tanto que superar; y para algunos, no lograrán superán sus problemas. Las expectativas que tengas de una niñita rumana, huérfana, adoptada a la edad de cinco años, luego de haber vivido sus primeros años sin ningún nutrimento emocional, deberán ser limitadas. A ella se le robó algo, aunque no todo, de su potencial. Nosotros no sabemos cómo predecir el potencial en el vacío, pero sí podemos medir las fortalezas y debilidades emocionales, conductuales, sociales y físicas de un niño. Una evaluación detallada realizada por un profesional clínico diestro, podría ser de gran ayuda para comenzar a definir las áreas de destrezas del niño y aquellas áreas donde el progreso podría ser más lento.

    Sé paciente con el progreso del niño y contigo mismo
    : El progreso será lento. Este lento progreso podría ser frustrante y muchos padres adoptivos podrían sentirse inadecuados debido a que todo el amor, tiempo y esfuerzos que han dedicado al niño no paree tener ning’un efecto. Pero sí lo tiene. No seas duro contigo mismo. Muchos padres amorosos, diestros y competentes se han sentido agobiados por las necesidades del niño, víctima de abuso y negligencia, que han adoptado.

    Cuida de ti mismo:


    Si te sientes agotado, no podrás ofrecer el cuido consistente, predecible, enriquecedor y nutriente que estos niños necesitan. Asegúrate de buscar descanso y apoyo. Te será crucial contar con algún momento de respiro. Recurre a tus amistades, familia y recursos de la comunidad. La realidad es que no podrás cuidar a tu niño si te sientes exhausto, deprimido, con coraje, abrumado o resentido.

    En: [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Última edición por Sabina fecha: 02/05/08 a las 10:27:36

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Evita:
    Escrito el: 27 - Mayo - 2005 a las 22:39

    Chicas aqui les mando la ultima traduccion del apego en niños sean mayores o babys
    ------------------------------------------------------------ -------------------------------------------------
    Como terminamos el proceso de adopcion? Este proceso lo vamos a lograr creando bandas emocionales. No es la adopción sino la historia que el niño tiene los motivos de que la adaptación en su nuevo hogar puedan ser los primeros días difíciles.
    El niño tiene primero que sentirse seguro con sus nuevos cuidadores. Enseguida el niño les tomara confianza y Una vez comenzada esta relación de confianza se empezara a desarrollar el siguiente y mas importante paso: "el apego-seguro".
    Cuando el niño entiende que tiene un cuidador (padre adoptivo) que es definitivo comprenderá y aceptara el concepto "familia". De allí le nacerá un sentimiento de seguridad básica. Empezara a confiar en su terreno propio y enseguida el niño se atreverá a ligarse emocionalmente con sus nuevos cuidadores (padres adoptivos) y comenzara el proceso de un apego seguro.
    Cuando un niño tiene este apego seguro a sus padres adoptivos veras que el niño se atreve a jugar e investigar su territorio y cuando se sienta inseguro o atemorizado volvera a las cercanía de sus padres adoptivos. Por ejemplo el niño sale al jardín , juega prueba juguetes nuevos etc. Pero si ladra un perro y se asusta o se cae y le duele volverá inmediatamente a buscar consuelo en su madre adoptiva.
    Características típicas de niños que tienen un apego seguro

    • Busca consuelo si tiene penitaLe gusta que lo acaricien
    • Quiere que a veces lo tomen en brazos o estar en los brazos de su cuidadora (padres)
    • Busca el contacto con los ojos
    • Acepta reglas
    • Le gusta jugar
    • Se puede concentrar
    • Su calidez y ternura se puede percibir
    • Llora cuando algo le duele
    • Acepta normas y principios
    Una baby sin confianza basica osea con apego inseguro.

    • Llora mucho o es justamente demasiado callado
    • No deja que lo toquen lo consuelen
    • Generalmente no mira a las personas o da vuelta la carita rechazando a las personas
    • Le da a la gente la impresión de estar nervioso
    • No busca ni se arrulla en los brazos de un adulto
    • No da la impresión de ser un niño feliz, contento
    Niño de 2-4 años con apego inseguro

    • Llora por nada o justamente no llora en absoluto
    • No quiere que lo tomen en brazos o justamente solo quiere estar en brazos
    • No quiere que lo toquen o que lo cuiden
    • No quiere que lo consuelen
    • No mira casi nunca a las personas
    • Quiere hacerlo todo solo, no pide ayuda y hace como si todo lo supiera
    • Corre, vuela o justamente no se mueve de su silla
    Niño de 4-6 años que tiene apego inseguro

    • Quiere se siempre el jefe, tanto así en la escuela como en la casa
    • Mandonea al a otras personas
    • El quiere decidir hasta donde llegar en una relación emocional
    • Generalmente se comporta ‘cabrón’ y alardea
    • Es desagradable no sabe escucha
    • Quiere tener siempre la razón discute mucho
    • No deja que lo vean si le duele algo o esta triste
    • Pareciera que no tiene sentimientos amistosos
    • Pareciera no poder disfrutar
    Niño de 6-10 años que tiene apego inseguro

    • Se mete de manera exagerada con la organización de la familia
    • En el colegio quiere ser el ayudante del profesor
    • Es un niño triste, se ve apesadumbrado no le es fácil hacer amigos, no puede jugar.
    • Le es difícil ponerse en el lugar de otros
    • Tiene temor a fracasar
    • le cuesta aprender y concentrarse
    • No se permite cometer errores
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:35:20

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    sep 2002
    Ubicación
    Ñuñoa, Santiago
    Mensajes
    8.399
    Gracias
    69
    115 agradecimientos en 33 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Cuadro con los posibles comportamiento de niños con apego seguro e inseguro. De esta manera podemos en forma rapida y a grandes rasgos ver el buen o mal apego que un niño tiene.
    <DIR><DIR>
    </DIR></DIR><CENTER><TABLE cellSpacing=2 cellPadding=6 width=601 border=1><T><TBODY><TR><TD width="50%">
    Seguro
    </TD><TD width="50%">
    Inseguro
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Busca consuelo
    </TD><TD width="50%">
    No busca consuelo
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Quiere que lo mimen
    </TD><TD width="50%">
    No quiere que lo mimen
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Quiere que lo tomen en brazos
    </TD><TD width="50%">
    No quiere que lo toquen
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Busca mirarte a los ojos
    </TD><TD width="50%">
    No busca jamas contacto visual
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Acepta reglas
    </TD><TD width="50%">
    No acepta reglas
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Sale a jugar
    </TD><TD width="50%">
    No juega y si lo hace es en forma caotica
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Se puede concentrar
    </TD><TD width="50%">
    Su concentración es poca o nada
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Se ve y se siente amoroso, tierno, dulce
    </TD><TD width="50%">
    No tiene emociones
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Llora cuando algo le duele
    </TD><TD width="50%">
    No siente o no demuestra dolor
    </TD></TR><TR><TD width="50%">
    Acepta normas y principios
    </TD><TD width="50%">
    Roba, miente, molesta
    </TD></TR></T></TBODY></TABLE></CENTER>
    “El ángel de mi nacimiento dijo: ´Pequeña criatura hecha de alegría y júbilo, ¡corre y ama sin ayuda de nadie en la Tierra!´” (William Blake)

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah:
    Escrito el: 26 - Junio - 2005 a las 17:12

    Va resumen de artículo sobre el tema

    Adaptación de niños mayores

    La adaptación de un niño adoptado que ya haya cumplido los tres años, no es más difícil. Simplemente es diferente en algunas de sus características. Para quien sí puede ser más difícil es para los padres, sobretodo en aquellos casos de una primera maternidad y paternidad.

    El ir aceptando la idea del encuentro con un niño con una historia anterior de años, quizás con recuerdos y vivencias nada gratas, que tal vez irán reapareciendo de una forma u otra en la nueva vida, es ya un primer acercamiento a este niño y un primer paso para facilitar su adaptación.

    Prepararse a fondo en la psicología de los niños de estas edades, en las pe...ridades propias de los niños adoptados durante estas fases de la adaptación es fundamental para generar confianza en los futuros padres y augurar una feliz y rápida adaptación en los menores.
    Aunque, cada vivencia es única y cada encuentro entre padres e hijos es una experiencia donde intervienen multitud de factores personales y circunstanciales que la hacen irrepetible, también el compartir con otras familias que están en la misma situación o con aquellas que ya tienen a sus hijos en casa es muy enriquecedor.

    En estos encuentros es más fácil que los adoptantes descubran que sus miedos son distintos a los de otros futuros padres y como muchas veces ni unos ni otros miedos tienen nada que ver con lo que luego ocurre en la realidad que viven los niños que ya han llegado a sus familias. Comprobarán que a todos los niños que llegan les suceden cosas, pero seguramente de un orden que no tiene nada que ver con el imaginado como terrible.

    A todos los hijos, sea cual sea la condición de su origen, siempre les suceden cosas a lo largo de su crecimiento.

    NUEVOS VÍNCULOS

    En cualquier caso, si la familia no puede superar el miedo o la inseguridad que provoca la historia anterior del niño de más de 3 años, es mejor aceptar las propias limitaciones y renunciar a una adopción de estas características o al menos no precipitarse y darse el tiempo apropiado para ir mejor preparado al encuentro con este ser con su pequeña gran historia.

    * Por lo general todos estos menores tendrán perfectamente adquirida su lengua de origen aunque no posean todos los recursos para expresarse correctamente.
    * Comprenden todo lo que se les dice, pero en su mayoría apenas habrán convivido con sus padres biológicos
    * desconocen el concepto papá y mamá. Aquellos que si lo conozcan puede que lo tengan asociado a experiencias negativas de maltrato o abandono. Por lo tanto estos conceptos, tan ligados al sentimiento, se irán llenando de la expectativa de algo bueno y muy esperado. Pero en definitiva también desconocido y como tal ligado a inseguridad y temor.

    Sólo tras el definitivo encuentro, ya formalizada la adopción, y a medida que el niño y sus padres vayan estableciendo el vínculo familiar, las palabras papá y mamá encontrarán su definitivo y reconfortante sentido para el menor.

    A veces les es difícil discernir que los padres no sean unos nuevos cuidadores, o que no haya varias mamás y papás, que se sustituyan . Por ello es recomendable en un principio que el círculo de personas allegadas con las que el niño tenga relación no sea muy amplio y que la convivencia más intensa y los cuidados más directos sean directamente de la madre y el padre. En este sentido la nueva ley de protección a la familia ampara este aspecto con los permisos oportunos.

    También tiene su importancia el reconocimiento del entorno como suyo.

    Lo principal durante todo el primer año de estancia del menor en la familia es su integración en ella

    La casa y su cuarto son el lugar de referencia del que parte y al que va a volver después de cada nueva experiencia en esta su nueva vida: sus padres, su familia, su casa, su cuarto, sus cosas. Es frecuente que los niños de esta edad quieran conservar algo de su vida anterior, a veces es un juguete, una prenda de ropa. En muchas ocasiones adquieren el valor de objetos transicionales que calman la angustia ante el cambio y le ayudan a desprenderse de su vida conocida y soportar mejor los avatares de esta nueva y desconocida.
    Es importante entenderlo así y respetarles en su deseo. Poco a poco estos objetos dejaran de ser imprescindibles y el niño se irá separando de ellos.

    Los niños suelen llegar muy disciplinados y con muchos hábitos de orden y autonomía. Pero en la medida en que van sintiéndose atendidos y queridos necesitarán probar hasta donde llega ese cariño y esa atención. Es muy fácil consentirlos de más y ponerles límites de menos, debido a lo presente que tienen los padres y familiares ese reciente pasado de carencias . Pero en este punto los padres tienen que hacer el esfuerzo de pensar qué carencias están atendiendo con el exceso de mimo, las que el niño necesita o las que necesitan ellos mismos. Es prioritario que el niño detecte claramente quien tiene la autoridad y como se ejerce y qué ocurre cuando uno se salta las reglas. Esto le ayudará dentro y fuera de la familia a establecer comportamientos adecuados desde el principio.

    Es fundamental favorecer el desarrollo de esta autonomía que el niño trae y estimular la relación del menor con otros niños de su edad. Cuestión ésta en la que no suelen tener ninguna dificultad en estas edades.

    COMUNICARSE

    En esta primera fase, muy emocionante y vertiginosa, la seguridad y el afecto que le proporcionan los padres y el entorno familiar hacen que el menor deposite inmediatamente sus afectos en los nuevos personajes protagonistas de su vida y durante esta primera etapa preferirá no nombrar su vida anterior, ni hablar en su lengua de origen que aparentemente pasará al olvido.

    Durante estas primeras semanas o meses y aunque aparentemente todo sea normal, el niño está realizando un gran esfuerzo emocional y esto puede hacer postergar otros aspectos de su desarrollo, como los ligados al aprendizaje. Hay que dar tiempo para que las cosas se vayan ordenando y hay que saber que no se puede pretender que en unos meses el menor esté al mismo nivel que otros niños de su edad en las destrezas y los hábitos escolares. Es importante elegir un centro que estemos seguros de que respetará el ritmo de evolución del menor sin etiquetarlo ni aplicarle programas de refuerzo prematuramente. La comunicación con los tutores es muy importante, pero como lo es en la vida de cualquier niño escolarizado, ni más ni menos.

    Los padres han de constituirse en los nuevos y definitivos puntos de referencia y su brújula.

    Son los que le proporcionan afecto, cariño, cubren sus necesidades, le dan seguridad y le imponen los límites, que tienen que aparecer muy claros desde un primer momento.

    Una vez pasada esta primera fase de la integración, cuando el niño también ha adoptado definitivamente a sus padres, pueden aparecer los primeros comentarios y referencias de la vida anterior en su país. A veces con cariño recordando a algún amigo, a veces con rabia preguntando a los padres porqué no fueron antes a buscarlo. A veces el niño fabulará y contará historias procedentes más de su fantasía que de la realidad.

    Pero todas forman parte de su verdad, de sus sentimientos vividos.
    Es importante escucharles en la medida en que ellos pidan ser escuchados, nunca pedirles que hablen pero sí demostrar que estamos dispuestos a oir lo que quieran relatar. Hay que encontrar alguna respuesta para todas sus preguntas y sobretodo respetando su vida anterior, tratando de ofrecer una visión digna de la institución que lo acogía y de los padres biológicos que tuvieron que abandonarle para que el o ella accediera a un futuro de amor y seguridad con su verdadera familia. La de hoy y para siempre.

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]. htm
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:36:10

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Escrito el: 22 - Noviembre - 2005 a las 22:10

    Les recomiendo que lean este estudio

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]

  14. #14
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Sole:
    Escrito el: 23 - Noviembre - 2005 a las 12:13

    Encontre muy interesante, este árticulo...necesario para las nuevas madres, fundamentalmente para el vinculo en la adopción.

    ACTIVIDADES PARA BEBÉS Y NIÑOS CON RIESGO DE
    REACTIVO DE VINCULACIÓN.

    Beth McCann y Dr. Dan Hughes, especialista en trastornos del vinculo

    Si bien estas actividades se han escrito para bebés y niños, las mismas o una variación
    sobre ellas deben ser puesta en práctica para niños más mayores para resurgir la
    vinculación.

    ¿Su bebé no mira su cara, aun estando de pie a la altura de su cabeza?

    ¿Mirará su boca o nariz, y no sus ojos, sobre todo cuándo Ud. le sostiene?

    ¿El bebé no se acurruca profundamente en sus brazos?.

    ¿El bebé no se siente cuidado cuando Ud. está alrededor?

    ¿Parece preocuparse cuando Ud. lo recoge?.

    ¿No grita o gorjea? ¿Lloriquea mucho? ¿Siempre es pasivo?

    ¿Tiene bajo tono muscular? ¿Se arrastra lentamente?

    ¿No le nota alegre? ¿Tiene un pasado de múltiples cuidadores o de negligencia en su
    crianza?

    Si es así, su bebé o niño muy probablemente tiene signos de desorden del vinculo, si no es
    ayudado,
    existe un grave riesgo para su salud emocional y para la del resto de la familia.
    Se debe comenzar a actuar ahora, la recuperación total puede tardar años, pero si no se
    hace nada, más daño aparecerá. ¡El amor solo con bebés con síntomas de trastorno de
    vinculación no es bastante!.


    Comisión de Salud:Asociación Atlas
    Reactivo de vinculación: actuación en bebés Página 2 de 4

    ¿QUÉ PUEDE HACER?.

    1) ¡UD, Y SÓLO UD, LLEVARÁ A SU BEBÉ!
    Llévelo con Ud. a cualquier parte donde Ud. vaya y haga. (A no ser que sea peligroso). Le
    atará a su cuerpo, lo ideal es entrar en contacto físico piel sobre piel.
    Lleve al bebé sobre su
    cadera; ate su cuerpo bajo la camiseta o en sus brazos, cuanto más contacto y más tiempo
    mejor.
    Estos bebés no han sido sostenidos bastante. Sosténgalos TODO EL TIEMPO
    POSIBLE
    . Para las veces en que el bebé no está en sus brazos, tenerlos en el mismo cuarto
    en que Ud. Está. No sea intrusivo ni fuerce situaciones si percibe que su hijo puede sentirse molesto.

    2) ¡UD ES LA ÚNICA CUIDADORA!.
    Ud. siempre le alimenta, le baña, le pone el vestido, le cambia y la mayor parte del tiempo
    juega con él.
    Si la familia quiere ayudar los deja sacar el perro o limpiar su casa, lavar
    platos o hacer la lavandería, traer la comida o hacer el té.
    Ninguna niñera o “canguro” es
    posible
    . Antes de que su bebé logre una firmeza emocional NADIE que el bebé no vea
    diariamente debería sostenerle o tocarle, y hasta las personas que el bebé ve diariamente
    debería hacerlo en un mínimo de ocasiones.

    3)¡SOSTENGA EL BIBERON TANTO TIEMPO COMO SEA POSIBLE!
    Ud., no el
    bebé, es el que sostiene la botella
    . Sostenga la botella con una mano o con la barbilla para
    tener dos manos para acurrucar al bebé.
    Acerque su pecho a su piel tanto como sea posible.
    ¡¡Siempre busque con sus ojos la mirada de bebé en sus ojos y sobre todo cuando ellos se
    sientan reconfortados!!
    Siga mirando sus ojos para cuando estén listos para mirarla
    directamente. Frótele con cuidado, cántele.

    4) EL BAÑO CON SU BEBÉ, así se favorece al contacto de la piel en un ambiente de
    relajación agradable, con diversión en agua caliente.

    5) ¡¡MUCHOS CARA CON CARA!!
    Juegos de bebé, caras graciosas y toneladas de risas
    y besos!! Pinte círculos brillantes alrededor de sus ojos
    . Cierre un ojo, entonces el otro,
    rápidamente parpadee, luego cambie velocidades, todo el tiempo con ruidos graciosos.
    Cubra ambos ojos, etc... Haga al bebé sentarse sobre su regazo y si es demasiado difícil
    para ellos al principio, ponerlos sobre una cama para hacerlo. ¡¡Entonces mas diversión
    todavía...!!.

    6) CUANDO HAY MUCHA CÓLERA O NEGATIVIDAD.
    El bebé le necesita para sostenerse, aunque ellos no quieren ser sostenidos. Ellos se sienten
    todavía lejos de Ud. y tienen que ser traídos más cerca para curarse. Sostenga el bebé en
    sus brazos. Inicie una conversación con dulzura, y le pide mirar a los ojos de la mamá.
    Ellos muy probablemente no van a hacerlo y seguirán muy enfadados mucho, (en realidad
    ellos eran desde hace tiempo muy enfadados, solamente permiten a la cólera salir en
    ocasiones.
    En su vida anterior ellos no fueron capaces de conseguir sus necesidades; el
    enfado y la negación salieron de todo esto. A menudo eran golpeados o gritados. Es por eso
    que es tan importante que todo sea dado de una forma extremadamente amorosa.

    Nunca le hable severamente, pierda su paciencia u olvide por qué esta haciendo esto. Si Ud.
    Responde con su cólera, inmediatamente perderá su apoyo. Ud. es su apoyo.
    A menudo
    ellos intentarán golpearle, rasguñarle, morderle, gritarán y conseguirán cualquier otra
    manera de expresar su cólera. Su rabia intensa está dentro, hasta en los pequeños bebés.
    Él
    continuar aceptando cueste lo que cueste, por lograr su cariño es el objetivo aquí
    .
    Ellos se han cerrado a la gente, ahora la necesitan para curarse. Denle un masaje,
    cálmele en cantando, y con palabras suaves y diga que Ud. lo ama. Manténgase hasta ellos
    se calmen y le mirarán a sus ojos y se conectarán con Ud.
    De vez en cuando ellos se
    dormirán gritando. Si es así, y si es posible, siga sosteniéndole antes de que se despierten,
    luego sigan otra vez. Si Ud. tiene que dejarlos, que alguien vigile cuando se despierta para
    recogerle. ¡Cuando se crucen las miradas, manténgalas con todo su cariño.
    Recuerde, Ud.
    no creó esta cólera en su bebé
    .

    7) SIEMPRE, ES EL MEJOR MOMENTO Y EL MÁS FÁCIL PARA TRABAJAR
    CON SU BEBÉ.

    8) APPRENDER A DAR MASAJES A SU BEBÉ. Dos veces al día serían lo mínimo.
    ¡¡Todo el tiempo hablándole, cante y exprese a aquel bebé lo especial que es!! ¡¡La mayor
    parte de los bebés parecen realmente disfrutar!!.

    9)¡ROCK PARA EL BEBÉ! Disfrute con Ud. el paseo y el baile con el en sus brazos.
    Recuerde, el contacto cara con cara durante mucho tiempo, los movimientos apacibles y
    meciéndose.

    10) DORMIR CON EL BEBÉ. Si Ud. puede, tenga al bebé en su cama cerca de Ud. La
    segunda opción, tener al bebé en su cuna directamente a su lado de la cama, lo mas cerca
    posible de Ud. Él le necesita, que oiga su respiración y sepa que Ud. esta cerca.

    Aun recuerdo (relata la autora de estas paginas) como colocaba a mi hija en su cuna muy
    cerca de mi cama, y como siempre ella colocaba su cuerpo lo mas lejos posible de mí y
    volvía su rostro para no mirarme. La noche que no lo hizo, ¡que gran triunfo conseguí!.
    ¡Ellos tienen que acostumbrarse al sentimiento de ser amados!.

    11)¡¡CANTE, CANTE, CANTE!! Esto aligera la carga, y ayuda al bebé a sentir la
    felicidad la que ellos no tuvieron. Las voces alegres son muy importantes para el bebé.

    12) ¡¡ANIMAR EL CONTACTO OCULAR ALIMENTANDO, HABLANDO O
    JUGANDO!!
    Soborne con caramelos, juguetes especiales, cosquillas. Ellos pueden vivir
    con dientes careados, pero no pueden vivir sin vínculos!!.

    13) UNA CASA DESORDENADA no es importante.
    La sopa de sobre y sándwich para la cena y montones de lavandería.
    Sepa que Ud. no es la
    mamá súper
    y que el bebé no puede esperar a que todos sigamos nuestras vidas.
    ¡Deje que
    trabajen el resto de la familia y amigos!.


    14) ESPERAR SER CRITICADA. Como una madre posesiva que estropea al bebé, se lo
    dirán amigos, vecinos, parientes, médicos no expertos y trabajadores sociales.
    Aténgase a lo
    que UD SABE de las necesidades de su bebé y la lucha para conseguir su vínculo.
    Recuerde que UD. conoce que al bebé mejor que nadie.


    15) CONSULTE Y DEJESE GUIAR POR ESPECIALISTAS en trastornos del reactivo del
    vínculo
    . No dude en hacer una consulta a un psiquiatra infantil –paidopsiquiatria- ante
    cualquier duda. Seguimos siendo seres humanos con límites.
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:37:05

  15. #15
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah
    Escrito el: 01 - Agosto - 2006 a las 14:53

    Tomado de [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]


    Desarrollo de 0 a 2 años
    A esta edad están para comérselos y a todos los padres nos gustaría que no crecieran y siempre nos necesitaran y buscaran tanto. Los logros que consigan en este período serán cruciales para un desarrollo posterior óptimo. En este momento es cuando se fijan las bases de su futura personalidad y es muy importante lo que reciben del mundo adulto. Si habéis adoptado un bebé, conseguir la normalización antes de que termine esta etapa será vuestra mejor baza.

    <TABLE id=Autonumber2 style="WIDTH: 100%; BORDER-COLLAPSE: collapse; mso-padding-alt: 3.75pt 3.75pt 3.75pt 3.75pt" cellSpacing=5 cellPadding=5 width=700 ="MsonormalTable"><T><T><TBODY><TR style="mso-yfti-irow: 0; mso-yfti-lastrow: yes"><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">La llegada de un niño adoptado a su nueva familia supone el inicio de una andadura en la que tanto el menor como sus padres atravesarán una serie de fases de integración. En todos los casos se darán unos procesos de cambio y evolución que nos invitan y nos permiten extraer algunas pautas generales orientativas de lo que puede ser la adaptación, pero ante todo debemos contar con la individualidad y el aspecto diferencial de cada uno de los miembros que forman la nueva familia, lo que hace de cada proceso una experiencia única e irrepetible.
    Los padres, en los meses anteriores a la llegada de su hijo, habrán de irse separando de la imagen de su niño ideal, de sus posibles hijos biológicos no nacidos o perdidos, o de ese otro hijo más, que se fantasea completando la familia ideal. Será importante profundizar en el conocimiento de las limitaciones propias y de la pareja, de los temores, de los deseos de cada uno, a fin de que en los momentos difíciles, que los habrá, ambos padres puedan apoyarse en lugar de competir o rivalizar.
    Sabemos que esta preparación es difícil de aceptar para algunas personas que consideran que no es algo que se solicite de los padres biológicos, pero es más fácil de xxxxxxxx
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="32%">comprender si se lo plantean como una primera fase de integración para ellos. Un tratamiento individualizado a su caso les facilitará el reconocimiento de su propio hecho diferencial, no sólo el del menor por llegar, consiguiendo así una buena predisposición.
    Las experiencias de los niños En general podemos admitir que es cierto que los procesos de integración familiar son más fáciles y rápidos cuanto menor es la edad del niño adoptado, pero también podemos afirmar que esto no es sólo debido a que la historia y las experiencias previas del niño sin sus padres sean más cortas en el tiempo, sino también al grado de seguridad con que los padres reciben a su hijo. El "agujero" del desconocimiento de su historia es menor y eso les tranquiliza.
    Esta seguridad se la trasmiten a su hijo, constituyendo el más idóneo punto de partida para una buena adaptación.
    La intensidad con la que cada niño haya vivido sus experiencias anteriores, deja marcas únicas, ligadas a factores más complejos, siendo el factor más evidente el tiempo. Como en todos los menores adoptados, independien-temente de la edad, en el proceso de adaptación de los niños de 0 a 2 años, debemos de contar con ese "agujero", que ha creado xxxxxx
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">una marca propia en cada menor y que junto con las características personales de los padres, provocará inevitablemente en su encuentro los efectos particulares de cada familia. Con la premisa común de que es en este momento cuando comienza el cambio, podemos rescatar algunos aspectos de la evolución del mismo:
    Por lo general partimos de la idea de que los bebés institucionalizados han vivido una serie de carencias físicas y afectivas, que provocan ciertos efectos. De este modo es habitual que el nivel de desarrollo de los menores, tanto físico como psicomotriz, en el momento de su llegada a la familia, esté por debajo de los parámetros normales para su edad. Estos bajos niveles y otros aspectos propios de sus carencias, se van normalizando con sorprendente rapidez, ya que el cuidado, la atención y el afecto recibidos en su nuevo entorno, son el mejor de los estímulos. Podemos comprobar cómo pronto comienzan a moverse y sujetarse con más seguridad y cómo ganan peso y estatura. Su mirada a veces perdida y ausente empieza a fijarse y su expresión cambia.
    El bebé va integrando la imagen de los otros y de sí mismo a través de la mirada que se le dirige, fundamentalmente la de la madre. Sin embargo, es normal que el niño, en suproceso de adaptación, [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    </TD></TR></T></T></TBODY></TABLE>

    ------------------------

    <TABLE id=Autonumber2 style="WIDTH: 100%; BORDER-COLLAPSE: collapse; mso-padding-alt: 3.75pt 3.75pt 3.75pt 3.75pt" cellSpacing=5 cellPadding=5 width=700 ="MsonormalTable"><TBODY><TR style="mso-yfti-irow: 0; mso-yfti-lastrow: yes"><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">también sufra regresiones y síntomas nuevos, y que algunos de los hábitos y habilidades con las que venía, como los ligados a la alimentación, sueño e higiene, muy regularizados en los niños institucionalizados, tengan un retroceso.
    En la medida en que van percibiendo el gran cambio de entorno, la atención personalizada que reciben, el afecto y el contacto continuo con sus padres, a los que empieza a reconocer como tales, comienzan a sentirse seguros de su posición en el núcleo familiar y aparecen los primeros síntomas, reclamando por un lado la atención de la que han carecido y por otro manifestando los sentimientos de angustia y dolor que hayan podido acumular en su corta historia. Cuando el niño ha sido adoptado a una edad muy temprana, los síntomas más habituales son de hiperactividad, retraso en el desarrollo, trastornos del sueño o de la alimentación, enuresis, o terror hacia determinados estímulos o situaciones, que van remitiendo paulatinamente.
    Si esto ocurre, no hay que sorprenderse, ya que forma parte del proceso de elaboración del cambio por parte del menor.
    Si se saben manejar los límites y la ansiedad que esta situación pueda provocar, pronto se adaptará a los nuevos hábitos familiares.
    La adaptación mutua A la hora de enfrentarnos a estas situaciones debemos tener presente la situación excepcional por la que está pasando el bebé, el compromiso adquirido con él, y también que las dificultades no sólo están ligadas a sus circunstancias, sino que también están las dificultades personales de los xxxxxx
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="32%">padres y su particular ritmo de adaptación al nuevo hijo. En este sentido podemos señalar algunas pautas que faciliten y ayuden en el proceso de integración familiar:
    - Cada niño tiene su ritmo propio de evolución, tanto física como psicomotriz, y las comparaciones hacen que aparezca la ansiedad en los padres y se fuerce el ritmo del menor, provocando lo contrario a lo que pretendemos. Un ejemplo común sería el siguiente: si el niño tiene un peso por debajo de los percentiles, la tendencia de la madre puede ser estar demasiado pendiente de su alimentación, actitud que el niño detecta y hacia la que se resiste, provocando un rechazo a la comida o a determinadas comidas. Si se respeta el ritmo que él necesita y no el que los padres necesitan, generalmente por su ansiedad, pronto regulará sus hábitos.
    - Es importante dosificar los estímulos que han de recibir. Habitualmente, los más pequeños se han movido en un entorno muy reducido. Para ellos todo es nuevo: determinados sonidos, grandes espacios, olores, movimientos, hasta el contacto corporal con los que le rodean, mucho más habitual del que han tenido hasta el momento; por eso es tan importante que el niño vaya reconociendo a sus padres y su casa como su nuevo entorno. Más adelante y poco a poco entrará en juego el resto del círculo familiar y social, ya que en un principio demasiadas caras nuevas a la vez pueden confundir y asustar al niño. Un exceso de estímulos, para los que no está preparado, puede provocar tanto sobreexcitación como inhibiciones frente a lo que se le ofrece.
    - Los límites que debemos establecer en los niños hasta 2 años, van ligados fundamentalmente a los hábitos de alimentación, sueño e higiene, y al "sí y no" en relación a sus primeros comportamientos.
    Es fundamental que la pareja se
    </TD></TR></TBODY></TABLE>
    -----------------------------------

    <TABLE id=Autonumber2 style="WIDTH: 100%; BORDER-COLLAPSE: collapse; mso-padding-alt: 3.75pt 3.75pt 3.75pt 3.75pt" cellSpacing=5 cellPadding=5 width=700 ="MsonormalTable"><TBODY><TR style="mso-yfti-irow: 0; mso-yfti-lastrow: yes"><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">ponga también límites preservando sus espacios.
    Para que el niño crezca sano, desde el punto de vista psíquico, ha de percibir a sus padres como pareja y también ha de saber que hay un espacio que para él está vetado, donde no entran los hijos. Esto se facilita si desde el primer momento se acostumbra a dormir en su cuarto, incluso cuando pueda empezar con trastornos del sueño o miedos (que hay que calmar atendiendo al niño pero sin invadir el espacio de la pareja).
    - Los padres no deben de asustarse de sus sentimientos: es humano sentir en un principio a su hijo como un extraño en algunos momentos. Pueden sentirse excluidos de la relación entre el otro miembro de la pareja y el niño. En estos casos es importante la comunicación entre la pareja para asumir estos sentimientos como parte del proceso de integración familiar.
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="32%">- En el caso de las adopciones monoparentales, hay que cuidar que la relación con el hijo no descuide otras posibilidades de relación que hasta el momento han sido valiosas y que igualmente pueden serlo para el niño. Así, el niño entenderá que hay otras personas y otros intereses en la vida de su madre o de su padre, facilitándole el no caer en la fantasía de ser el único, que puede más adelante provocarle problemas en sus relaciones.
    - Los factores de origen, tanto culturales como raciales del menor, sólo son importantes en su desarrollo en la medida de cómo sean aceptados en el entorno directo que le recibe. Con unos padres y un círculo cercano familiar y social que acepte el hecho diferencial de cada persona, el niño crecerá con una perspectiva amplia y flexible de aceptación de lo individual propio y ajeno, más allá de las condiciones más manifiestas ligadas a su procedencia

    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="3%">
    </TD><TD style="PADDING-RIGHT: 3.75pt; PADDING-LEFT: 3.75pt; PADDING-BOTTOM: 3.75pt; PADDING-TOP: 3.75pt" vAlign=top align=justify width="31%">biológica. Esto no evitará los malos encuentros con personajes o comentarios xenófobos, pero lo hará posicionarse frente a ellos con seguridad suficiente como para no sentirse invadido por estas cuestiones y no le supondrán más adelante ninguna traba en su desarrollo.
    - Debe quedar siempre abierta la posibilidad de recibir ayuda para orientarse cuando se sienta que alguna situación desborda o angustia más de lo normal. Es habitual que los temores propios de las circunstancias hagan que se dé más peso del necesario a cuestiones que no lo tienen y que simplemente con el solo hecho de consultar con un profesional se ordenen de nuevo las cosas.
    </TD></TR></TBODY></TABLE>
    ---------------------
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:38:36

  16. #16
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Sole:
    Escrito el: 23 - Octubre - 2006 a las 11:36

    Parte de un articulo orientado a niños de 3 a 5 años, la página esta al final, en Biblioteca, encontraran mucha información


    LOS NIÑOS DE ESTA EDAD NECESITAN:<?:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com
    ...saber que fueron deseados y queridos, y que<?XML:NAMESPACE PREFIX = O /><O:P></O:P>
    nada que hicieran o dejaran de hacer fue la razón<O:P></O:P>
    por la que fueron dados en adopción.<O:P></O:P>
    …saber que estaremos siempre con y para<O:P></O:P>
    ellos. A medida que vayan enfrentándose al significado<O:P></O:P>
    de la adopción, deben entender que le<O:P></O:P>
    pueden preguntar cualquier cosa a sus padres.<O:P></O:P>
    …saber que la adopción es para siempre. Entender<O:P></O:P>
    que no serán “des-adoptados” si no se<O:P></O:P>
    portan bien.<O:P></O:P>
    …saber que tienen dos familias. (Los detalles<O:P></O:P>
    los pueden conocer a posteriori). Mi hija se regocija<O:P></O:P>
    enumerando todos los miembros de su fa<O:P></O:P>
    milia, biológica y adoptiva, aunque sólo conoce<O:P></O:P>
    a unos cuantos.<O:P></O:P>
    …saber que la adopción no es ni un hecho vergonzoso<O:P></O:P>
    ni un secreto. Tan sólo es una de las<O:P></O:P>
    maneras en que se forma una familia.<O:P></O:P>
    …normalizar la adopción como una forma de<O:P></O:P>
    crear una familia. Aunque la mayoría de los<O:P></O:P>
    niños no son adoptados, la adopción es algo<O:P></O:P>
    que existe desde que se formaron las primeras<O:P></O:P>
    comunidades humanas. Los niños son notablemente<O:P></O:P>
    claros acerca de las relaciones, y aceptan<O:P></O:P>
    como normal lo que nosotros les presentamos<O:P></O:P>
    como normal.<O:P></O:P>
    …saber que sentimos respeto y compasión por<O:P></O:P>
    sus padres biológicos. Incluso si la información<O:P></O:P>
    que tenemos sobre sus padres biológicos no es<O:P></O:P>
    agradable, debemos transmitir el mensaje de<O:P></O:P>
    que lo hicieron lo mejor posible. Nuestros hijos<O:P></O:P>
    necesitan saber que nacieron de gente buena y<O:P></O:P>
    cariñosa.<O:P></O:P>
    …saber que entendemos su ambivalencia o su<O:P></O:P>
    tristeza acerca de ser adoptados. Los sentimientos<O:P></O:P>
    de tristeza no amenazan la cohesión<O:P></O:P>
    nuestra familia. Hablar acerca de ello sólo nos<O:P></O:P>
    une más.<O:P></O:P>
    …oír expresiones positivas acerca de la<O:P></O:P>
    adopción. No fueron “abandonados” ni “entregados”.<O:P></O:P>
    Sus padres biológicos lo organizaron<O:P></O:P>
    de forma que pudieran cuidar de ellos.<O:P></O:P>
    Cuando oímos los conceptos referentes a la<O:P></O:P>
    adopción expresados con negatividad, sea<O:P></O:P>
    por lo demás o incluso por nuestros propios<O:P></O:P>
    hijos, podemos buscar otras maneras de expresarlo<O:P></O:P>
    en términos positivos.<O:P></O:P>
    ...estar seguros de que siempre estamos dis<O:P></O:P>
    puestos a seguir hablando sobre la adop<O:P></O:P>
    ción, también a medida que crecen y sus preguntas<O:P></O:P>
    y sentimientos se hacen más complejos<O:P></O:P>
    y difíciles de expresar.<O:P></O:P>
    © 2003 Adoptive Families Magazine. All rights reserved.<O:P></O:P>
    Autora: Susan Saidman, madre por adopción de Sasha, de<O:P></O:P>
    10 años. Dirige un programa de adopción para Adoptions To<O:P></O:P>
    gether en Silver Spring, Maryland.<O:P></O:P>
    Traducido por Stefanie Milla para [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]<O:P></O:P>
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:40:10

  17. #17
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah
    Escrito el: 16 - Agosto - 2007 a las 09:44


    Relación parental:
    Padres adoptivos sí pueden desarrollar un apego seguro
    Pamela Elgueda

    Experta norteamericana Mary Dozier estuvo en Chile explicando su modelo de intervención temprana.


    PAMELA ELGUEDA

    El apego seguro no sólo se puede desarrollar con los hijos biológicos. La experta norteamericana Mary Dozier ha probado empíricamente que con los hijos adoptivos esto también es posible, en la medida en que el vínculo sea temprano y los padres logren sentir a esos niños como propios.

    Ella estuvo en Chile participando en el seminario internacional "Intervención temprana basada en el apego: facilitando vínculos seguros en bebés institucionalizados, familias adoptivas y de acogida", organizado por el Servicio Nacional de Menores (Sename), la Universidad del Desarrollo y la Fundación San José para la Adopción. Además de entregar su experiencia en el seminario, la especialista también trabajó con equipos del Sename y de la Universidad del Desarrollo.

    Desde hace quince años que la doctora Dozier y su equipo vienen desarrollando un modelo de intervención para padres adoptivos y sus hijos llamado "Attachment and Biobehavioral Catch Up".

    "Se ayuda a los padres a reinterpretar los requerimientos de sus hijos, que aunque manifiestan no necesitar a sus padres en realidad sí los necesitan", explica la doctora Dozier, profesora de desarrollo infantil y directora de investigación del Centro de Aprendizaje Temprano de la Universidad de Duke (Newark, Estados Unidos).

    El grupo intervenido son pequeños que han permanecido meses en una institución, esperando a ser adoptados, y que muestran fisiológicamente los efectos de no estar junto a una familia. Mary Dozier explica que se ha visto que estos niños tienen niveles de cortisol (la hormona del estrés) distintos a los de aquellos que están con sus padres.

    "Los niños tienen niveles de cortisol alto en la mañana y van bajando hacia la tarde. Los menores institucionalizados tienen un nivel parejo o irregular durante todo el día".

    De ahí que su relación con sus padres adoptivos no sea tan simple. "A los niños hay que proveerles un ambiente cómodo para que ellos puedan ir logrando el control de su comportamiento, emociones y fisiología", dice la doctora Dozier.

    El modelo promueve esto a través de diez sesiones de trabajo entre familias y niños que son grabadas y luego mostradas a los padres, para que puedan ver sus reacciones frente a distintos comportamientos de sus hijos.

    "La idea es que los padres puedan anticiparse a lo que sus hijos harán y no reaccionen automáticamente a una conducta agresiva del niño. Porque muchas veces ese patrón de respuesta automática no es el más adecuado".

    Quienes analizan junto a la familia los videos son otros padres adoptivos que lograron los niveles más altos de comprensión del método. "Ellos muestran a los padres cuando actuaron bien y refuerzan sus conductas positivas".

    La doctora Dozier concluye que el apego seguro se logra en la medida en que los padres logran involucrarse con el niño como si fuera biológico y no como un padre transitorio o temporal. "Lo ideal es que esos padres puedan vincularse lo antes posible con su hijo y que lo acojan".


    "Una relación nutritiva es que si el niño se golpeó, los padres lo abracen y consuelen. Una no nutritiva sería que lo dejen y le digan que no pasó nada".

    MARY DOZIER
    Centro de Aprendizaje Temprano, U. de Duke.

    Hoy en El Mercurio
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:41:13

  18. #18
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Toyita:
    Escrito el: 30 - Agosto - 2007 a las 13:49

    Jueves 30 de agosto de 2007

    Estudio:
    Acunar con el brazo derecho muestra estrés


    La mayoría de las madres arrulla a sus hijos sobre el izquierdo.


    Las madres que mecen y acunan a sus guaguas con el brazo derecho muestran síntomas de estrés extremo, asegura un estudio publicado ayer por "Journal of Child Psychology and Psychiatry".

    Según científicos de la Universidad de Durham, Reino Unido, aunque es normal el agobio de las madres tras el parto, el hecho de que arrullen a sus criaturas por el lado derecho es un signo clave de que esa tensión puede llevarlas a una depresión.

    Estudios anteriores han demostrado que la mayoría de las madres prefiere acunar a sus niños con su brazo izquierdo, sean o no diestras.

    Los investigadores observaron a 79 madres y a sus guaguas de, en promedio, siete meses.

    En sus propios hogares, se les pidió que los arrullaran y que completaran un cuestionario sobre su estado mental.

    Entre las que no mostraban síntomas de estrés o depresión, el 86% prefería mecer a sus niños con el brazo izquierdo. Por el contrario, entre las que acunaban al niño por el lado derecho, el 32% mostraba signos evidentes de tensión.

    Según los investigadores, muchas madres no se dan cuenta de que sufren estrés o no quieren admitirlo y la forma en que interactúan con sus guaguas es generalmente el mejor indicador de su estado mental.
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:41:42

  19. #19
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Toyita:
    Escrito el: 03 - Septiembre - 2007 a las 13:54


    <TABLE class=tableBorder style="TABLE-LAYOUT: fixed" cellSpacing=1 cellPadding=3 align=center><TBODY><TR class=msgOddTableRow><TD class=msgLineDevider vAlign=top height=150>Chicas aqui les mando otro bueno...



    Intuición de madre <TABLE cellSpacing=0 cellPadding=0 width=212 align=right><T><TBODY><TR><TD vAlign=top width=12 rowSpan=2></TD><TD width=200></TD></TR><TR><TD height=20>


    </TD></TR></T></TBODY></TABLE>
    Viviana Sosman, psicóloga de la Universidad Diego Portales, especialista en adolescentes.
    Hoy las futuras madres están muy ocupadas de encontrar información respecto de la maternidad; sin embargo, poner el acento sólo en el conocimiento teórico, las puede desconectar del proceso natural de irse conociendo mutuamente con el recién nacido. Es importante que la madre tenga confianza, pues poco a poco, mediante la espontaneidad e intuición, se irá entendiendo y comunicando con su bebé.

    Durante el embarazo y, en especial, hacia el final del mismo, la madre desarrolla una sensibilidad especial que dura hasta unas semanas después del parto. En este estado psicológico especial, las madres tienen una impresionante capacidad para identificarse con su bebé, en una forma que ninguna máquina puede imitar y ninguna enseñanza puede abarcar. Esto permite a la progenitora ponerse en el lugar del bebé, experimenta una particular empatía y se va conectando con las necesidades de la guagua; paso a paso va reconociendo lo que su hijo requiere (ser sostenido, dado vuelta, acostado, alzado, limpiado y alimentado).

    La intercomunicación entre la madre y su hijo o hija se mantiene en determinadas formas. El recién nacido capta los movimientos respiratorios de la madre, el sonido de los latidos de su corazón, la calidez de su aliento y su aroma particular. El niño hace suyo todo lo que proviene de la madre; su olor, su calor, el tono de su voz, etc., pues en esta época precoz de su vida no distingue su persona del "otro". La criatura depende del ambiente creado por la madre, el cual es fundamental para su posterior desarrollo.
    <TABLE cellPadding=5 width=200 align=right><T><TBODY><TR><TD align=middle ="#8d963f">Consultas</TD></TR><TR><TD ="#d0d0aa">Si deseas hacer alguna pregunta a nuestra psicóloga, envíanosla a través de ”Escríbenos”, ubicado en el costado izquierdo de la portada de Puntomujer.

    </TD></TR></T></TBODY></TABLE>
    Donald Winnicott, destacado pediatra y psicoanalista inglés planteaba que “el bebé es una panza unida a un tórax y tiene miembros flojos y, en particular, una cabeza floja”; todas estas partes las sujeta y une la madre, a través del vínculo con su hijo.

    El especialista habló de ciertas funciones básicas en el cuidado físico y atención psicológica del niño que son de vital importancia en el contacto inicial y que surgen en la mayoría de las madres con mucha naturalidad.

    Sostener (holding): El hecho de sostener al recién nacido de manera apropiada, representa un factor básico de cuidado. Mantener al bebé protegido de los acontecimientos impredecibles que pueden interrumpir la continuidad de su existencia implica cubrir todas sus necesidades, en especial las fisiológicas.

    Manejo (handling): Son todos los quehaceres que la madre va realizando que contribuyen al desarrollo del tono muscular y la coordinación motora del infante. Con ello se permite que el pequeño disfrute la experiencia de la función corporal y conozca su cuerpo como parte de su “propio ser” y establezca los límites de si mismo y del otro. Este proceso, que Winnicott denomina “personalización”, constituye la base de la identidad.

    De la dependencia absoluta que está presente en los primeros momentos, el bebé pasa a instancias de relativa dependencia y se encamina hacia la independencia, pero es una independencia que hasta su ser adulto presupondrá la necesidad de otros.

    El bebé necesita un medioambiente que facilite y acoja sus necesidades y demandas, dada su extrema dependencia. El amor que la madre entrega a su hijo es primordial. Cada deseo, cada emoción, cada sentimiento del niño llega a su madre; el niño recibe una respuesta y envía un nuevo tren de estímulos. De esta forma, la díada madre – hijo se baña en un mundo de intercomunicación y reciprocidad que le es propia y particular.




    <!-- End Member Post -->
    </TD></TR><TR class=msgOddTableRow><TD class=msgLineDevider style="BORDER-TOP-WIDTH: 0px"><!-- Start Signature --></TD></TR></TBODY></TABLE>
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:42:41

  20. #20
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah
    Escrito el: 12 - Enero - 2008 a las 22:01


    Crear lazos afectivos con niños – sobre todo mayores que un año - que han estado en un orfanato o en alguna situación difícil puede requerir paciencia y una dedicación especial por nuestra parte.

    Me encantan las historias de las familias que lo han hecho – a pesar de todas las dificultades – para luego contarnos lo muchísimo que quieren a sus hijos y estos a ellos. Han cogido unas lanas en crudo y han encontrado la forma de tejer una obra de arte, sacando lo mejor de sus hijos y lo mejor de si mismos.

    Muchas veces esto se hace sin ayuda profesional - a la fuerza, por voluntad propia, aprendiendo a ser más pacientes, haciéndose cada vez más sabio, trabajando muy duro, quizás durmiendo muy poco, en algunos casos esforzándose más de lo que uno pensaba posible, dándole al niño lo que parece necesitar en cada momento.

    Sin embargo, por lo que cuenta la trabajadora social clínica Deborah Gray en su libro “El Apego en la Adopción”, a veces las problemas son tan difíciles (y los padres tan hechos polvo) que hace falta pedir ayuda a un profesional.

    Según Gray estos factores indican que un niño necesita ver a un profesional:

    *Para el niño, su adopción es lo que más le define. Diría, por ejemplo, “No puedo hacer amigos porque soy adoptado.”

    *Demuestra los signos clásicos de problemas en un niño: esconde comida, no controle los esfínteres por la noche después de haber quitado bien el pañal, sufre insomnio, duerme demasiado durante más de dos semanas, le fascina el horror, tiene un miedo persistente para estar sólo o – (pasado los tres años) demuestra crueldad a los animales.

    *El niño tiene problemas de aprendizaje o el Síndrome de Déficit de Atención.

    *Tiene más de siete años y sigue dudando que la adopción es para siempre, aún después de haberle explicado todo muy bien.

    *Un adolescente está preocupado con el idea de independizarse de sus padres algún día y no parece tener muy claro su identidad.

    *No tienes la sensación de tener una buena y cariñosa relación con el niño. El o ella demuestra no haber desarrollado un buen sentido del bien y del mal, y no parece importarle agradarte.

    *Demuestra una rabia que parece salir de la nada y que no parece corresponder a las circunstancias.

    *Tiene una historia de abusos físicos, abusos sexuales o de una privación extrema. Incluso si no puede recordarlo, es importante pedir ayuda.
    Estos factores tienden a causar unas perspectivas distorsionadas.

    *El niño ha sido testigo a violencia, sobre todo violencia letal.

    *Tiene enfermedades mentales en el historial familiar.

    *Estuvo expuesto a alcohol y drogas durante el embarazo.

    Gray también recomienda que busquemos ayuda si un niño más mayor de los nueve años no puede hablar de su adopción demostrando tanto felicidad como tristeza. Esto todavía estoy intentando “procesar” o “digerir” o lo que sea. Lo pongo para no dejar fuera ninguna de sus sugerencias .
    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:47:39

  21. #21
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah
    Escrito el: 12 - Enero - 2008 a las 22:01

    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]



    [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]Hoy empezamos con otra historia – que sale en el libro “[Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]”, por Deborah D. Gray.


    Nos cuenta el caso de Mai Yin, una niña china que fue encontrado en el metro a los 3 meses de edad y que tuvo la buena fortuna de estar con una familia de acogida que la quería muchísimo. Gracias a una madre de acogida pendiente y cariñosa, llegó a desarrollar una relación de apego bueno y normal con ella.


    Cuando la niña tenía 14 meses llegó el momento de su adopción y la familia de acogida tuvo que traerle al orfanato. Mientras dos oficiales supervisaron el intercambio, la familia de acogida entregaron a la niña a los trabajadores del centro y ellos le dieron a la madre adoptiva, Mary. La niña empezó a gritar y darle a Mary en la cara. Los llantos seguían el día siguiente. Cuando la niña no estaba protestando fue como un zombie. Esto le preocupó a Mary tanto como los llantos.


    Parece que Mary ya tenía un buen conocimiento sobre el apego, y los métodos para transferir los lazos de una persona a otra de la mejor manera posible. En seguida hizo un plan. A través de los interpretes de su agencia, pidió cita con la familia de acogida explicando que tenía un regalo para ellos. De allí pudo explicar la necesidad urgente de conseguir la ayuda de la madre de acogida.


    Cuando llego la madre de acogida la niña ya estaba hecho polvo y al principio se veía que estaba enfadada con ella, pero después de una horas se calmó. Durante los próximos dos día, la madre de acogida hizo visitas, trayendo objetos de la niña y enseñándole a Mary como le había cuidado.


    De allí, Mary conseguió poco a poco, jugar con su hija. Pronto no protestaba a la hora de despedir a la madre de acogida. Para darle de comer, Mary utilizaba los mismos utensilios y ropas que le había dejado la madre de acogida. Se preocupó por cogerse en brazos a la niña de la misma forma en que lo habían hecho antes. La niña empezó a abrirse a Mary y cuando salieron de China una semana después, las dos ya iban en muy buen camino.


    Ya sé lo que estáis pensando: “Esto no tiene nada que ver con nuestra experiencia, que no fue posible conocer a nadie que cuidadaba a nuestro/a hijo/a antes de conocernos y no hay forma de saber si llegó a formar una relación de apego...”


    Lo que me gusta de la historia no es que representa la norma, sino que describe como debe ser la entrega de nuestros hijos. Pienso que es bueno hacer que esperamos más del sistema – que exigimos más, por lo mejor de nuestros hijos.


    También habrán entre vosotros los que preguntaís ¿Y que pasa si en vez de familia de acogida nuestro hijo estuvo en un orfanato sin posibilidad de “apegarse” a nadie?


    De esto hablaremos más adelante – en Apego IV.


    Por el momento, vamos a ver una lista de comportamientos que demuestran que un niño ha formado una relación de apego (bueno o malo) antes de conocernos. Otra vez, viene del libro “[Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]”:


    “Niños que han estado con un cuidador con quién tuvieron una relación de apego – incluso inseguro – demuestran las siguientes reacciones cuando les cambiamos de situación:


    *Es posible que intentan darles a sus nuevos padres en la cara, hacen un arco con su cuerpo cuando les cogemos en brazos, o sólo nos miren en los ojos mientras gritan.


    *Parecen estar buscando a alguién especial que han perdido.


    *Es posible que regresan en su desarrollo, perdiendo lo que habían alcanzado en la última etapa. Posiblemente tienen una mirada desorientada o confusa – que parece que no tienen personalidad.


    *Pueden dormir demasiado o demasiado poco.


    *Pierden su capacidad de hacer previsiones sobre su ambiente, algo necesario para desarrollar pensamiento lógico y causa/efecto. En el nuevo ambiente, no saben como hacer que sus padres saben lo que necesitan.


    *Muchos se ponen enfermos al hacer el cambio – algo que da a los nuevos padres una oportunidad para probar que le van a cuidar.


    *Se deprimen, yendo de una actividad a otra con on comportamiento irritado.


    *Comen demasiado o no quieren comer.


    *Tienen una expresión desesperada. No se pueden calmar."

    Realmente estos comportamientos son señales positivos porque ya sabemos que un niño que nos llega con una buena situación de apego habrá hecho un trabajo importante en su desarrollo y nuestro labor consiste en transferir ese apego desde su antigua cuidadora a nosotros.


    Para hacer que este labor sea lo más rápido y eficaz posible, [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]nos da los siguientes consejos:


    1. Si todavía utiliza biberón, mírale en los ojos mientras come.

    2. Establecer un horario para que el niño sepa que es lo que va a pasar en cada momento.

    3. Utiliza el contacto piel a piel.

    4. Báñate con el niño (se puede llevar bañador).

    5. Mécele.

    6. Baila con él.

    7. Cántale y háblale, dándole oportunidades para responder.

    8. Limitar las salidas de casa durante un tiempo.

    9. Dále de comer cada vez que tiene hambre - tiene que saber que vas a darle todo lo que necesita.

    10. Si es pasivo y no responde, ház lo posible para que te preste atención. Dále mas tiempo de lo normal para mostrar algún tipo de respuesta.

    11. Quédate con el niño cuando está llorando y gritando. No le dejes sólo mucho tiempo porque necesita un adulto para sentir que no está fuera de control ní solo.

    12. Limitar tiempo con otros cuidadores. Si es absolutamente necesario, intenta conseguir que alguién te echa una mano en casa. Incluso las necesidades educativas no se deben considerar más importante que el labor de crear una relación de apego con el niño antes de cualquier otra actividad.

    13. Acariciar las palmas de las manos y los suelos de los piés mientras le coges en brazos - es un gesto cariñoso muy eficaz para despertar el apego en los niños.

    14. Ir insistiendo cada vez más en que te mire en los ojos, y aeguráte que en la mayoria de las veces después viene algo agradable como una sonrisa, un juego, un abrazo.

    15. Haz fotos del niño con sus padres durante los buenos momentos. Haz un albúm. Ampliar algunas para poner en la pared.

    16. Cuando está cerca de tí, acaricia las mejillas de vez en cuando. Es otro gesto cariñoso que ayuda a desarrollar el apego.

    17. Coger este niño en brazos todo lo que puedes.

    18. Recordarle una y otra vez que los padres siempre vuelven - es importante sobre todo para niños mayores que están en esta fase.


    La transferencia del apego de un cuidador especial y querido a unos nuevos padres es algo que yo, como madre, he clasificado como un "problema leve" - que igual ni debo utilizar la palabra "problema". Mejor dicho es una "situación en la que podemos actuar de una forma especial para obtener buenos resultados más rápidos".


    Es posible que muchos de vosotros ya han superado la tranferencia del apego sin problemas. Sin embargo en algunos casos es realmente traumático para unos padres que sólo quieren entablar buenas relaciones cuanto antes con su nuevos hijos, y no consiguen hacerlo durante un buen tiempo. Entenderlo y tener algunas pautas para seguir puede servir de gran ayuda en esos casos.


    En el próximo artículo hablaremos de lo que pasa cuando un niño llego con problemas de apego de verdad - porque formo un apego no adecuado o porque realmente no tuvo la oportunidad para "apegarse" a nadie, en un orfanato, por ejemplo.


    Pero cuando digo "problemas" no quiero dar una visión negativa de la situación. Lo que me gusta del libro de Deborah Gray es que nos enseña que formar apego en cualquier situación es un arte y que todos podemos aprenderlo - incluso en los casos más dificiles - si estamos dispuestos. Así que aunque los proximos tipos de casos que veremos van a requerir quizás más esfuerzo y paciencia por nuestra parte, habrán soluciones.



    La Autora [Sólo los usuarios resgitrados pueden ver los enlaces. ]es trabajadora social especializada en apego. Es altamente cualificado para trabajar con niños con riesgos de problemas de apego y tiene más de 10,000 horas de experiencia trabajando con familias hechas por adopción.
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:48:41

  22. #22
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    Déborah
    Escrito el: 12 - Enero - 2008 a las 22:02

    Hay quien quiere que el gobierno nos ofrece un servicio o seguimiento post-adoptivo que, según Amparo Valcarce, Secretaria de Estado de Servicios Sociales debe prolongarse "como mínimo", durante los dos primeros años " después de adoptar. (Ver Más Prensa sobre Adopción)

    Antes yo hubiera visto esto como una intrusión más en nuestra vida - ¡después de todo lo que habíamos pasado durante el proceso de adopción! Pero he cambiado de opinión.


    Ahora entiendo que los dos primeros años no sólo son claves para la adaptación sino que es entonces cuando un especialista en desarrollo infantil podría detectar factores que fácilamente van desapercibidos y podrían afectar el proceso de desarrollo emocional de nuestros hijos - y como siempre "mas vale prevenir que curar".

    Seguimiento post-adoptivo o no, viene bien a todos los padres (no sólo a nosotros) saber algo sobre desarrollo emocional. Así que quiero ofreceros una pequeña visita guiada con Deborah D. Gray. Es la autora de "El Apego en la Adopción – Herramientas Prácticas para Padres de Hoy".

    El objetivo es mirar este terreno desde el cielo para ver cómo funciona: la formación de los primeros vínculos (que es como un gancho que se crea durante los primeros seis meses de vida) la formación del apego (los lazos que colgamos del gancho y que unen padre e hijo) y todo el desarrollo que se construye sobre esta base.

    Según Gray, si el niño ha faltado importantes objetivos durante su desarrollo - si no ha conseguido completar una etapa de su desarrollo emocional (por ejemplo que no creó vínculos, o nunca conseguió una relación de apego con nadie etc.) entonces esto puede afectar lo que viene después.

    Así que lo que tenemos aquí es una esquema de lo que los investigadores han visto como desarrollo emocional normal duranto los primeros 19 años de vida. Luego en otro escrito, me gustaría compartir con vosotros las listas de objetivos para cada etapa para que podeís ir haciendo un idea de lo que tu hijo debe de estar alcanzando o debe de haber alcanzado.

    Recuerdo que esta información viene del libro "El Apego en la Adopción"

    Fase I – 0 a 6 meses
    ¡Bienvenido, precioso! O ¡Aquí no hay sitio para mí!


    El niño empieza a desarrollar respuestas a un mundo seguro o a un mundo hóstil.

    Lo ideal es que el niño aprende que alguien responde a sus necesidades, que el mundo es un lugar seguro, que los padres ofrecen cariño, sonrisas y amor. Aquí es dónde construyen esos vínculos tan importantes (ver Los Secretos del Éxito). Hay toda una serie de comportamientos que podemos mirar para saber si esto ha ocurrido en el caso de nuesto hijo. Los veremos más adelante en “Apego III”


    Fase II – Desde entre 6 a 9 mesas hasta entre 16 a 20 meses
    El Sol de mi Vida


    Si no hay obstáculos durante la primera fase, el niño entra en la etapa de apego exclusivo – cuando la madre y/o el padre es el centro de su vida y no quiere a nadie más. Se siente seguro y cómodo con sus padres y depende de ellos para sentirse mejor cuando no se encuentra bien.

    Dicen que este “apego”, ese lazo que construyen durante esta etapa, servirá de basa para futuras relaciones con los demás, y que el estilo de apego (seguro, inseguro etc.) que desarrolla aquí podria reproducirse incluso en las relaciones que forma como adulto.
    Otra cosa que dice es que si el niño consigue "apegarse" a una persona durante esta etapa - es decir que llega a confiar en una persona de forma exclusiva - podrá trasladar el lazo a otra persona. Los problemas ocurren cuando no consiguen "apegarse" a nadie. Entonces los padres nuevos tendrán que estar especialmente pendientes de ciertas tareas para cultivar los lazos.

    Fase III Desde 18 meses hasta 30 meses
    ¡...a mi manera!


    Es la edad del “no” cuando el niño empieza a desarrollar su autonomía:

    *Quieren conocer su identitad básica – nombre, edad, sexo...
    *Necesitan normas y les gustan las actividades que se repitan una y otra vez.
    *Empiezan a controlar su mundo a través del lenguaje.
    *Les encanta recitar los nombres de toda la familia.
    *Saben que algunas acciones siguen otras – por ejemplo cuando papá o mamá coge el maletín, se va a trabajar.

    Fase IV – Desde los 2 ½ a 3 años hasta los 3 ½ y 4 años
    Maestros del Universo


    Ahora los amiguitos empiezan a ser importantes. El niño que tiene un desarrollo emocional normal cree que cuando la gente le conozca, le van a gustar. Es decir que en esta fase, si todo va bien, no hay complejos.

    Fase V – Desde los 3 ½ años hasta los 6 o 7 años
    El Niño Mágico, el Gran Idealista


    Siguen explorando el mundo, desarrollando su género, identidad, curiosidad e imaginación. Tienen mucho interés en el otro género (igual las niñas querrán casarse con su padre y los niños con su madre) y, si los padres están solteros es posible que demuestran demasiado interés por ello.

    Dicen que son dogmáticos y mandonas durante esta etapa. Quieren estar con amigos. Son imaginativos. Viven dentro de sus fantasías; quieren disfrazarse; es posible que insisten en que les llames por otro nombre. Les gusta hacer colecciones de cosas. Quieren aprender.

    Fase VI - Desde 6 o 7 años hasta 11 o 12 años
    Entrando en el grupo y encontrando mi sitio


    Ahora quieren ser como su grupo de iguales. Quieren forma parte de grupos de amigos, de clubes, de su clase. Ahora empiezan a darse cuenta de factores sociales como estatus, privilegio, estigma, dolor, debilidad y exploitación. No sólo siguen formando su propia identidad sino que empiezan a estar conscientes de la identidad de los demás.

    Se dan cuenta de muchas cosas ahora, pero todavía no se sienten capaces para hablar de estas cosas con sus amigos prefieren “procesar” información e ideas difíciles con la ayuda de un adulto de confianza.

    Les es importante ser competente y poder hacer muchas cosas. Les interesa conocer datos interesantes.

    Las niñas entran en una fase de intentar ser como otras chicas, imitarles, para poder formar parte de una pandialla.

    Se dan cuenta de que los padres no son perfectos.

    Fase VII – Desde los 12 o 13 años hasta los 19 años
    Conocerme a mí misma, Compartirme con otros


    Dice Gray, “Los adolescentes tienen la tarea de aprender quienes son. Esto incluye conocimientos sobre si son competentes o no, su sexualidad y el grado de aceptación que tienen de su grupo de iguales. La necesidad para ser incluido y la necesitdad de compartirse con otros en un grupo de iguales es una de las tareas más importantes de la adolescencia (Erikson, 1968). Los adolescentes necesitan un apoyo emocional tremendo para poder hacer esas tareas. A la misma vez, necesitan tiempo para estar con sus amigos. Siguen aprendiendo durante toda la adolescencia a compartir sus sentimientos de una forma cada vez más autentico y seguro.”

    Pues ya está. Luego veremos más sobre los vínculos y el apego y como pueden afectar el desarrollo emocional global a largo plazo - por bien y por mal.
    Última edición por Brujita fecha: 08/05/08 a las 14:49:03

  23. #23
    Fecha de Ingreso
    ago 2004
    Ubicación
    Santiago
    Mensajes
    3.285
    Gracias
    76
    67 agradecimientos en 53 posts.

    Predeterminado Re: El apego, y etapas del desarrollo

    lo subo
    Cariños!

Thread Information

Users Browsing this Thread

There are currently 1 users browsing this thread. (0 members and 1 guests)

Temas Similares

  1. Consulta sobre desarrollo embrionario
    By trufain in forum Definiciones y temas transversales
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 22/01/13, 21:58:37
  2. Estadísticas de apego según institución
    By Sabina in forum Adopción
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 04/05/08, 20:28:58

Normas de Publicación

  • no puedes publicar nuevos hilos
  • no puedes responder mensajes
  • no puedes adjuntar mensajes
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
  • BB code is habilitado
  • Las caritas están habilitado
  • Código [IMG] está habilitado
  • [VIDEO] code is habilitado
  • Código HTML está deshabilitado